Medio Ambiente

El cambio climático podría obligar a migrar a 143 millones de personas

Un nuevo informe advierte que el cambio climático provocará más migraciones humanas que otros fenómenos. Pero podemos evitar las peores consecuencias.Wednesday, March 21

Por Laura Parker - National Geographic
La gente saca en barco los objetos más importantes de sus casas en una aldea afectada por una inundación en Gaibandha, Bangladesh, en agosto de 2017. En el país muchos residentes se encuentran en riesgo por el cambio climático en el futuro próximo.

El cambio climático transformará a más de 143 millones de personas en «migrantes del clima» que huirán de las malas cosechas, la escasez de agua y el aumento del nivel del mar, según concluye un nuevo informe del Banco Mundial.

La mayor parte de este cambio demográfico tendrá lugar en el África subsahariana, el sur de Asia y Latinoamérica, tres «puntos calientes» que representan al 55 por ciento de la población de los países en vías de desarrollo.

Esta hipótesis pesimista forma parte de un estudio revolucionario centrado en los efectos de la evolución lenta del clima, en contraposición a los fenómenos visiblemente drásticos como las inundaciones y las tormentas extremas. El informe, Groundswell: Prepararse para las migraciones internas provocadas por impactos climáticos, también desplaza el foco de la migración transfronteriza, que ha atraído la atención mundial a medida que refugiados y migrantes huyen de la guerra, la pobreza y la opresión, a la migración dentro del propio país, que involucra a muchos más millones de personas que buscan lugares viables donde vivir. Los 143 millones representan al 2,8 por ciento de la población de las tres regiones.

El aumento del nivel del mar ya está obligando a migrar a los habitantes de los archipiélagos del Pacífico y Oceanía y áreas costeras a baja altitud que se inundan de forma regular, mientras que las zonas que sufren sequía extrema han provocado que otras personas se desplacen en busca de tierras de cultivo sostenibles. Gran parte de la migración en las tres próximas décadas consistirá en el desplazamiento de poblaciones de áreas rurales a áreas urbanas. Como era de esperar, según el informe, las personas más pobres de los países más pobres serán las más afectadas.

Los autores del estudio señalan que todavía hay cabida para el optimismo: si el mundo actúa a tiempo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y lleva a cabo una «planificación del desarrollo sólida», el flujo de «migrantes del clima» podría reducirse en un 80 por ciento, a solo 40 millones de personas.

Galería relacionada: El clima extremo del planeta

ver galería

«Tenemos un pequeño margen, antes de que los efectos del cambio climático aumenten, para preparar el terreno para esta nueva realidad», afirmó en un comunicado Kristalina Georgieva, directora general del Banco Mundial. «Las medidas que toman las ciudades para hacer frente a la tendencia al alza de llegadas desde áreas rurales y para mejorar las oportunidades educativas, formativas y laborales darán beneficios a largo plazo».

Tres estudios de casos

El informe perfiló tres países como estudios de caso —Etiopía, Bangladesh y México— y advierte que las ciudades de rápido crecimiento tendrán que diversificarse económicamente y crear trabajos resistentes al clima para asimilar con éxito el crecimiento demográfico.

Se espera que el cambio climático afecte a México alentando a más personas a mudarse a Ciudad de México desde zonas periféricas que corren más riesgos por estos cambios.

Pero hay excepciones. La reducción de las precipitaciones en las tierras altas septentrionales de Etiopía, por ejemplo, podrían impulsar a la población a salir del país en busca de nuevas zonas donde puedan sembrar cultivos de secano. Y la falta de precipitaciones en Adís Abeba, la mayor ciudad de Etiopía, podría ralentizar su crecimiento.

Por otra parte, el aumento del nivel del mar y las tormentas impulsarán el crecimiento de las ciudades más importantes de Bangladesh, entre ellas la capital, Daca. El estudio prevé que Bangladesh experimentará más cambios demográficos por el cambio climático que por cualquier otro fenómeno.

México, el más rico de los tres países estudiados, es menos vulnerable al cambio climático y está mejor preparado que Etiopía y Bangladesh. Pero «necesita vigilar sus focos de pobreza», según los autores. La meseta central en torno a Ciudad de México y Ciudad de Guatemala, que podría ofrecer mejores condiciones climáticas, podría atraer a los migrantes del clima.

Pero no queda mucho tiempo para actuar. Sin reducir los gases de efecto invernadero o poner en marcha otras medidas, la migración del clima probablemente aumentará hasta 2050, según los autores, y a continuación se acelerará.

Seguir leyendo