Todo lo que debes saber si vas a visitar Australia

Descubre cómo han afectado los incendios de Australia al sector turístico y cómo puedes poner tu granito de arena.jueves, 9 de enero de 2020

Descubre el espectacular ecosistema australiano a través de un especial de documentales ya disponibles en el especial AUSTRALIA en NatGeo+.

La llegada de una nueva década ha estado dominada por las imágenes de Australia en llamas. Los devastadores incendios forestales ya se han cobrado 23 vidas y han destruido casi 2000 hogares. Se cree que han perecido 500 000 animales salvajes —entre ellos, según se estima, un 30 por ciento de los koalas de Nueva Gales del Sur— y las llamas han quemado una superficie superior a la de los incendios de 2019 en la Amazonia y California.

Aún hay unos 150 focos activos en Victoria y Nueva Gales del Sur, las regiones más pobladas del país, y las autoridades prevén que podrían tardar meses en controlar la crisis. Entonces ¿deberían los turistas abstenerse de visitar el país? Esto es todo lo que necesitas saber.

Qué hacer si ya has planificado un viaje a Australia

La buena noticia para los turistas, según un comunicado publicado el 3 de enero por Tourism Australia, es que muchas zonas de Australia no se han visto afectadas y la mayoría de los negocios turísticos siguen abiertos. Los viajeros pueden estar al tanto de las condiciones en las páginas web y las cuentas de Twitter de los servicios oficiales de bomberos de cada estado y territorio. Estos recursos, actualizados con frecuencia, identifican dónde hay focos activos y qué nivel de medidas deberían tomar las personas que se encuentran en dichas zonas.

La aplicación Fires Near Me (disponible para iOS y Android y desarrollada por el Servicio Rural de Bomberos de Nueva Gales del Sur) identifica las zonas que han ardido esta temporada. Estas áreas no están necesariamente restringidas, pero se insta a que los turistas busquen la información más reciente antes de partir y que sigan informándose sobre las condiciones cambiantes una vez allí.

Los incendios no han afectado a grandes ciudades, pero el humo ha hecho que la calidad del humo descienda en Camberra, Melbourne y Sídney en particular. Los viajeros preocupados pueden seguir las actualizaciones en tiempo real en la página web Aqicn.org. Debido a la alta demanda de mascarillas de protección respiratoria P2 y N95, es recomendable llevar una propia.

¿Cuándo puedo planificar un viaje en el futuro?

Con Nueva Gales del Sur y Victoria en estado de emergencia, sería prudente que los futuros visitantes pospongan la reserva del viaje a regiones en riesgo y afectadas hasta que las autoridades locales den luz verde. Pero no taches a Australia de tu lista de destinos. Los turoperadores prevén que la temporada de incendios costará al sector turístico cientos de millones de dólares, así que lo mejor que pueden hacer los turistas es visitar el país para contribuir a su recuperación.

¿Qué lugares de interés se han visto afectados?

Las zonas más afectadas son la costa meridional de Nueva Gales del Sur y el condado de Gippsland Este del nordeste de Victoria, ambos destinos populares por sus localidades costeras y sus bodegas. En varias ciudades se ha visto afectada el agua potable. Puedes encontrar más información en las páginas web de los ayuntamientos locales.

Casi un tercio de la isla Canguro, en Australia meridional, se ha visto diezmado por los incendios. El destacado hotel ecológico Southern Ocean Lodge, en la costa oeste de la isla, no ha sobrevivido al infierno.

Todos los parques nacionales, entre ellos los campamentos de la costa sur de Nueva Gales del Sur y el parque nacional de Kosciuszko (donde los incendios han arrasado el Selwyn Snow Resort), permanecerán cerrados hasta nuevo aviso. También se han clausurado varios parques y campamentos en Greater Sydney, como el parque nacional Montañas Azules, y se prevé que las líneas ferroviarias de Blue Mountains permanezcan fuera de servicio durante meses. Parks Victoria también ha cerrado nueve parques nacionales.

Los incendios forestales asedian el sureste de Australia

Supuestamente los incendios en otros estados, como Queensland, Australia Occidental y Tasmania, están bajo control y ningún destino turístico —como la Gran Barrera de Coral de Queensland y los senderos de Tasmania— está restringido. Incluso en muchas zonas de Nueva Gales del Sur y Victoria todo sigue como de costumbre, como en la localidad de surf de Byron Bay en el norte de Nueva Gales del sur y en la Great Ocean Road de Victoria.

¿Qué ha provocado los incendios?

Aunque la mayoría de los climatólogos se muestran reacios a atribuir las consecuencias del cambio climático a un fenómeno meteorológico específico, todos coinciden en que el cambio climático empeora las condiciones en las que se producen los incendios. La combinación de una sequía de récord, el año más caluroso registrado en el país, un tiempo seco y ventoso y la gran cantidad de combustible en el suelo han creado las condiciones perfectas para un verano infernal en Australia.

A raíz de la crisis, el primer ministro australiano Scott Morrison ha recibido críticas internacionales por restar importancia al papel del calentamiento global, oponerse a las medidas para combatir el cambio climático (Australia es uno de los mayores emisores de carbono per cápita del mundo) y negarse a otorgar más financiación a los bomberos.

¿Cómo puedo ayudar?

Se han puesto en marcha decenas de iniciativas para apoyar a los bomberos, a las personas y a la fauna silvestre afectadas por la crisis de incendios de Australia. La recaudación de fondos en Facebook de la célebre cómica australiana Celeste Barber, que inicialmente iba a destinarse al Servicio Rural de Bomberos de Nueva Gales del Sur, ha tenido tal éxito (ya ha recaudado casi 28 millones de dólares y subiendo) que ahora los fondos se destinarán a los servicios de bomberos de todos los estados. También puedes hacer una donación directa a los servicios de bomberos estatales.

Para ayudar a las personas afectadas, la Cruz Roja Australiana ha pedido donaciones para proporcionar ayuda urgente a miles de australianos. El gobierno de Victoria también se ha asociado con Bendigo Bank y Salvation Army para crear el Victorian Bushfire Appeal. La totalidad los fondos donados se destinarán directamente a las comunidades que los necesiten. También se han puesto en marcha varias recaudaciones de fondos en GoFundMe.

Asimismo, el WIRES (el Servicio de Educación, Rescate e Información sobre la Fauna Silvestre de Nueva Gales del Sur), WWF Australia y la RSPCA han hecho llamamientos para ayudarlos a tratar a la fauna afectada por el fuego. El Hospital para Koalas de Port Macquarie está compartiendo las donaciones que recibe con otras organizaciones de ayuda a la fauna silvestre.

Sarah Reid es una escritora freelance australiana siempre dispuesta a vivir aventuras sostenibles. Síguela en Instagram.
Seguir leyendo