Viaje y Aventuras

Las mejores líneas de metro del mundo: destinos en sí mismas

Estas vías de transporte subterráneo rebosan arquitectura asombrosa, lugares históricos y vistas sorprendentes.lunes, 22 de julio de 2019

Por Redacción National Geographic
El lecho rocoso expuesto e intacto de la estación de Rådhuset es una de las paradas más espectaculares de la línea azul de Estocolmo.

Hay pocas formas mejores de sentirse integrado en una ciudad que desplazarse por ella junto a los residentes apurados, descifrando mapas de tránsito laberínticos para llegar a tu destino.

Pero a veces el viaje en sí es un destino. Hay infinitos motivos para que disfrutes del viaje en estos metros del mundo, por sus exposiciones artísticas cautivadoras o sus enormes centros comerciales.

Línea Chiyoda, Tokio

La línea verde del metro de Tokio, que serpentea por el medio de la capital japonesa, invita a visitar muchos de los lugares más famosos de la ciudad, como los parques de Yoyogi y Ueno, el Palacio Imperial, el original barrio de Harajuku o el animado barrio de Roppongi.

Planifica el viaje: Los anuncios de paradas y los cartenes del metro de Tokio están traducidos al inglés, el coreano y el chino para ayudar a los visitantes internacionales. Pide una tarjeta Pasmo recargable para poder desplazarte en metro, tren y autobús y, cuando se termine tu viaje, podrás entregarla en un quiosco para que te devuelvan el precio de la tarjeta.

Línea Koltsevaya, Moscú

Las estaciones de la línea circular de la capital rusa, construidas durante los años 50 en plena Guerra Fría, son célebres por su emblemática arquitectura estalinista. La estación de Komsomolskaya tiene un techo abovedado con decoraciones barrocas espléndidas, mientras que la de Taganskaya tiene paneles de cerámica con motivos del Ejército Rojo.

ver galería

Planifica el viaje: Puedes prepararte mentalmente para el metro de Moscú leyendo Metro 2033, una novela posapocalíptica del autor ruso Dmitry A. Glukhovsky. También puedes participar en una excursión guiada para explorar cada estación de un metro opulento y elegante diseñado para llevar los palacios al pueblo.

Línea 1, París

La primera línea de metro incluye estaciones en muchos monumentos parisinos, desde La Défense al Arco del Triunfo, desde el Louvre a la Bastilla. El Métro de París, inaugurado durante la Exposición Universal del año 1900, para en una serie de estaciones con entradas originales de estilo art nouveau diseñadas por Hector Guimard. La estación del Louvre cuenta con réplicas de obras del museo y un enlace directo a la entrada del museo.

Planifica el viaje: Compra los billetes de metro por Internet en la página web de turismo de París y descárgate el mapa para saber desplazarte entre las más de 300 paradas del segundo metro más abarrotado de Europa.

La línea Tamsui–Xinyi (o línea roja) es la más larga de Taipei y alberga una arquitectura espléndida, como la de la estación del parque Daan.

Línea Tamsui, Taipei

Esta ruta de metro en la capital taiwanesa, que circula tanto por el subsuelo como por la superficie, es famosa por sus centros comerciales, sus galerías de arte y su arquitectura llamativa. No olvides pasar por la estación de Jiantan, que tiene la forma de un barco dragón gigante y futurista.

Planifica el viaje: El MRT de Taipei cuenta con pases de 24, 48 y 72 horas con cupones de descuento para atracciones culturales y de entretenimiento.

Línea de la avenida Lexington, Nueva York

Esta célebre ruta de la Gran Manzana atraviesa la isla de Manhattan pasando por el Upper East Side, la estación Grand Central, Little Italy, Wall Street y otros monumentos. La línea atraviesa varias «estaciones fantasma» clausuradas, entre ellas la de City Hall, con arquitectura neorrománica.

Planifica el viaje: El viaje completo entre Harlem y el parque Battery lleva aproximadamente media hora. No olvides recargar tu tarjeta MetroCard para cambiar a otras líneas y seguir explorando. En la superficie, monta en la High Line, vías elevadas convertidas en un parque verde y creciente.

En las estaciones de Almatý, Kazajistán, podrás encontrar arquitectura de la era soviética y de la época posterior a la independencia.

Línea 1, Almatý

El sistema metropolitano KGP de esta ciudad kazaja alberga estaciones que mezclan diseños y arquitectura de la era soviética y de la época posindependencia. Las paradas están decoradas con vidrieras, suelos con mosaicos y elegantes arañas.

Planifica el viaje: Un viaje de ida en el metro de Almatý cuesta 80 tenges (unos 0,18 euros). Recorre las vías para explorar el bazar de Zelyony (Mercado Verde) y visitar los excelentes museos de arte y folclore.

Línea azul, Estocolmo

Esculturas enormes, formaciones de roca, mosaicos, cuadros, exposiciones de arte y grabados adornan 90 de las 100 estaciones del sistema de metro Tunnelbana (T-bana) de Estocolmo, de ahí su sobrenombre: «la galería de arte más larga del mundo». La línea azul cuenta con algunas de las obras más exquisitas. Algunas de las mejores estaciones son las de T-Centralen, Rådhuset y Kungsträdgården.

Planifica el viaje: Compra una tarjeta SL Travelcard en el metro, que podrás utilizar durante toda tu estancia, de 24 horas a siete días. Sal del metro y monta en una de las bicis compartidas de la ciudad para explorar el distrito histórico de Gamla —no olvides pasar por el Palacio Real, un edificio barroco de 600 habitaciones— antes de tomarte una fika (o pausa para el café).

Docklands Light Railway (DLR), Londres

Esta extensión futurista en superficie del metro de Londres ofrece a los pasajeros vistas de los rascacielos, puertos de yates y parques de las riberas del Canary Wharf y la zona de Docklands. El DLR, inaugurado en 1987, incluye 45 estaciones y pasa por otros iconos del transporte londinense: el clíper Cutty Sark (bájate en Cutty Sark para ir a Maritime Greenwich) y el teleférico Emirates (puedes llegar desde la estación Victoria). También puedes llegar al Cutty Sark por un tunel peatonal victoriano que pasa bajo el Támesis (bájate en Island Gardens).

Esta extensión superficial del famoso «Tube» londinense une las áreas los revitalizados Docklands y del Canary Wharf, ofreciendo vistas de los rascacielos y de los parques ribereños.

Planifica el viaje: El DLR funciona de lunes a sábado de las 5:30 a las 12:30 de la mañana, y los domingos, de las 7 a las 11:30 de la mañana. Pide una tarjeta Oyster (válida para autobuses, el DLR y el metro o Tube) para visitar museos, restaurantes y tiendas antes de descansar en uno de los espacios verdes y parques que ocupan casi la mitad de la superficie de la ciudad.

La estación de Toledo es una de las muchas que dan al metro de Nápoles el sobrenombre de «Il Metrò dell'Arte».

Línea 1, Nápoles

Esta línea de metro de la ciudad costera italiana, apodada «Il Metrò dell’Arte» por sus exposiciones permanentes y temporales, alberga un arte dinámica y una arquitectura asombrosa en 11 de sus estaciones. El techo estrellado e hipnótico de la estación de Toledo es el más famoso, pero el extravagante arte popular de la estación Università y las esculturas clásicas de la estación del Museo son igualmente fabulosas.

Planifica el viaje: Una Tutta la regione Campania ArtCard incluye la entrada a 80 lugares turísticos y es válida para todo el transporte público de la región de Nápoles. Si quieres disfrutar de un tiempo mejor y menos gente, visita la ciudad a finales de primavera u otoño. Disfruta del acceso a monumentos que suelen estar cerrados durante el Maggio dei Monumenti («Mayo de los Monumentos») o visita el enorme y mundialmente famoso mercado de Navidad, que abre a finales de noviembre.

Más ideas de viajes en el libro de National Geographic "Journeys of a Lifetime".

Línea 3, Atenas

La línea azul del metro Attiko de Atenas, construida para las Olimpiadas de verano del 2000, cuenta con varias estaciones que albergan exposiciones arqueológicas permanentes en las que podrás contemplar algunos de los 50 000 artefactos hallados durante la construcción del metro. Descubrirás un antiguo cementerio y los baños en Syntagma, objetos cotidianos de la antigua Grecia en Aigaleo y los restos de un puente del siglo V a.C. en Elaionas.

Planifica el viaje: Visita Atenas en otoño o invierno para evitar las multitudes y el calor abrasador del verano y descubrir las atracciones de la ciudad. Las tarjetas recargables de plástico o papel del metro de Atenas varían de precio, así que piensa cuál necesitarás antes de viajar.

Este artículo se ha adaptado del libro de National Geographic Journeys of a Lifetime y se publicó en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo