Medio Ambiente

Cuatro razones para empezar a usar champú sólido

El champú sólido es más ecológico, barato y apto para viajar. Lunes, 20 Agosto

Por Amanda Ogle - National Geographic

Esta historia forma parte de ¿Planeta o plástico?, una iniciativa plurianual para crear conciencia sobre la crisis global de desechos plásticos. Aprende cómo puedes reducir el empleo de plásticos de un solo uso y comprométete.

El champú sólido —champú en forma de pastilla de jabón— son la última tendencia en productos de cuidado del cabello. Además de estar elaborados con ingredientes naturales para potenciar la salud capilar, también son mejores para el medio ambiente e idóneos para viajar. A continuación, te damos cuatro razones para cambiar del bote a la pastilla.

Reducir los plásticos

Aproximadamente nueve millones de toneladas de plástico llegan al océano cada año, el equivalente a verter al mar el contenido de un camión de la basura lleno de plástico cada minuto. El champú sólido elimina la necesidad de botes de plástico y suele venir envuelto en papel reciclado o en cajas de papel. También es cómodo para viajar: lo metes en una cajita de metal y listo, así de fácil.

Dejar de preocuparte por los líquidos cuando viajas

Una de las pesadillas de viajar es que te paren en el control de seguridad y te pregunten si llevas botes de líquidos de más de 100 mililitros. O lo que es peor, abrir la maleta después de un vuelo y descubrir que tu bote de champú se ha abierto y ha embadurnado toda tu ropa. El champú sólido te salva de ambos supuestos, ya que en seguridad no te van a quitar un champú en forma de pastilla y tampoco puede arruinarte la ropa. Es más, quizá haga que tu maleta huela mejor.

Está concentrado para durar más

La mayoría de champús son un 80 por ciento agua y los acondicionadores pueden ser hasta un 95 por ciento agua. ¿Por qué pagar por agua cuando puedes añadírsela tú mismo? El champú sólido está megaconcentrado y, en general, dura más que su versión embotellada. De media, el champú sólido dura lo mismo o más que dos o tres botellas de champú líquido, lo que te ahorrará dinero y visitas al supermercado.

Cosmética sin crueldad y natural

Muchas marcas que producen champú sólido se esfuerzan por proteger los océanos, la fauna salvaje y los ecosistemas que se ven afectados por la producción en masa de productos llenos de sustancias químicas en la industria de la belleza. Muchos champús embotellados tradicionales están llenos de conservantes y sustancias químicas que pueden arrebatar al pelo los aceites naturales y dejar seco el cuero cabelludo. Estos productos químicos no suelen estar presentes en el champú sólido. Muchos champús sólidos contienen aceites esenciales e ingredientes naturales, y además no los prueban en animales. ¿Otra ventaja? Muchos champús sólidos no llevan aceite de palma, ingrediente vinculado a la deforestación y la degradación del hábitat.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.