Los impactos de las emisiones de la aviación en la calidad del aire son mayores que en el clima

Las emisiones de los aviones causan al año 16.000 muertes prematuras debido a su impacto en la calidad del aire. miércoles, 13 de noviembre de 2019

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic

El auge del medio de transporte aéreo afecta en una proporción doble a la calidad del aire que al clima. Así lo afirma una nueva investigación del Instituto de Massachussets (MIT), que ha estudiado el impacto de los aviones en la calidad del aire y en el clima según sus emisiones, su altitud y su ubicación.

Publicado en el Environmental Research Letters de IOP Publishing, este nuevo estudio afirma que “las emisiones de la aviación civil comercial son un contribuyente cada vez más significativo al cambio climático antropogénico”, y añade que “las emisiones de dióxido de carbono (CO2) atribuibles a la aviación han aumentado un 2,6% anual en promedio durante los últimos 25 años (Agencia Internacional de Energía 2017), y se estima que la aviación comercial ya representa aproximadamente el 5% del forzamiento global del clima”.

Las emisiones de los aviones se forman sobre todo por el dióxido de carbono (CO2), los óxidos de nitrógeno (NOx) y las estelas de condensación. “Los resultados indican además que “el 90% de los impactos globales por unidad de consumo de combustible son atribuibles a las emisiones de crucero”, y que el 64% de todos esos daños son el resultado de los impactos en la calidad del aire. Además, “los óxidos de nitrógeno, el dióxido de carbono y las estelas son responsables colectivamente del 97% del impacto total”.

La calidad del aire ante el crecimiento del tráfico aéreo global

Hoy en día se proyecta que el tráfico de pasajeros en el sector aéreo se incrementará a un ritmo del 4’7% al año, según la Organización de Aviación Civil Internacional. Para compensar estas emisiones, las nuevas aeronaves deben cumplir los índices de emisiones por debajo del 45% del promedio actual de nitrógeno, así como un 10% del dióxido de carbono.

En esta línea, este documento presenta el primer conjunto de métricas del impacto de las emisiones tanto en el clima como de calidad del aire que presenta soluciones para compensar las estimaciones futuras. Según el estudio, “si bien los estudios antes mencionados son valiosos para comprender los mecanismos de emisiones al impacto, no permiten evaluaciones comparativas consistentes de las compensaciones de emisiones de la aviación teniendo en cuenta los impactos tanto en el clima como en la calidad del aire”.

Europa a la cabeza del impacto de las emisiones

“Nuestros resultados muestran que tres componentes son responsables del 97 por ciento de los daños climáticos y de la calidad del aire por unidad de consumo de combustible de aviación: impactos de la calidad del aire de NOx al 58 por ciento; impactos climáticos de CO2 al 25 por ciento; e impactos climáticos de estelas al 14 por ciento”, afirma Sebastian Eastham, investigador del estudio, en declaraciones a Eurekalert. Otro de los resultados que se derivan del estudio es que el impacto más alto es para las emisiones en Europa.

“Es importante tener en cuenta que la gran mayoría, de hecho alrededor del 86 por ciento, de los impactos de NOx en la calidad del aire se deben a las emisiones del crucero en comparación con el ciclo de aterrizaje y despegue”, afirma. “Las emisiones de NOx de crucero, las emisiones de CO2 y las estelas de vapor son, por lo tanto, objetivos principales para futuras estrategias para reducir los impactos atmosféricos de las emisiones de la aviación”.

El coste climático y de calidad del aire del crecimiento anual del tráfico aéreo podría compensarse reemplazando  el 12% del promedio de la flota con aviones nuevos. “Este porcentaje podría ser más bajo si los aviones más antiguos y contaminantes se reemplazan primero y si se consideraran los efectos adicionales del clima y la calidad del aire de las reducciones en otras especies de emisiones”, afirma el estudio.

En esa línea, y a falta de más estudios sobre este impacto ambiental, este detallado análisis puede ayudar a la toma de decisiones sobre políticas, procedimientos operativos y nuevas tecnologías que puedan hacer más sostenible el sector de la aviación a nivel global.

Seguir leyendo