Viaje y Aventuras

Diez pintorescos viajes en tren por Estados Unidos

Imprégnate de espíritu navideño con estilo en estos viajes en tren festivos por Estados Unidos.miércoles, 28 de noviembre de 2018

Por Bob Cooper
El Aurora Express de Alaska atraviesa 640 kilómetros de bosques, montañas y tundra en un trayecto de 12 horas entre Anchorage y Fairbanks.

Los viajes en tren —excursiones en trenes a vapor que traquetean unos cuantos kilómetros por el bosque o trayectos de resistencia en un Amtrak Superliner que atraviesan todo el continente— son más populares en verano. Pero coger un tren en invierno puede ser aún más estimulante. Las montañas pasan de verde a blanco y, en lugar de admirar el paisaje en movimiento desde un vagón con aire acondicionado, puedes contemplar los campos de nieve y las ramas cargadas de carámbanos desde el cómodo calor de una habitación. La avalancha de trenes con temática navideña entre Acción de Gracias y Año Nuevo añaden una pizca de diversión, sobre todo para las familias. ¡Todos a bordo!

El Polar Express: por todo Estados Unidos

Polar Express, el libro infantil ganador de la Medalla Caldecott y la película de Tom Hanks, se recrea en 40 viajes Polar Express en 24 estados (y ocho trenes más en Canadá e Inglaterra), con más de un millón de pasajeros anuales. A bordo, se lee la historia y una serie de actores la representan, mientras Papá Noel, sus elfos y chefs bailarines que sirven chocolate caliente y aperitivos añaden un toque de diversión en camino al «Polo Norte». La mayoría tiene lugar en ferrocarriles patrimoniales en lugares pintorescos como el Gran Cañón, el monte Rainier y las montañas de Catskill.

El Aurora Winter Train: Alaska

Este tren panorámico estacional que va al norte desde Anchorage es tan popular que se han añadido más salidas por quinto invierno consecutivo. Desde el Winter Train puede verse la nieve del Denali, el pico más alto de Estados Unidos, y, con suerte, algún que otro alce. Puedes bajarte tres horas después en Talkeetna para practicar esquí nórdico a la sombra del Denali o continuar otras nueve horas hasta Fairbanks para contemplar la aurora boreal. Hay pocos lugares mejores que este, ya que Fairbanks es la ciudad más septentrional de los Estados Unidos. Algunas salidas a mediados de semana entre Acción de Gracias y marzo te permitirán regresar unos días después; hay trenes de vuelta cada domingo.

Christmas Feast Train: Strasburg, Pensilvania

Los aficionados a los trenes saben que Strasburg es el sistema ferroviario de línea corta más antiguo de Estados Unidos y lleva operando desde mediados del siglo XIX, pero también cuenta con uno de los menús más alegres entre los trenes navideños. Las vías atraviesan los campos de la Pensilvania holandesa en el condado de Lancaster y, en homenaje a la tradición de los Amish de celebrar la Navidad con una sucesión de cenas fastuosas, los Christmas Feast Trains de los viernes noche ofrecen jamón glaseado con miel, pavo cocido a fuego lento, galletas de pan de jengibre y ponche de huevo. Las excursiones festivas incluyen trenes con Papá Noel, el tren «Noche antes de Navidad» y el tren «Árbol de Navidad», con una parada donde podrás cargar el árbol que elijas en un vagón de plataforma.

El Napa Valley Wine Train ofrece galletas con chocolate caliente a los niños junto a Papá Noel, mientras los padres pueden catar cabernets y champanes.

El Santa Train: valle de Napa, California

Los niños no se quejan a bordo de este elegante tren que recorre el valle del vino de Napa cuando se transforma en el «Santa Train». Están demasiado ocupados jugando y cantando villancicos con Papá Noel y sus elfos disfrazados. Mientras disfrutan de las galletas con pepitas de chocolate recién hechas y chocolate caliente, mamá y papá pueden catar cabernets y champanes. El valle vinícola discurre por las ventanas de los vagones Pullman de 1915 y un vagón con una cúpula panorámica. También ofrecen excursiones con cena de Acción de Gracias y de Nochevieja incluidas.

El Ski Train: Colorado

El Ski Train es una escapada apta para los que no esquían. El ferrocarril de dos plantas conecta la estación de estilo «Beaux Arts» de Denver, que data de 1914, con el área de esquí del Winter Park. Dos horas después de partir de la hermosa Union Station de estilo «Beaux Arts», en Denver, te bajarás del tren a 30 metros de un remonte para esquiar en Winter Park. Pero el trayecto en sí también vale la pena: tendrás vistas a los Flatirons mientras pasas sobre Boulder, y más vistas al serpentear entre las Rocosas antes de cruzar la Divisoria Continental por un túnel de casi 10 kilómetros. Los trenes operan del 4 de enero al 31 de marzo en fines de semana.

Amtrak California Zephyr: de Chicago a San Francisco

Los viajeros en trenes de larga distancia adoran el Zephyr en cualquier estación, pero el invierno añade el encanto de ver nieve por la ventana mientras traqueteas sobre las Rocosas, las Sierras y el Red Rock Country de Utah. Esta odisea de 51 horas, que sale a diario durante todo el invierno desde Chicago y San Francisco, ofrece servicios de hotel en una habitación o una suite con baño y ducha privada. O puedes dividir el viaje haciendo paradas para pasar la noche (y esquiar) en Denver o Salt Lake City.

Holiday Trains: Arkansas y Misuri

Los viajes de tren de A&M a bordo de salones y vagones antiguos comprenden un abanico de 10 excursiones de temática festiva en el noroeste de Arkansas y el suroeste de Misuri. Hay trenes de «Papá Noel» de una hora o trenes de tres horas donde podrás pasar la tarde en pijama, y hasta un tren con desfile navideño incluido a principios de diciembre que hace una parada de dos horas para que puedas contemplar cómo iluminan la noche las carrozas festivas. Este ferrocarril también organiza viajes panorámicos de tres horas a los montes Boston (parte de los Ozarks) que atraviesan puentes en caballete sobre la cuenca del río Arkansas.

Las vistas al desierto aguardan a los viajeros en el tren del cañón Verde de Arizona, que funciona todo el año, con incorporaciones de trenes navideños, como un Taller de Santa Claus y una fábrica de jerséis feos.

Canyon & Christmas Trains: Arizona

Las «aves migratorias» que huyan del frío del Midwest en diciembre y acudan en bandada a Arizona añorarán pasar la Navidad lejos del desierto. No pasa nada. A un corto trayecto en coche desde Phoenix a Clarkdale (cerca de Sedona), verás pinos piñoneros y buttes de roca roja mientras recorres el río Verde en el tren de cuatro horas que atraviesa el cañón Verde en vagones tanto interiores como exteriores. Opera durante todo el año. En lugar de 64 kilómetros, los pasajeros del nuevo Christmas Train solo viajan seis kilómetros hasta el «Polo Norte» en 16 fechas de los fines de semana de diciembre. El Taller de Papá Noel y la fábrica de jerséis feos son unas de las muchas atracciones navideñas de las que pueden disfrutar los niños.

Nightcaps with St. Nick: Tennessee

No solo iban a divertirse los niños. Este viaje solo para adultos sale de Chattanooga durante cuatro noches de los fines de semana de diciembre. Se sirven dos bebidas a cada pasajero —un Brandy Alexander con ponche de huevo y chocolate caliente con licor de menta que deberían dar un buen chispazo navideño—, así como platos de postre. Todo ese azúcar prepara a los pasajeros para cantar villancicos bajo la dirección de animadores disfrazados. El ferrocarril también cuenta con un tren de cena de Navidad, tres trenes de Papá Noel y un tren panorámico de ocho horas que hace un tour por los bosques entre la frontera de Tennessee y Georgia.

Christmas Tree Train: Colorado

Puedes elegir un árbol ya cortado de la tienda más cercana, o puedes subirte a un memorable tren a vapor de cinco horas hacia las Rocosas a bordo del D&S Christmas Tree Train para escoger un abeto blanco (de hasta seis metros de alto) en el bosque nacional de San Juan. Desde allí, lo cargan en un vagón para transportarlo a Durango. Con esto, figurarás en la lista de «niños buenos» de Papá Noel, porque talar estos árboles reduce los daños por incendios forestales, según el Servicio Forestal. El viaje sobre el río de las Ánimas por la naturaleza salvaje y remota es de ensueño, pero también puede experimentarse a diario con Cascade Canyon Excursions.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo