Parque Nacional de Doñana

El Parque Nacional de Doñana es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y uno de los humedales más importantes del mundo. Sin embargo, la frágil situación de este ecosistema es víctima de la agricultura intensiva.

Por Redacción National Geographic
El hábitat natural de los flamencos son los humedales de aguas salina, ya sean costeros o ...

El hábitat natural de los flamencos son los humedales de aguas salina, ya sean costeros o del interior de la península. A lo largo de todo el litoral mediterráneo, así como en algunos puntos concretos del este y el sur, encontramos colonias de gran tamaño. Su mayor presencia la encontramos en la reserva natural de la Laguna de Fuente de Piedra, en Andalucía, así como en el Parque Nacional de Doñana, Andalucía, y en el Parque Natural del Ebro, Cataluña, o las Salinas de Santa Pola, en la Comunidad Valenciana. Actualmente se está intentando introducir la especie en Cabo de Gata, Odiel y la Bahía de Cádiz.

 

Fotografía de Bruno Durán, Fundación Global Nature

Artículo publicado el 10 de noviembre de 2011 y actualizado el 12 de abril de 2022.

El Parque Nacional de Doñana es un espacio natural protegido ubicado entre Cádiz, Sevilla y Huelva, en Andalucía, y alberga tanto el Parque Nacional de Doñana, creado en 1969, como el Parque Natural, creado en 1989 y ampliado en el 97. Debido a su situación geográfica estratégica entre dos continentes y su proximidad al Estrecho de Gibraltar, entre el Atlántico y el Mediterráneo, Doñana es uno de los paraísos de las aves de todo nuestro continente, lugar de paso, cría e invernada para miles de especies, acuáticas y terrestres, tanto europeas como africanas.

Por ello, el Parque Nacional de Doñana es una de las áreas de conservación más importantes de Europa. Esta reserva de la biosfera de 541 kilómetros cuadrados es un puzzle compuesto de lagunas, marismas, lagos, acantilados, bosques y largas extensiones de playas prístinas que permanecen intactas frente al desarrollo humano. Sin embargo, en 1998, el parque sufrió el desastre de Aznalcóllar, una riada de lodos tóxicos afectó al río Guadiamar y a las aguas del parque en uno de los mayores desastres ecológicos de España

Con kilómetros de caminos a lo largo del parque, los visitantes pueden pasarse horas haciendo senderismo, andando en bici u observando pájaros, ya que hay cientos de especies que admirar. Para los entusiastas de la naturaleza más apasionados, las visitas guiadas te llevarán a zonas del parque que suelen estar cerradas al público. El Estuario del Parque Nacional de Doñana es la expansión a lo largo del río Guadalquivir en su desembocadura al Océano Atlántico. 

Galería relacionada: 15 fotografías espectaculares de los espacios naturales protegidos de España

Medio siglo después de la adopción de la Convención sobre los Humedales y a pesar de su papel clave en la mitigación del cambio climático, más del 80 por ciento de los humedales de España han desaparecido. “En España, los datos sobre los humedales son escalofriantes: más del 80, 85 por ciento han desaparecido, y los que funcionan están en un estado lamentable. Ejemplo de ello son el Mar Menor, el Parque Nacional de Doñana o el Parque de las Tablas de Daimiel", afirma Miguel Ángel Mateo, investigador del Centro Español de Investigaciones Superiores (CSIC), en el seminario El carbono azul en el corazón de un clima saludable, organizado por IUCN Centre for Mediterranean Cooperation.

(Relacionado: La España protegida: líder medioambiental europea con más de 1600 áreas naturales

Pero, ¿a qué se debe este declive? “Entre las grandes causas se encuentra la desecación, es decir, todos los humedales que estaban conectados con los acuíferos se han ido secando debido a la extracción masiva de agua para regadío, como el caso de las Tablas de Daimiel o Doñana”, afirma  Eduardo de Miguel Beascoechea, director de Global Nature y experto en humedales.

“También la propia ocupación de los humedales por cultivos, como en el caso de los humedales esteparios. La agricultura ha ido ocupando los terrenos de humedales que se secan en verano”.

En abril de 2022, la revista científica Science ha publicado Doñana, Patrimonio de la Humanidad de España, en peligro, un estudio en los que un grupo de investigadores - formado por la Universidad de Extremadura, la Estación Biológica de Doñana – CSIC, el Netherlands Institute of Sea Research y la Universidad de Groningen, Países Bajos -, advierte de los peligros a los que está sometida Doñana, sobre todo después de la propuesta de ley del gobierno andaluz sobre regularizar la situación de los pozos ilegales.

"Los humedales realizan una función clave para la regulación climática", explica Juan G. Navedo, primer autor del artículo e investigador de la Universidad de Extremadura. "A pesar de ello, entre 1970 y 2015 desaparecieron más de un tercio de los humedales del planeta y la tasa de pérdida incluso se ha acelerado desde el año 2000".

Según los autores, el Parque Nacional de Doñana tiene una importancia vital porque en él habitan "una combinación de flora y fauna europea y africana, incluyendo muchas especies endémicas". Además, durante los periodos migratorios y durante el invierno habitan en este enclave único grandes poblaciones de aves acuáticas amenazadas que se reproducen en otros países de Europa. 

"La explotación desmesurada de las aguas subterráneas ha afectado a las lagunas temporales y ha provocado la desaparición de muchas de ellas. Muchas ya no se inundan, otras lo hacen durante periodos tan cortos de tiempo que no permiten que las plantas y animales completen su reproducción y las pocas lagunas permanentes son cada vez menos estables", explica Jordi Figuerola, investigador de la Estación Biológica de Doñana-CSIC.

"La entrada de aguas superficiales también se ha visto reducida y la calidad de aguas que entran ha disminuido por la falta de depuración adecuada y por los elevados niveles de nutrientes que transportan, principalmente derivados de la agricultura".

A pesar de que el calentamiento global y la sequía empeora la situación de este humedal, el Comité del Patrimonio de la Humanidad determinó que eran las extracciones de agua subterránea - utilizada principalmente para el cultivo intensivo de arándanos y de fresas de invernaderos - la principal causa de la disminución del acuífero, agravada además por la alteración de los cauces que aportan agua a Doñana. 

La importancia natural de Doñana

El parque es una de las áreas de conservación más conocidas de Europa y ha sido declarado reserva de la Biosfera de la UNESCO y Patrimonio Mundial de la UNESCO. Uno de los primeros proyectos del World Wildlife Fund fue la compra en 1969, en colaboración con el Gobierno español, de una gran área de humedales del Delta del Guadalquivir para ayudar a crear el Parque.

Además, más de medio millón de aves invernan en el Parque cada año en este ecosistema, rodeado de más de 38 kilómetros de playas en una de las pocas extensiones salvajes costeras de España. La fauna de Doñana incluye muchas especies raras e icónicas, incluyendo el lince ibérico y el águila imperial española. También se pueden encontrar aves en peligro como la cerceta de mármol o el pato de cabeza blanca.

"Doñana es la ‘joya de la corona' para la conservación de la biodiversidad mediterránea", afirma Juan G. Navedo. "Si Doñana desaparece a nivel funcional por el uso ilegal del agua del acuífero, avalado por el actual Gobierno de Andalucía, no quedará ningún humedal clave a salvo de los vaivenes políticos en el planeta. Si no somos capaces de conservar Doñana a pesar de su importancia y sus figuras de protección, ¿cómo podemos esperar conservar ningún otro humedal del planeta?", denuncia el investigador.

Parque Nacional de Doñana

¿Cómo llegar?

Los dos centros de visitantes principales son La Rocina (Huelva), cerca de El Rocío y El Acebuche, fuera de la A483 sur de Almonte. Se puede acceder a la parte norte del parque desde el centro de visitantes José Antonio Valverde a unos 30 kilómetros al sur de la localidad de Villamanrique de la Condesa (Sevilla).

También te puede interesar: Lugares Patrimonio de la Humanidad: la Isla de Pascua

¿Cuándo ir?

Desde noviembre hasta enero el clima en Doñana es frío y húmedo y el parque se encuentra repleto de patos, gansos y otras aves acuáticas. Cuando la primavera empieza decenas de especies vuelven al lugar. En verano, el descenso del nivel del agua hace que el parque se convierta en un lugar poco acogedor. Los animales más vistos durante esta época del año son buitres, milanos y sylvias.

Visitar el Parque

El Parque Nacional de Doñana está fuertemente protegido y el acceso de los visitantes está limitado más allá de las playas y senderos. Las visitas en grupo deben organizarse con guías oficiales que se realizan en vehículos de cuatro ruedas o en barco. Durante la temporada alta vale la pena realizar estas excursiones.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Medio Ambiente
Más de un siglo de parques nacionales en España: nuestros espacios protegidos continúan amenazados
Medio Ambiente
Las mariposas, biomarcadores de salud de los ecosistemas urbanos
Medio Ambiente
La España protegida: líder medioambiental europea con más de 1600 áreas naturales
Medio Ambiente
Siete victorias esperanzadoras para el medioambiente en 2020
Medio Ambiente
El nuevo biomaterial hecho con huesos de oliva que podría sustituir al plástico

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved