Viaje y Aventuras

Venecia está inundada de turistas: visita otras ciudades flotantes maravillosas

Estos puertos históricos compiten con la «Ciudad de los Canales» de Italia. Así podrás visitarlos de forma responsable.Monday, May 20

Por Caitlin Etherton
ver galería

Venecia ha capturado el corazón de los viajeros durante cientos de años. Esta ciudad erigida sobre el mar, una obra maestra artística y arquitectónica, alberga el icónico puente Rialto, el Gran Canal y la plaza de San Marcos. Pero ¿qué ocurre cuando la gente inunda los canales más rápido que la crecida de las aguas? Venecia recibe a unos 30 millones de visitantes al año y el sobreturismo no solo afecta a la atmósfera romántica de la ciudad. El tráfico a pie, en barco y en cruceros está contaminando su delicada laguna y los lugareños se están marchando porque los precios inmobiliarios se han disparado.

Aunque Venecia siempre será una joya del Adriático, los turistas pueden reducir su impacto buscando destinos alternativos, pero igualmente espectaculares. Visita estos puertos conectados por puentes, desde China hasta Bélgica.

Annecy, Francia

Annecy, apodada la «Venecia de los Alpes franceses», es un laberinto de castillos medievales, cisnes y pasarelas encantadoras. Sus canales de aguas cristalinas reciben el agua del río Thiou y el lago de Annecy, que se considera uno de los lagos más limpios de Europa. Compra caquis locales, pan recién hecho y raclette en el mercado trisemanal de Annecy, o alquila un barco y rema hasta el Palais de l’Ile. Visítala en marzo para disfrutar de elaborados desfiles de disfraces en el carnaval veneciano, o en agosto para contemplar el mayor espectáculo pirotécnico de Europa en el festival anual del lago de Annecy. Consejo para viajar de forma sostenible: Mantén el lago de Annecy inmaculado para las nutrias y truchas que viven en él llevando crema solar no dañina para el medio ambiente cuando nades en las playas locales. 

Suzhou, China

La antigua ciudad china de Suzhou, a casi una hora y media al oeste de Shanghái, tiene una extensa red de canales, jardines acuáticos y barrios aptos para barcos. El Gran Canal de Jing-Hang, un lugar Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, tiene más de dos milenios de antigüedad y una extensión aproximada de 1.930 kilómetros por el delta del río Yangtsé, lo que lo convierte en el canal más largo y antiguo del mundo. Pasea sobre antiguos puentes de piedra hasta el templo de Hanshan, del siglo VI, viaja en góndola por los jardines Mudu, o cruza los 49 puentes simbólicos de Tongli. Consejo para viajar de forma sostenible: Apoya la economía comunitaria haciendo una parada en una casa de té junto al canal para disfrutar una carta de origen local.

Estocolmo, Suecia

La asombrosa capital sueca, denominada una de las ciudades más verdes de la UE, está compuesta por 14 islas conectadas. Explora Estocolmo en ferri, kayak y catamarán con energía solar. Podrás contemplar el Palacio Real, la zona vieja, el museo de Fotografiska, el ayuntamiento y Södermalm desde el agua. Suecia es un destino perfecto en cualquier época del año, algo lógico tratándose de una ciudad nórdica. A diferencia de su equivalente italiana, los canales de esta «Venecia del Norte» pueden disfrutarse sobre patines de hielo durante los meses más fríos. Consejo para viajar de forma sostenible: Resulta fácil ser ecológico en una ciudad con ecotaxis, autobuses con biocombustible, trenes de alta velocidad y más de 640 kilómetros de carriles bici. Visítala en abril para acudir a la Vintagemässa, la priméra y única feria de ropa vintage de Suecia y una buena forma de reducir los residuos de la moda rápida.

Brujas, Bélgica

La capital de Brujas, fundada por vikingos y convertida en un centro medieval de comercio téxtil, ha transportado cerveza belga, delicado encaje y tela flamenca por sus románticos canales durante siglos. Entre los monumentos destacados junto al canal figuran la basílica de la Santa Sangre, el Groeningemuseum y la cervecería Huisbrouwerij De Halve Maan. Cada tres años, Brujas celebra un trienal de danza, música y arte en puestos colocados a lo largo de los canales y las calles adoquinadas de la ciudad. Consejo para viajar de forma sostenible: Durante el festival de 2018, se fabricó una ballena de cinco toneladas con residuos plásticos recuperados del océano. Sigue el ejemplo de la ciudad y descubre cómo emprender tu próximo viaje sin plásticos de un solo uso.

Udaipur, India

La ciudad del oeste de la India de Udaipur, rodeada de la silueta neblinosa de la cordillera de Aravalli, es un laberinto de palacios reales encalados, ghats para bañarse y lagos artificiales. El más antiguo de ellos, el lago Pichola, se construyó en 1362. No te pierdas el precioso Palacio de la Ciudad, el palacio de Jag Mandir y el museo arqueológico de Ahar. Hay diversas opciones de alojamiento, como los havelis de propiedad local frente a los canales o el lujoso Taj Lake Palace, un hotel flotante de cinco estrellas y residencia real. Consejo para viajar de forma sostenible: El actual maharana (custodio) de Udaipur, Shriji Arvind Singh Mewar, apoya activamente las energías renovables. Reduce tu huella de carbono contratando rickshaws y barcos que funcionen con energía solar cuando sea posible.

Tigre, Argentina

En 1678, Tigre, ubicada entre Buenos Aires y el segundo mayor delta fluvial de Sudamérica, era una pequeña localidad eclesiástica y desde entonces se ha convertido en una ciudad con yates, botes de remos y productora de maté, donde los niños van al colegio en ferri y los alimentos se entregan por agua. Monta en bici por la explanada del paseo Vitorica y pasarás frente a cafeterías, el Museo Naval, el Museo de Arte de Tigre de la Belle Époque y clubes locales de remo. Consejo para viajar de forma sostenible: Viaja en kayak por la reserva natural de Delta Terra, una forma de observar nutrias de río y federales con el mínimo impacto.

Giethoorn, Países Bajos

Antiguamente, los humedales que rodean Giethoorn fueron importantes fuentes donde recolectar musgos de turbera y cañas, y su sistema de canales se utilizaba originalmente para transportar a los agricultores y sus cultivos por la ciudad. En la actualidad, la «Venecia neerlandesa» ha conseguido preservar su encanto de cuento de hadas. Esta aldea sin coches está salpicada de cabañas de paja, restaurantes y museos frente al canal. Haz un hueco para visitar la rara pero espectacular colección de conchas de caracoles del Museo Gloria Maris. Consejo para viajar de forma sostenible: Contribuye a conservar los canales ajardinados de Giethoorn remando por la ciudad o alquilando un silencioso barco eléctrico en lugar de un barco con motor de gasolina. Visítala durante la temporada media, abril y septiembre, para reducir las multitudes al mismo tiempo que disfrutas de un tiempo agradable.

Gold Coast, Australia

Gold Coast, situada entre la isla de South Stradbroke y los bancos de arena del océano Pacífico, le hace sombra a Venecia con más de 380 kilómetros de canales, además de ríos, lagos y playas ideales para surfistas. Prueba el surf de remo en el estuario de Currumbin Creek para disfrutar de arenas tranquilas y vistas despejadas del Pacífico. Desayuna en Easy House Vegetarian en Mermaid Waters y súbete a un barco en Mermaid Beach para dar clases de pilates o minigolf. Visítala en septiembre para asistir al festival Beach Rugby Australia en Kirra Beach, en Coolangatta. Consejo para viajar de forma sostenible: Plastic Free Gold Coast organiza limpiezas de playas locales y fomenta las empresas responsables con el medio ambiente, como la cafetería sin plásticos Ocean 4218 y Water3, una red de puntos de recarga de alta tecnología distribuidos por toda la ciudad.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo