La educación revitaliza las plantaciones de café de Zimbabue

Nespresso apoya a los caficultores para cultivar mejores granos y generar cambios en sus comunidades.

Por Karen Carmichael
Los agrónomos dan clases prácticas in situ en parcelas de demostración, donde los alumnos pueden ver ...

Los agrónomos dan clases prácticas in situ en parcelas de demostración, donde los alumnos pueden ver directamente el efecto de la adopción de las mejores prácticas.

Fotografía de Rena Effendi

Llevar el café del grano a la taza es un proceso complejo. Se necesitan abundantes conocimientos para cultivar, cosechar, procesar y tostar esos granos. En Zimbabue, la sequía y la crisis económica estuvieron a punto de acabar con la industria del café, así como con gran parte de esos conocimientos esenciales. El agrónomo Tafadzwa Nyakuchena trabaja con el Programa AAA Sustainable Quality™ de Nespresso para ayudar a los agricultores a recuperar ese conocimiento y beneficiarse de métodos actualizados para producir granos excepcionales y revivir la industria cafetera del país.

«Zimbabue posee el clima ideal y buenos suelos para el cultivo de café», dice Tafadzwa. «Las temperaturas frescas, las altas precipitaciones y los valles exuberantes de las Tierras Altas Orientales aportan un entorno fértil para el cultivo». Ha trabajado con el Programa AAA Sustainable Quality™ de Nespresso desde 2018 dentro de la Academia AAA de Nespresso, una asociación estratégica apoyada por Nespresso y TechnoServe, una organización internacional sin ánimo de lucro que tiene el objetivo de combatir la pobreza en los países en vías de desarrollo. La academia ofrece formación y asistencia agronómica a caficultores de Zimbabue con el objetivo de revitalizar el auge del sector cafetero del país y mejorar los medios de vida de los residentes.

Tafadzwa, que comparte su experiencia técnica en agronomía y procesamiento del café con los agricultores, también los ayuda a producir los granos de mejor calidad, lo que a su vez les permite poner un precio más alto y ayuda a las comunidades locales.  Tafadzwa les ha ofrecido el apoyo que necesitaban en varios aspectos: Preparar los hoyos para las plantaciones, dar con la proporción adecuada de sombra para los cafetos, podar las ramas indeseadas e inspeccionar posibles plagas o enfermedades. Los caficultores también están utilizando métodos de gestión de plagas naturales y biológicos, analizando cuidadosamente la tierra para detectar deficiencias nutricionales y aplicando la higiene sobre la cosecha al eliminar las cerezas antiguas y secas de los cafetos. 

La formación en plantación, poda y cosecha de la academia la imparten agrónomos AAA y formadores caficultores como Tafadzwa Nyakuchena. Además de ofrecer formación a los agricultores, Tafadzwa también los asesora in situ en visitas de puerta a puerta en las comunidades para fomentar el uso de las mejores prácticas recomendadas.

Fotografía de Rena Effendi

Durante veinte años, las plantaciones de café de Zimbabue han pasado dificultades para conservar su viabilidad. Ahora, gracias en parte a la divulgación de Nespresso y la academia, este cultivo parece estar resurgiendo. Cada vez más agricultores participan en los módulos de formación de la academia y se disponen a plantar café durante todas las estaciones. Los jóvenes, especialmente, ahora ven que su futuro puede estar en este tipo de cosecha. El trabajo de Tafadwa ha motivado a un grupo de jóvenes a establecer un vivero de café utilizando sus propios recursos. «Nunca pensé que me convertiría en caficultor, porque aún recuerdo aquellos tiempos en los que mis padres no conseguían nada por mucho que se esforzaban con el café», dice Fanuel Munyuki, uno de estos jóvenes. «Pero ahora es diferente».

Pese a las complejidades de la plantación de café, es un cultivo que posee un gran atractivo para los agricultores de Zimbabue. Durante los dos años en los que el Programa AAA ha estado operativo en la zona, el aumento de las ganancias derivadas del café ha beneficiado a toda la comunidad: Hay más niños que van al colegio, las personas tienen acceso a mejores servicios sanitarios y hay una inversión conjunta en un equipamiento agrícola más eficiente. En el distrito de Mutasa, el futuro promete ser brillante, ya que muchos de los que asisten a las sesiones de formación AAA se suelen quedar para tratar otras oportunidades de desarrollo económico, como puestos de trabajo disponibles en las fincas de café que se amplían o acaban de fundarse.

MÁS INFORMACIÓN

Seguir leyendo