Ya está aquí la épica superfloración de California

Las regiones áridas del estado rebosan de coloridas flores silvestres debido a las lluvias del año pasado, pero los expertos advierten de que los visitantes deben andarse con cuidado.

Por Alejandra Borunda
Publicado 11 may 2023, 14:42 CEST
Los vientos ligeros agitan los campos de oro amarillo en Caliente Ridge

Los vientos ligeros agitan los campos de oro amarillo en Caliente Ridge, en el Monumento Nacional de Carrizo. Las fuertes nevadas y lluvias provocaron la superfloración de este año en California.

Fotografía de Jeffrey Brundage, National Geographic

Durante el pasado invierno, California se vio azotada por una abundancia (en algunos casos, sobreabundancia) de lluvias, que cayeron de forma relativamente constante desde finales de otoño.

Esto creó las condiciones perfectas para una floración masiva de flores silvestres. Y ahora, ese milagroso acontecimiento se exhibe magníficamente por todo el estado de la costa oeste de Estados Unidos, con advertencias a las multitudes de turistas para que no pisoteen los matorrales ni las criaturas que hay entre ellos.

"Es la Super Bowl del mundo natural", afirma Bryant Baker, experto en conservación de la organización sin ánimo de lucro Los Padres ForestWatch.

Cada "superfloración" es un poco diferente, dice Denise Knapp, responsable del programa de conservación del Jardín Botánico de Santa Bárbara.

"Ésa es la belleza de la biodiversidad", afirma. Condiciones ligeramente distintas pueden dar lugar a respuestas ecológicas enormemente diferentes, y aún no sabemos por qué.

"Este año ha sido el más denso que he visto nunca" en el Monumento Nacional de la Llanura de Carrizo, afirma: extensiones de campos dorados tan espesas como una alfombra y extensiones de flores azul eléctrico del género Phacelia que parecían lagos en el fondo del valle. 

Y un año de tanta abundancia ofrece la oportunidad de encontrar las plantas más raras. El equipo de Knapp lleva varios años buscando la flor joya de California, en peligro de extinción, pero las últimas temporadas han sido demasiado secas para encontrar manchas de la planta, si es que había alguna. Pero este año han aparecido con fuerza.

La extraordinaria floración ha atraído a multitud de visitantes. Pero esos visitantes pueden "querer a las plantas hasta la muerte", dice Baker. La gente quiere acercarse a las flores, así que se adentran en los matorrales, creando senderos que fragmentan el hábitat, pueden introducir plantas invasoras y aplastar plantas delicadas.

Una persona crea un tenue sendero, otras le siguen y, a las pocas semanas de la floración, los campos de flores están plagados de una red de caminos. "¿Cómo podemos minimizar los daños y permitir al mismo tiempo que la gente disfrute de esta increíble y hermosa experiencia? se pregunta Baker.

En realidad no es tan difícil. Visítalo, pero dejes que las flores, los polinizadores, los lagartos y todo lo demás se deleite con la superfloración. Mira pero no toques, y sigue siempre el sendero, ya que los paisajes áridos pueden ser especialmente sensibles a las pisadas humanas; los daños a estas tierras pueden tardar muchos años en recuperarse.

En general, dicen los expertos, observa y aprecia pero no pisotees la notable explosión de la ecología boom-bust de California.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2023 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved