La propagación del coronavirus a nivel mundial está afectando a los viajes. Mantente al corriente de lo que científicamente se conoce de este brote>>

'Flower Power': 10 de los mejores destinos del mundo para ver floreceres

Te invitarnos a abrazar la explosión de la primavera en 10 bellos e impresionantes paisajes en plena floración.

Publicado 29 mar 2022, 12:44 CEST
Blue Ridge Mountains
Trek along North Carolina’s Blue Ridge Parkway for spectacular displays of pink and purple Catawba rhododendrons. Discover nine other floral destinations with the most scenic blooms.
Fotografía de Kelly vanDellen / Alamy Stock Photo

La primavera ya está aquí. Desde los vibrantes tulipanes hasta las delicadas flores de cerezo, pasando por las sorprendentemente resistentes orquídeas, entramos en esa época del año en la que las plantas en flor cubren la mitad del planeta. Es fácil dejarse llevar por sus llamativos colores, pero estos brotes son mucho más de lo que parece.

Para los amantes de la botánica, las plantas con flores se denominan angiospermas, de las palabras griegas "vaso" y "semilla" (αγγειον, angíon: vaso, ánfora, y σπέρμα: sperma, semilla). A diferencia de las coníferas, que producen semillas en conos abiertos (las coníferas prosperaron durante 200 millones de años antes de que apareciera la primera floración), las angiospermas encierran sus semillas en frutos. Este rasgo ha propiciado el éxito de este grupo de plantas, que cuenta con unas 235 000 especies. 

"[Las flores] empezaron a cambiar el aspecto del mundo casi tan pronto como aparecieron en la Tierra, hace unos 130 millones de años, durante el periodo Cretácico. Pero una vez que echaron raíces firmes hace unos 100 millones de años, se diversificaron rápidamente en una explosión de variedades que estableció la mayoría de las familias de plantas con flores del mundo moderno", escribe Michael Klesius de Nat Geo. "Como fuente de alimentación, las plantas con flores nos proporcionan a nosotros y al resto del mundo animal el alimento fundamental para nuestra existencia". 

Desde los jardines de Islandia hasta las montañas de Nepal, he aquí 10 lugares para celebrar la abundancia (y la belleza) del mundo natural.

Montañas Blue Ridge, Carolina del Norte (Estados Unidos)

Los viajeros pueden encontrar una gran cantidad de especies de plantas en las montañas de Carolina del Norte, la mayor cantidad en cualquier área de tamaño similar en América del Norte. Las más famosas son los rododendros rosados que cubren las laderas de las montañas Blue Ridge en verano. 

Numerosas rutas de senderismo que conducen a las vistas florales se encuentran a sólo 48 kilómetros del centro de Asheville, a través de la Blue Ridge Parkway de 754 kilómetros. En junio, los viajeros pueden recorrer la hora que separa Asheville de Bakersville para disfrutar del Festival de Rododendros de Carolina del Norte.

Lisse, Países Bajos

Los Países Bajos producen casi el 90 por ciento de los tulipanes del mundo, lo que los convierte en el destino por excelencia para una experiencia primaveral. Recorra en bicicleta los 40 kilómetros de la Ruta Bollenstreek (también conocida como la Ruta Bloeman o Ruta de las Flores), donde los campos de flores pintan el campo de un color deslumbrante. Los viajeros también pueden visitar los Jardines de Keukenhof, una extensión de 319 000 metros cuadrados situada a 25 kilómetros al suroeste de Ámsterdam. Considerado el mayor jardín de flores del mundo, Keukenhof cuenta con siete millones de tulipanes, narcisos y jacintos en flor de marzo a mayo. 

Akureyri, Islandia

A sólo 80 kilómetros del Círculo Polar Ártico, esta ciudad del norte de Islandia alberga el Jardín Botánico Ártico, uno de los más septentrionales del mundo. En los alrededores, los viajeros encuentran pequeñas rutas de senderismo y lugares de observación de aves en el bosque de Kjarnaskógur, atrevidas pistas de esquí y una obsesión local por la comida basura. La más popular es una enorme hamburguesa rellena de patatas fritas, llamada Akureyringur, (que es el gentilicio de Akureyri). 

Ruta 1, California (Estados Unidos)

Una superfloración de amapolas naranjas en 2016 cubre los campos cerca del lago Elsinore, en el sur de California.

Fotografía de RMFstock, Alamy Stock Photo

Los desiertos de California, normalmente de aspecto desolador, se transforman en un colorido oasis durante los meses de altas temperaturas. Toma la autopista 1 en el norte de California hasta el Parque Estatal de Humboldt Redwoods para ver las laderas cubiertas de amapolas rojas y naranjas. Prueba otros lugares como la Reserva de Amapolas del Valle del Antílope, el Parque Estatal del Desierto de Anza-Borrego o el Parque Estatal de Point Mugu para encontrar menos multitudes y las mejores oportunidades para hacer fotos. 

Carmona, España

Carmona es uno de los muchos pueblos blancos, pintados con cal apagada, que coronan las colinas de Andalucía. Durante la primavera, los girasoles florecen en más de 74 000 hectáreas alrededor de la localidad. La mejor época para verlos es de mayo a junio, y no se necesita coche para llegar. Los autobuses desde Sevilla tardan 40 minutos. 

(Relacionado: Los "pueblos blancos" de Andalucía se forjaron con las epidemias del pasado).

Las flores silvestres salpican los valles del Parque Nacional de los Glaciares en Montana.

Fotografía de John G. Wilbanks, Alamy Stock Photo

Parque Nacional de los Glaciares, Montana (Estados Unidos)

El Parque Nacional de los Glaciares, que abarca casi 1600 kilómetros cuadrados de montañas nevadas, lagos de color esmeralda, bosques y ríos, ofrece una vertiginosa gama de belleza natural y aventuras en el interior del país. Suba por la carretera Going-to-the-Sun [Camino del Sol], una ruta de 80 kilómetros sobre la divisoria continental, para ver los prados de montaña del parque brotar con vibrantes flores silvestres que se ven mejor desde finales de junio hasta mediados de julio.

(Relacionada: Las 20 mejores rutas de senderismo del mundo)

Tokio, Japón

Los cerezos en flor, o sakura, simbolizan el regreso de la primavera y reflejan la vida humana, hermosa y apreciada, pero breve. Cada año, miles de personas se reúnen para el hanami, o fiestas para ver las flores, que se remontan al siglo IX, cuando los emperadores japoneses celebraban las flores de cerezo y ciruelo que brotaban a principios de la primavera. "En Tokio, los habitantes de las ciudades salen de sus casas y oficinas para detenerse bajo la fugaz floración, y sus celebraciones, que duran todo el día, a menudo se prolongan hasta la noche", escribe la escritora de National Geographic Gulnaz Khan. 

Conocido como el Jardín de Europa, Keukenhof (en los Países Bajos) es uno de los mayores jardines del mundo, con unos siete millones de bulbos de flores plantados anualmente en el parque.

Fotografía de Eye Ubiquitous, UIG/Getty Images

Washington, D.C. (Estados Unidos)

Más de 3000 cerezos, regalados por Japón en 1912, rodean la cuenca de las mareas en Washington, D.C. El "pico de floración", que puede durar unos pocos días o hasta 10, dependiendo de los vientos y la lluvia de ese año, es el momento ideal para observar las fugaces flores. Para los que quieran evitar las multitudes, el Trust for the National Mall, junto con sus socios, el Servicio de Parques Nacionales y el Festival Nacional del Cerezo en Flor, retransmiten en directo desde el National Mall Tidal Basin.

(Relacionado: 10 árboles maravillosos y sus 10 maravillosas historias)

Umm Qais, Jordania

A pesar de estar desértica en un 75%, las tierras altas del norte de Jordania florecen de marzo a mayo con colores brillantes. Puedes realizar una excursión auto guiada por uno de los varios senderos antiguos que parten de las ruinas de Umm Qais o contratar a un guía local que te ofrezca el contexto cultural e histórico y te ayude a identificar las flores silvestres del camino, incluida la flor nacional de Jordania, en peligro de extinción, el lirio negro. 

(Relacionado: Jordania está trasladando sus arrecifes de coral)

Nepal central

Practicar senderismo por la cordillera del Annapurna de Nepal a través del Nepal Rhododendron Trek, o en Ghorepani Poon Hill, en primavera, ofrece impresionantes vistas de los emblemáticos bosques de rododendros del país. La temporada anterior al monzón (marzo o abril) ofrece a los viajeros los rododendros en plena floración, pero la época posterior al monzón (noviembre) ofrece un clima más seco. Ir con guías, cocineros y porteadores sherpas locales forma parte de la experiencia.

(Relacionado: Este escalador nepalí ha encumbrado seis de las montañas más altas del mundo en un mes)

Esta historia se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com el 2 de mayo de 2019. Se ha actualizado para reflejar nueva información. Reportaje original de Kelly Barrett.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
Los lugares más salvajes y hermosos de Pakistán
Viaje y Aventuras
Disfruta de la belleza de 25 lugares poco frecuentados
Viaje y Aventuras
Los mejores destinos para la primavera de 2018
Viaje y Aventuras
Yellowstone cumple 150 años y lo celebramos con nuestras mejores fotografías
Viaje y Aventuras
Las playas más bonitas de la Costa Brava

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved