¿Deberíamos prepararnos para un futuro de cielos naranjas?

Nuestro fotógrafo, que ha cubierto más de 125 incendios forestales, comparte consejos sobre cómo prepararse para cielos llenos de humo, desde las mejores máscaras hasta cómo montar tu propio sistema de filtración de aire.

Por Stuart Palley
Publicado 12 jun 2023, 15:34 CEST
Un barco solitario navega por el East River de Nueva York el 7 de junio de ...

Un barco solitario navega por el East River de Nueva York el 7 de junio de 2023. Mientras los vientos arrastraban hacia el sur el humo de los incendios forestales canadienses, gran parte de Estados Unidos se vio envuelta en una humeante niebla tóxica, algo que, según los expertos, puede ocurrir con mayor frecuencia a medida que el planeta se calienta.

Fotografía de Jake Price

El cambio climático está provocando un aumento de los incendios forestales, por lo que cada temporada se eleva más humo a la atmósfera. Dependiendo del viento y del tiempo, este humo puede propagarse cientos o miles de kilómetros desde su origen, como hemos visto esta semana en la costa este de Estados Unidos.

Y es probable que sigamos viendo cómo aumenta su gravedad, frecuencia y longevidad a medida que el planeta se calienta. Como fotógrafo que ha fotografiado más de 125 incendios forestales en California durante la última década, he recopilado algunos consejos útiles y las mejores prácticas para reducir la exposición al aire nocivo una vez que llega a una ciudad cercana. 

(Relacionado: ¿Cómo afecta la contaminación atmosférica a nuestro cerebro y a otros órganos?)

En primer lugar, ¿por qué está empeorando?

En Estados Unidos, las 10 peores temporadas de incendios forestales en cuanto a hectáreas quemadas se han producido desde 2004. Cada año se baten récords de superficie quemada, casas destruidas o vidas perdidas.

A mediado de 2022, los incendios forestales habían arrasado varios territorios de España, afectando a casi el doble de la superficie que se había quemado en total entre los años 2006 y 2021.

Izquierda: Arriba:

El humo de los incendios forestales se desplaza sobre las montañas del norte de California y el sur de Oregón en 2020, un año récord para los incendios forestales en el Oeste de los Estados Unidos. El cambio climático está creando las condiciones para que se produzcan aún más años récord.

Fotografía de Stuart Palley, Nat Geo Image Collection
Derecha: Abajo:

El incendio Dixie arde al noroeste de Quincy, California, el 27 de julio de 2021. Las llamas del enorme incendio forestal quemaron casi cuatro millones de kilómetros cuadrados en cinco condados, convirtiéndolo en el segundo incendio forestal más grande en la historia del estado.

Fotografía de Stuart Palley

No hay ningún ganador en batir récords en estas categorías. Las condiciones para que se produzcan "eventos de humo" que afecten a grandes núcleos de población son cada año más frecuentes y probables, ya que el cambio climático genera condiciones (como el calor, la sequía y el cada vez más importante déficit de presión de vapor) que favorecen el crecimiento de grandes incendios forestales.

Un individuo es impotente para cambiar el clima o controlar a dónde va el humo, pero hay cosas que puede hacer para prepararse y protegerse de lo peor.

Estate al tanto de la calidad del aire

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico cuenta con un Índice Nacional de Calidad del Aire en tiempo real (y codificado por colores en función de la gravedad) que nos permite conocer los distintos grados de aire cargado de humo. Esto puede ayudarte a comprender los riesgos a los que se enfrenta tu zona.

Izquierda: Arriba:

Vista del Presidio envuelto en humo naranja oscuro en San Francisco el 9 de septiembre de 2020. Ese año ardieron en California casi 9900 incendios forestales, más del doble del récord anterior.

Fotografía de Gabrielle Lurie, The San Francisco Chronicle, Getty Images
Derecha: Abajo:

Un humo tóxico envuelve el lago Oroville el 28 de julio de 2021. Durante ese verano, que batió récords como el más caluroso y seco de la historia, el lago se situó unos 91 metros por debajo de su nivel normal.

Fotografía de Stuart Palley

Si tiene la fortuna de trabajar en interiores o a distancia, permanecer en el interior te permitirá controlar mejor el aire ambiente. Aquellos que trabajen en el exterior deben limitar su actividad física y, aunque se están elaborando directrices para la calidad del aire exterior, algunos estados  de Estados Unidos como Washington exigen incluso que los trabajadores dispongan de mascarillas en los días de aire extremadamente pobre.

Utiliza una mascarilla N95 o superior en el exterior

La mejor mascarilla debe tener dos correas, una que vaya por encima de las orejas y otra por debajo, para sellar mejor la cara y asegurarse de no aspirar partículas de humo al inhalar.Las mascarillas elastoméricas son muy populares para uso prolongado, ya que utilizan filtros reemplazables N95 patentados, una banda elástica ajustable y gel para el contacto con la cara.

Ziggy, el gato esfinge de la fotógrafa Dina Litovsky, se estira mientras el cielo de Nueva York se tiñe de naranja oscuro. La ciudad se vio envuelta en columnas de humo procedentes de los incendios forestales de Canadá el 7 de junio de 2023.

Fotografía de Dina Litovsky

El humo del Thomas Fire brilla en ardientes tonos anaranjados durante la puesta de sol en el Bosque Nacional de Los Padres el 13 de diciembre de 2017. En ese momento, el Thomas Fire era el mayor incendio forestal en la historia moderna de California, quemando más de un millón de kilómetros cuadrados de tierra. Ahora es el octavo incendio más grande.

Fotografía de Stuart Palley

Puedes obtener mayores niveles de protección con las mascarillas de media cara desechables P100 y reutilizables P100, como la serie de mascarillas de respiración Sundstrom SR-100, que a veces utilizan los bomberos forestales en entornos más estáticos. Las máscaras de mayor protección cuestan más, son más voluminosas y menos prácticas para el uso ocasional. Para una mayor comodidad, también puedes adquirir una mascarilla N95 con válvula de exhalación, que reducirá el empañamiento y la acumulación de humedad y calor al exhalar aire.

Invierte en un filtro de aire mejor

Si tu casa/oficina tiene aire centralizado, asegúrate de que tu filtro de aire está clasificado para partículas de 2,5 micras. Esto suele costar más que un filtro de polvo básico, pero filtra mejor las partículas de humo más pequeñas suspendidas en la atmósfera. Si tu filtro parece visiblemente sucio, sustitúyelo. Asegúrate de sustituirlo cada tres meses durante la temporada de incendios, y cada seis meses en condiciones normales de uso.

Crea tu propio sistema de filtración de aire

Tanto si tienes aire acondicionado central como de ventana, puedes complementar la purificación del aire con una caja Corsi-Rosenthal, una solución de bricolaje que utiliza cuatro filtros unidos con cinta adhesiva y un ventilador en la parte superior, creando una solución de filtración ad hoc de habitación a habitación. Por entre 100 y 150 euros, puedes crear una solución robusta que intercambiará aire en unos 46 metros cuadrados cinco veces por hora.

Izquierda: Arriba:

El 6 de junio de 2023, la ciudad de Nueva York registró una de las peores calidades del aire del mundo, ya que el humo de los incendios forestales procedentes de Canadá cubrió los EE.UU. Aunque estos cielos anaranjados eran inusuales para la Costa Este, se trata de una visión desgraciadamente familiar para los habitantes de la Costa Oeste.

Fotografía de Jake Price
Derecha: Abajo:

Desde tierra y aire, los bomberos combaten un incendio forestal que estalló a principios de julio de 2018 en Basalt, Colorado. El fuego tardó meses en contenerse por completo, ya que quemó más de 48 kilómetros cuadrados.

Fotografía de Pete McBride, Nat Geo Image Collection

¿Cómo funciona? El aire se aspira a través del filtro y se expulsa desde el ventilador hacia arriba. El diseño básico sólo requiere cartón, cinta aislante, un ventilador de caja y filtros de aire, todo lo cual se puede encontrar en una ferretería local. Ten en cuenta que esto no sustituye el uso de mascarillas en el exterior, y que necesitarás espacio alrededor del ventilador para que el aire pase a los filtros.

Cuídate los ojos

Los colirios genéricos de venta sin receta son ideales para los ojos irritados por las partículas, ya que lubrican la superficie ocular y ayudan a eliminar los contaminantes.

Abastécete de suministros mucho antes del verano, temporada alta de incendios

Así te asegurarás de tener materiales a mano para utilizarlos cuando llegue el humo, ya que las existencias se agotarán durante los episodios de humo e incendios forestales.

Considera la posibilidad de salir de la ciudad

Si se te considera persona de alto riesgo y tienes los medios y la capacidad para hacerlo, en última instancia podría ser mejor salir de casa si tu área va a ser afectada por el humo. Puedes consultar la web del Ministerio de Sanidad para saber si perteneces a un grupo de población más sensibles a la exposición a niveles elevados de contaminantes atmosféricos. Por lo general se trata de personas con asma y enfermedades cardíacas o pulmonares.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved