Medio Ambiente

Por qué esta tormenta de arena ha resultado mortal en la India

Con más de 100 víctimas mortales, la reciente tormenta de arena que barrió la India ha sido una de las más letales.viernes, 4 de mayo de 2018

Por Sarah Gibbens - National Geographic
Un hombre se pone una bufanda alrededor de la nariz mientras una tormenta de arena envuelve la ciudad de Nueva Delhi, India.

El comienzo de la estación monzónica en la India no ha hecho una entrada tranquila en la parte norte del país. Al menos 100 personas han muerto en una enorme tormenta de arena que asoló la región la noche del miércoles.

Según medios locales, muchos de los fallecimientos se produjeron cuando un fuerte viento derribó estructuras de gran tamaño, matando o hiriendo a aquellos que estuvieran en su camino.

Las tormentas de arena son un patrón meteorológico anual en la región. Sin embargo, la escala e intensidad de la tormenta más reciente sorprendió a las autoridades sobre el terreno. Se extendió desde el estado occidental de Rajastán al estado oriental de Uttar Pradesh y afectó a Delhi, que se encuentra entre ambos.

En los últimos años, las víctimas mortales de tormentas de arena apenas superaban la docena.

En una entrevista con la BBC, el secretario de gestión y socorro en caso de desastres de Rajastán, Hemant Gera, declaró: «llevo 20 años en este puesto y es la peor que he visto nunca».

¿Por qué fue tan letal esta tormenta?

«El villano fue una tormenta eléctrica gigantesca que arrasó la zona durante la noche, generando vientos fuertes que también transportan mucha arena», afirma Bob Henson, meteorólogo y escritor en Weather Underground. «Al parecer, los fuertes vientos eran probablemente corrientes descendentes, similares a las que pueden afectar al centro y el este de Estados Unidos durante tormentas eléctricas intensas».

Trabajadores en el estadio de Noida en plena tormenta de arena el 2 de mayo de 2018 en Noida, India.
Residentes indios observan un muro dañado por los fuertes vientos durante una gran tormenta de arena en el distrito de Agra, en el estado septentrional indio de Uttar Pradesh el 3 de mayo.

Como su nombre implica, una corriente descendente se caracteriza por movimientos intensos del aire hacia abajo durante una tormenta eléctrica. Pueden producir unas de las ráfagas más intensas de entre todos los patrones meteorológicos. Cuando el aire descendente llega al suelo, se desplaza hacia el exterior y de nuevo hacia arriba.

Aunque las corrientes descendentes pueden extenderse a distancias de más de 320 kilómetros, algunas están más concentradas, impactando en el suelo a lo largo de 1,6 kilómetros aproximadamente. Las corrientes descendentes inferiores a 4 kilómetros se denominan microrráfagas.

Según Henson, la arena probablemente no influyó mucho en la intensidad de la tormenta, pero el aire seco podría haber intensificado las corrientes descendentes.

Los meteorólogos que hablaron con el medio de comunicación indio Hindustan Times señalaron que el tiempo inusualmente cálido de la región podría haber intensificado la tormenta. A principios de esta semana, las temperaturas en Rajastán alcanzaron los 45 grados Celsius.

Ken Waters, experto en tormentas de arena del Servicio Meteorológico Nacional estadounidense, explica que, aunque haya arena y polvo en estas tormentas, en realidad lo que tuvo un mayor impacto fue el viento.

«[Las tormentas de arena] afectan fundamentalmente al transporte. La arena puede tomarnos por sorpresa y dejarnos sin visibilidad. Ni siquiera sabes si sigues en la carretera», afirma, añadiendo que las tormentas de arena también pueden provocar problemas de salud.

Seguir leyendo