La propagación del coronavirus a nivel mundial está afectando a los viajes. Mantente al corriente de lo que científicamente se conoce de este brote>>

Descubre los mejores destinos de España para disfrutar del surf en invierno

Nuestras costas esconden decenas de paraísos para los enamorados del surf. Con las olas aguardando y un espíritu aventurero, recorremos los mejores rincones de España para disfrutar del 'swell' del invierno.

Publicado 23 oct 2021 11:16 CEST
La isla canaria de Lanzarote es uno de los enclaves favoritos de los surfistas.

La isla canaria de Lanzarote es uno de los enclaves favoritos de los surfistas. 

Fotografía de Robert Bye, Unsplash

Son las 7:00 AM. El sol baña ya las orillas del océano que serpentea la costa vasca y un grupo de surfistas se prepara para entrar al agua. Sobre el mar en calma comienzan a levantarse hileras movidas por el swell, o mar de fondo. El sonido de la parafina frotando las tablas, el velcro de los leash y una bonita postal de estiramientos al amanecer es la antesala de la adrenalina en el pintoresco pueblo vasco de Mundaka, un rincón de la Reserva de la Biosfera del Urdaibai mundialmente conocido por su ola de izquierda, para muchos la mejor de Europa de este tipo.

Para los surfistas, enfundarse en un traje de neopreno 4/3 milímetros y zambullirse en el agua es mucho más que un deporte. "Sea una forma de vida o no, sea la ola perfecta o la borrasca, lo importante es que el surf, uno de los deportes más antiguos de la humanidad, trasciende el ámbito de lo lúdico, se inserta en lo cultural y traza su propia historia", afirma el escritor Willy Uribe en el libro La historia del surf en España.

Al terminar la época estival, los amantes de las olas comienzan a frotarse las manos ante la llegada del frío a nuestras costas. Los surfistas más experimentados saben que los meses otoñales auguran la llegada de olas más constantes y de mayor tamaño, además de menos gente dispuesta a meterse en el agua.

Los más de 8.000 kilómetros de costas españolas son uno de los mejores paraísos para la práctica del surf, una actividad milenaria surgida en la Polinesia. Las aguas cantábricas son uno de los anhelos mundiales de los surfistas, que vienen en busca de un horizonte lleno de series de olas otoñales. Hacemos un recorrido por los principales destinos del surf en las costas españolas.

Mundaka, Vizcaya

Descubierta a finales de los años 70, la ola del vizcaíno pueblo de Mundaka es para muchos la meca del surf en nuestro país, mundialmente conocida por sus largos tubos de hasta 400 metros de largo sobre el fondo de arena, algo muy poco habitual en nuestras costas. Al soplar el viento de suroeste, el mar se alza hasta cuatro metros de altura en su recorrido desde la playa de Mundaka hasta la playa de Laida.

 

Un surfista espera de pie frente al mar en Mundaka, Vizcaya. 

Fotografía de Miguel A. Amutio, Unsplash

Las competiciones internacionales solían llevarse a cabo a menudo en este lugar, que ha sido sede en nueve ocasiones del Circuito Mundial de surf. Pero hace años, tras la falta de olas en varias mangas el otoño de 2007, la competición dejó de celebrarse en Mundaka. Según denuncian los surfistas en sus redes sociales, desde que el astillero Murueta dragó la ría para la salida de sus barcos, Mundaka ha perdido fuerza en una de las mejores olas de izquierda del mundo.

Playa de Somo, Cantabria

Las aguas cantábricas bañan también la playa de Somo, en Cantabria, donde desde los años 60 los surfistas experimentados y principiantes se ponen a merced de la marea en un spot que a menudo es la envidia de los atardeceres. Si hay un lugar donde respirar que el surf es mucho más que un deporte, ese lugar es Somo. Con numerosos picos, esta playa ofrece olas muy constantes a lo largo de casi todo el año, siendo la mejor época el invierno.

A sus más de 12 kilómetros de costa suele acudir José Manuel Gutiérrez Mecolay Meco uno de los pioneros del surf en España que sigue sumergiéndose en el agua sin importar los años que pasen por él. Este veterano lleva 50 años haciendo surf en esta playa y recuerda sonriendo su primera tabla, de más de 12 kilos, en una entrevista a Surf Cantabria.

Y es que Somo no es solamente el lugar donde nacieron los primeros pioneros del surf, también acogió el primer taller de tablas en Loredo y la primera tienda, Xpeedin Surfshop inaugurada  en 1978 por Laura Revuelta, la primera mujer surfista española. “No era fácil surfear entonces por la estricta moral de la época. Salía de casa vestida de señorita y tenía que cumplir horarios”, cuenta en una entrevista. Años más tarde, el skyline de Santander al fondo del horizonte se ha transformado, y la estampa de los surfistas acompaña a los numerosos peregrinos que recorren el camino de Santiago por su ruta norte. 

Los Lances, Cádiz

Fue también en los años 70 cuando el surf comenzó a expandirse por las playas andaluzas. Allí, enmarcada en los paisajes paradisíacos de arena blanca y fina de la costa tarifeña, la playa de Los Lances es otro de los mejores rincones para disfrutar del surf.

Dependiendo de los fuertes vientos que soplan al sur, las olas se forman altas y cerradas, por lo que en ocasiones tan solo la transitan los más experimentados. Aunque el spot es a menudo apto para todos los niveles, las escuelas de la zona alertan de que las corrientes del estrecho no deben ser pasadas por alto. Aunque se forman olas con todas las mareas, para poder surfear con marea alta es necesario un mar de fondo fuerte.

Este paraje natural destaca por su extensión y su belleza, ya que, además de sus olas, los montes de Tarifa, el Estrecho de Gibraltar y la costa africana, surcados por los ríos de la Jara y de la Vega, forman un paisaje único que atrae a lo largo de todo el año a surfistas del mundo entero que comparten pasión con kitesurfistas y winsurfistas los días que el levante azota la costa con fuerza.

El Palmar, Cádiz

No hace falta ser surfista para conocer los encantos de la gaditana playa de El Palmar, una de las más vírgenes de Andalucía. A través de sus pasarelas de madera y lejos de edificios y zonas urbanas pegadas a la costa, se abre paso una de las explanadas de arena blanca más extensas de este litoral, famoso también por vestir sus mejores galas ante los atardeceres mirando al mar.

Junto a la playa no es raro encontrar vacas pastando o burros paseando entre la vegetación que rodea las playas o acercándose al agua. A pesar de que, hasta hace pocos años, El Palmar era conocido tan solo por ser uno de los enclaves favoritos para el surf y el kitesurf, la tendencia lo convierte cada verano en uno de los epicentros del turismo de masas de los últimos años.

Ante el avance de la masificación, el Ayuntamiento de Vejer de la Frontera ha puesto en marcha  medidas de apoyo al turismo sostenible en la zona. Además de las excelentes olas, la belleza de Andalucía se puede vivir en El Palmar, y entre sus suaves colinas y sus pueblos se puede disfrutar el pasado árabe de la región.

Salinas, Asturias

Desde la década de los 90, también Salinas comenzó a ser un bullicioso punto de encuentro de los amantes del mar y sede de importantes campeonatos mundiales. Situada en la costa central de Asturias, el invierno acerca las mejores condiciones hasta las playas de Asturias.

VÍDEO: Carlos Burle y Rodrigo Koxa surfean juntos una ola gigante en Nazaré

Con la dirección swell que predomina en el Cantábrico, el Cabo de Peñas hace de ella una ubicación única para asegurar el oleaje. Desde la salida de la ría de Avilés, pasando a lo largo del muelle y hasta el pico de San Juan, los surfistas se reparten en los picos que se forman.  

Famara, Lanzarote

Más al sur del mapa, entre los marcianos paisajes de la isla canaria de Lanzarote, los vientos alisios hacen de la playa de Famara otro delicatesen de este deporte, aunque Canarias en general goza de muchos lugares para practicar el surf en cualquier época.

“Famara ofrece varios spots de izquierdas y de derechas, con olas rápidas y tuberas, siendo la izquierda de San Juan el spot más conocido y visitado de la zona”, cuentan desde la escuela Calima Surf. “El muelle de Famara, por su parte, es una ola de calidad, de fondo de roca, ideal cuando entra mucho mar del norte”. 

Playa El Quemao, Lanzarote 

Muy cerca de este destino, junto al espigón de La Santa, puede disfrutarse entre otoño e invierno de una de las mejores olas del Atlántico en la playa El Quemao, en Lanzarote. Su fondo de roca volcánica convierte este enclave en un verdadero desafío deportivo donde, si no pierdes el equilibrio, el disfrute del entorno está servido.

Con oleaje de oeste, viento de sur y mínimo metro y medio de ola, El Quemao es una de las playas más respetadas por los surfistas debido a sus épicas condiciones y sus tubos perfectos, rápidos y profundos. Con una bajada vertical y una salida perfecta, los surfistas que la frecuentan afirman que a menudo esta ola canaria poco tiene que envidiar a las legendarias olas de la Polinesia. Desde hace años, se celebra en El Quemao un campeonato con los mejores surfistas europeos en memoria de “El Fula”, un deportista que falleció surfeándola.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
Quince lugares Patrimonio de la Humanidad de España
Viaje y Aventuras
Las playas más bonitas de la Costa Brava
Viaje y Aventuras
Tramontana: Palacio del viento
Viaje y Aventuras
El mejor refugio de bienestar para conectar contigo mismo
Viaje y Aventuras
Descubre lo que la Costa Brava y el Pirineo de Girona ofrece durante todo el año

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved