¿Quiénes fueron los moros?

¿Está mal usar la palabra "moro"? ¿Es despectivo? Si el uso de esta palabra te sigue pareciendo confuso (a pesar de su amplio uso en el arte, la literatura y la jerga común), hay una explicación.

Por Erin Blakemore
Ira Aldridge, representado aquí en el papel principal de Otelo, fue el primer hombre negro que ...

La obra de Shakespeare Otelo presenta a un general moro del ejército veneciano. El actor afroamericano del siglo XIX Ira Aldridge, representado aquí en el papel principal, fue el primer hombre negro que apareció en una representación de Shakespeare en Gran Bretaña.

Fotografía de Hi-Story, Alamy

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española contempla hasta 12 entradas diferentes para la palabra "moro". Entre las acepciones merece la pena destacar que la palabra se usa como adjetivo para referirse a todo aquel que profesa la religión islámica, pero también lo perteneciente o relativo al África septentrional que es frontera con España. Y aún podemos agudizar más el foco y llegar a la que quizás sea la definición más interesante y reveladora sobre el origen del vocablo: "moro" también es válido para referirse a a las personas musulmanas que habitaron España desde el siglo VIII hasta el XV. "Moro" es también una etiqueta válida para referirse a un vino que no está aguado e incluso una forma de describir a un caballo de pelo negro.

¿Es despectivo usar la palabra "moro"?

Si el término "moro" te resulta familiar pero confuso, hay una razón: aunque la palabra se encuentra en toda la literatura, el arte y los libros de historia, en realidad no describe una etnia o raza específica. En su lugar, el concepto de moros se ha utilizado para describir alternativamente el reinado de los musulmanes en España, los europeos de ascendencia africana y otros durante siglos.

Si ampliamos la búsqueda etimológica a al buscador urgente de dudas de la Fundéu (perteneciente a la RAE), observamos que "moro suena despectivo en español de España y puede cambiarse por marroquí argelino, tunecino… según el caso, o por magrebí". Es necesario especificar que, según la Fundéu, "moro" suele usarse para referirse a los habitantes del Gran Magreb, es decir, Libia, Túnez, Argelia, Marruecos, Sáhara Occidental y Mauritania. Viene derivado de la palabra latina "Maurus", el término se utilizaba originalmente para describir a los bereberes y otros pueblos de la antigua provincia romana de Mauretania, en lo que hoy es el norte de África. Con el tiempo, se aplicó cada vez más a los musulmanes que vivían en Europa. A partir del Renacimiento, "moro" y "moro negro" también se utilizaron para describir a cualquier persona de piel oscura.

En el año 711, un grupo de musulmanes norteafricanos dirigidos por el general bereber Tariq ibn-Ziyad conquistó la Península Ibérica (la actual España y Portugal). Conocido como al-Andalus, el territorio se convirtió en un próspero centro cultural y económico donde florecieron la educación y las artes y las ciencias mucho más abierto e integrador que los reinos cristianos de la Edad Media.

(Relacionada: Granada: ¿Es la ciudad de los sultanes la maravilla más desconocida del siglo XXI?)

Con el tiempo, la fuerza del estado musulmán disminuyó y se fue dividiendo en reinos menores, lo que facilitó el avance para los cristianos, que se resentían del dominio musulmán. Durante siglos, los grupos cristianos desafiaron el dominio territorial musulmán en al-Andalus y ampliaron lentamente su territorio. Esto culminó en 1492, cuando Isabel I y Fernando V de Castilla ganaron, los Reyes Católicos la Guerra de Granada y completaron la conquista de la península ibérica por parte de los reinos cristianos. Con esa victoria se ponía fin al control político de los moros en la Península.

La Alhambra, palacio y fortaleza árabe en Granada (España), fue descrita por los poetas como una "perla engastada en esmeraldas".

Fotografía de Joe Scherschel, Nat Geo Image Collection

Para entonces, la idea de los moros se había extendido por toda Europa Occidental. "Moro" pasó a significar cualquiera que fuera musulmán o tuviera la piel oscura; ocasionalmente, los europeos distinguían entre "moros negros" y "moros blancos".

Una de las menciones más famosas a los moros se encuentra en la obra de Shakespeare La tragedia de Otelo, el moro de Venecia. Su personaje principal es un moro que sirve como general en el ejército veneciano (en la época de Shakespeare, la ciudad portuaria de Venecia era étnicamente diversa, y los moros representaban un creciente intercambio entre Europa, Oriente Medio, Asia y África). A pesar de su destreza militar, Otelo también es retratado como exótico, hiper sexual y poco digno de confianza ("un moro lascivo" que se casa en secreto con una mujer blanca), lo que refleja los estereotipos históricos de los negros.

Más recientemente, el término ha sido cooptado por el movimiento de ciudadanos soberanos en Estados Unidos. Los miembros de los grupos de ciudadanos soberanos moros afirman que descienden de los moros que precedieron a los colonos blancos en Norteamérica, y que forman parte de una nación soberana y no están sujetos a las leyes de Estados Unidos. Es una prueba del continuo atractivo de "moro" como designación étnica aparentemente legítima, aunque su significado nunca ha estado claro.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Historia
Ramadán: ¿Qué es, cuándo se celebra y por qué es tan importante?
Historia
¿Qué pasa si no hay un ganador el día de las elecciones en Estados Unidos?
Historia
Cómo Fred Korematsu desafió el encarcelamiento de japoneses en EE.UU. tras Pearl Harbour
Historia
La compleja historia del aborto en Estados Unidos
Historia
¿Por qué la Pascua se celebra en EE.UU. con conejos y búsqueda de huevos?

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved