Medio Ambiente

10 datos curiosos sobre la Tierra que quizá no sepas

Hongos gigantes, polos que se invierten y aparentes cascadas submarinas: nuestro planeta es mucho más raro de lo que te imaginas.Thursday, December 7, 2017

Por Nadia Drake
El Deep Space Climate Observatory de la NASA sacó esta increíble fotografía de nuestro planeta natal desde su punto de vista a casi 1,6 millones de kilómetros.

No cabe duda de que el planeta Tierra es impresionante. Eso es aún más cierto para los pocos humanos afortunados que lo han visto desde el espacio con sus propios ojos.

«Solemos vernos como seres humanos extraños y diminutos en un planeta enorme y poderoso, y en consecuencia pensamos que somos claramente irrelevantes para cualquier cosa que pueda afectar al planeta a escala planetaria», afirma la exastronauta de la NASA Kathryn Sullivan, que en 1984 se convirtió en la primera mujer estadounidense en dar un paseo espacial. «En cierto modo, es verdad. Pero si das un paso atrás y ves el planeta como un todo, ves lo interconectados y entrelazados que realmente están todos los sistemas».

Pese a toda su magnificencia y su majestuosidad, la Tierra también es un poco extraña. Además del hecho de ser el único planeta conocido (por ahora) que alberga vida, tiene un montón de peculiaridades, desde las rarezas geofísicas a los curiosos paisajes que adornan su superficie, pasando por los organismos que la habitan. Cuanto más conocemos las peculiaridades de la Tierra, más apreciamos y valoramos sus numerosas maravillas, empezando por el aire que respiramos.

«Contemplas la Tierra y ves ese océano enorme y majestuoso, [la atmósfera] se parece mucho más a la pelusa de una pelota de tenis que a algo gigantesco», afirma Sullivan. «Es como la superficie de una pompa de jabón, esa pequeña membrana que envuelve este trozo de roca y es la razón por la que pueden vivir criaturas como nosotros».

Estos son algunos de los datos más peculiares sobre esta bola de agua y roca envuelta en gas: nuestro hogar.

Los polos magnéticos se invierten

Todos sabemos que el norte está en algún punto por encima de Alaska y el sur está cerca del medio de la Antártida. Esto siempre será así para los polos geográficos del planeta, pero solo es así de forma intermitente para los polos magnéticos. En los últimos 20 millones de años, los polos magnéticos se han invertido cada 100.000 años aproximadamente, lo que significa que si tuvieras una brújula y retrocedieras a hace 800.000 años, te diría que el norte está en la Antártida.

Aunque los científicos están bastante seguros de que el agitado núcleo de hierro fundido genera estas acrobacias polares, no está del todo claro qué provoca la inversión. El proceso es gradual y ocurre a lo largo de milenios. Por ahora, el polo norte magnético de la Tierra progresa hacia el norte a aproximadamente 64 kilómetros al año. Y dado que la última inversión de los polos tuvo lugar hace 780.000 años, aún quedan unos miles de años para la siguiente.

Tiene un satélite de dimensiones gigantescas

La noche del domingo muchos pudimos ver la superluna más brillante del año, pero, independientemente de lo enorme que nos pareciera nuestro satélite en el cielo esa noche, siempre figura en el ránking de los satélites más grandes del sistema solar. En relación a la Tierra, la Luna es enorme: tiene un cuarto de la anchura de nuestro planeta.

El único dúo celestial que supera al equipo de la Tierra y la Luna en este aspecto es Plutón y su luna más grande, Caronte, que más bien forman un sistema binario —un par de objetos que giran el uno alrededor del otro— y no una pareja normal de planeta y satélite. Y menos mal que la Luna es tan grande y está tan cerca. Si fuera más pequeña o estuviera más alejada, nunca veríamos eclipses solares totales.

Relacionado: Esta animación nos muestra los extraordinarios detalles de Plutón y su luna, Caronte

La mayor migración de mamíferos es por el aire

Al oír la palabra migración quizá pienses que los que se llevan la palma son los 1,3 millones de ñus que viajan entre Kenia y Tanzania, pero no es así.

Cada año, millones de murciélagos —murciélagos de la fruta gigantes, para ser exactos— vuelan entre la República Democrática del Congo y el parque nacional de Kasanka, en Zambia. Se trata de la mayor migración de mamíferos del planeta, con más de 10 millones de quirópteros del tamaño de gatos, devoradores de mangos y que poseen la habilidad de la ecolocalización.

Galería relacionada:

ver galería

Alberga un hongo gigantesco

Si piensas en los seres vivos más grandes del planeta, probablemente tengas en mente ballenas azules, elefantes y árboles. Incluso podrías pensar en los arrecifes de coral, los conglomerados más grandes de seres vivos.

Sin embargo, el organismo individual más grande (conocido) que existe es un hongo Armillaria en Oregón. En 1992 se descubrió uno de estos hongos en Michigan, donde cubría casi 15 hectáreas. Sin embargo, más recientemente un equipo de investigadores que estudiaba las causas de la misteriosa muerte de árboles descubrió que el culpable era un hongo todavía más monstruoso: cubría al menos 8,9 kilómetros cuadrados y se estima que tenía miles de años de edad.

Aunque los hongos brotan del suelo, están conectados por una red tentacular subterránea de tejidos denominada micelio. Cabe la posibilidad de que las ramificaciones de los hongos no sean clones perfectos, pero aun así parece que el hongo gigante se lleva este premio en particular (y al parecer sabe muy bien con espaguetis).

Algunas zonas tienen un aspecto extraterrestre

La depresión de Afar, en Etiopía, es un paisaje extraño digno de todos los superlativos con los que la describen: la más caliente, la más seca, la más profunda y la más extraña. Aunque las aguas termales candentes, los gases venenosos, los lagos de lava crepitantes y los espejismos salados hacen que la depresión de Afar parezca uno de los lugares más inhóspitos del planeta, los seres vivos han encontrado una forma de sobrevivir en este hábitat. Los respiraderos hidrotermales multicolores albergan ecosistemas que los astrobiólogos estudian en la búsqueda de vida más allá de la Tierra.

Galería: Minas de sal en Etiopía

Una isla posee una «cascada submarina»

La costa suroeste de Mauricio parece disponerse al borde de una cascada sumergida. Pero este abismo y la posición precaria de la isla son solo una ilusión. Las corrientes oceánicas en espiral que transportan limo y arena crean este patrón amenazante, que se dispone sobre un lecho marino relativamente inofensivo. Es bastante espectacular cuando se ve desde arriba e incluso puede verse en imágenes de Google Earth.

Hay joyas ocultas bajo tus pies

Enterrados a una profundidad de 300 metros, los pilares de yeso en la Cueva de los Cristales de México son los mayores cristales naturales conocidos. Algunos de los pilares de la sofocante caverna miden más de 9 metros de alto. Podrías pensar que es difícil que la Tierra esconda un tesoro cristalino tan brillante, pero la cueva no se descubrió hasta el año 2000 cuando unos mineros atravesaron una de sus paredes por accidente.

Otro tesoro mágico subterráneo parecido es la cueva de Hang Son Doong, en Vietnam, —la más grande del mundo— que se mantuvo oculta hasta hace relativamente poco. La cueva, que se descubrió en 1991, posee un bosque lluvioso exuberante y es tan grande que en su interior cabría un avión 747.

«Nubes» vivas

En ocasiones, al anochecer, unas «nubes» oscuras y cambiantes aparecen a unos cuantos metros del suelo. A medida que giran y se transforman, estas nubes parecen estar vivas y, de hecho, lo están. Este fenómeno puede llegar a estar compuesto por cientos o miles de estorninos volando en tándem. Los científicos sospechan que la aves realizan este espectáculo hipnótico cuando buscan alimento o pretenden despistar a los depredadores. Sin embargo, todavía se desconoce cómo consiguen exactamente una sincronización acrobática tan exquisita cuando vuelan.

Más sobre aves: 50.000 pelícanos descienden en Israel para disfrutar de un festín de peces

Prados submarinos milenarios

¿Cuál es el más antiguo de todos? Se cree que la pradera más extensa del Mediterráneo, denominada Posidonia por el dios griego Poseidón, es también uno de los seres vivos más antiguos del planeta: recientes secuenciaciones genéticas revelaron que la extensa pradera de Posidonia en la costa de Formentera podría tener hasta 100.000 años.

Esto significa que antes de que nuestros ancestros humanos salieran de África, estos brotes de plantas marinas estaban echando raíces y comenzando un proceso de división celular y clonación que sobreviviría a lo largo de la propagación de la humanidad por el mundo. Una de las razones de que la Posidonia, de crecimiento lento, pueda vivir durante tanto tiempo es que tiene escasos competidores naturales o depredadores, a excepción de los seres humanos: el aumento demográfico y nuestra gestión deficiente de los hábitats naturales están provocando poco a poco la destrucción de los antiguos pastos.

Te puede interesar: Los bellos cambios de color del lago Xiechi, un lago salado de 500 millones de años

Un río «hirviendo»

Aunque se pensaba que era una leyenda, en realidad sí existe un río «hirviendo» oculto en las profundidades de la Amazonía peruana. Bueno, en realidad no está hirviendo, pero el río está a pocos grados de hacerlo y el agua está suficientemente caliente para transformar una selva tropical de otro mundo en un paraíso místico lleno de vapor.

Hace poco, el explorador de National Geographic Andrés Ruzo visitó este río y regresó con una explicación para su efervescencia: una actividad geotérmica extraordinaria que no está relacionada con los volcanes ni con la perforación petrolera.

Sigue aprendiendo: La arena de Marte podría estar hirviendo

Seguir leyendo