Viaje y Aventuras

Tres «highliners» establecen un récord mundial tras cruzar la cuerda más larga hasta la fecha

Tres atletas franceses ostentan el récord mundial por cruzar una highline de 1.622 metros de longitud situada sobre el valle de Navacelles. Jueves, 9 Noviembre

Por Lindsay N. Smith

El highline no es un deporte para cardíacos. Cada paso conlleva una gran concentración, unos abdominales fuertes y suficiente fuerza de voluntad para poner un pié ante el otro mientras te balanceas en las alturas.

Los miembros del equipo francés de slacklineSangle Dessus-Dessous claramente tienen estas características. Entre el 9 y el 10 de junio de 2017, cuatro miembros del equipo se enfrentaron a la highline más larga de la historia, y los tres lograron llegar hasta el otro lado.

Quienes practican slackline tienen que caminar a lo largo de una cuerda plana —se utiliza material de lana en vez de cuerda— suspendida en el aire, algo parecido a lo que hacen los funambulistas. Sin embargo, mientras que las cuerdas de funambulismo están totalmente tensas, las slacklines están más sueltas, permitiendo más movimiento y balanceo. El highline lleva a este deporte un paso más allá, colocando las slacklines en alturas superiores y a rutas más peligrosas. Pero para highliners como Nathan Paulin, el deporte vale la pena: «Cuando estás en una highline, [todos] tus sentimientos son más fuertes: libertad, felicidad, miedo, amor. Incluso resulta más visible la belleza de la naturaleza».

Noticia relacionada: Alex Honnold logra el hito más peligroso de escalada en solo integral (sin cuerda)

Para compensar parte del peligro, el equipo francés llevó arneses, unidos a una cinta de apoyo por razones de seguridad, y trabajaron con Highline Rescue Experience para desarrollar un plan de recuperación en caso de posibles caídas o fallos.

El slackliner Guillaume Barrande organizó el evento para el equipo, coordinando el montaje de una cinta de 1.662 metros. Se situó a 340 metros de altura sobre el Cirque de Navacelles, un valle que forma parte de un lugar declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en la cordillera montañosa del Macizo Central francés. Los atletas se vieron asediados por fuertes vientos y por una complicación con la cinta de apoyo durante los primeros días de preparación, pero finalmente los cuatro miembros del equipo pudieron realizar su intento.

Pablo Signoret fue primero, seguido por Paulin, quien ostentaba el récord anterior por completar la highline más larga. Al día siguiente, Lucas Milliard y Antony Newton probaron suerte en esta aventura. Milliard fue quien cruzó más rápido con una hora y seis minutos, mientras que Newton cayó cuando le quedaban 152 metros hasta el final de la cinta.

Habiendo completado esta larguísima highline sobre el valle de Navacelles, Signoret, Paulin y Milliard comparten actualmente el récord mundial.

Más sobre aventuras:

No te pierdas las 10 mejores escaladas del planeta

Los sherpas: los hombres invisibles del Everest

Seguir leyendo