La propagación del coronavirus a nivel mundial está afectando a los viajes. Mantente al corriente de lo que científicamente se conoce de este brote>>

En la ciudad de Lego, reinan los niños

En Billund, Dinamarca, una filosofía del entretenimiento centrada en los niños está creando una ciudad tan divertida para vivir como para visitar.

Publicado 29 abr 2022, 13:03 CEST
Los niños caminan por los puentes colgantes del Parque WOW de Billund, la primera ciudad danesa ...

Los niños caminan por los puentes colgantes del Parque WOW de Billund, la primera ciudad danesa reconocida por UNICEF como Ciudad Amiga de la Infancia.

Fotografía de Courtesy WOW Park

Si los niños de Billund (Dinamarca) se salieran con la suya, los aviones que llegaran al país pasarían por la pista de aterrizaje a través de un túnel arco iris iluminado y los pasajeros serían recibidos con música.

Aunque la autoridad aeroportuaria municipal ha desechado esa idea, esta ciudad de 27 000 habitantes del centro de Dinamarca sigue animando a sus jóvenes soñadores a presentar ideas para hacer que su ciudad sea aún más acogedora para los turistas.

Los niños de Billund suelen iniciar y opinar sobre los proyectos que afectan a su comunidad, desde la renovación de los parques infantiles hasta la seguridad comunitaria.

El "Contrato de juego" de Billund, que es a la vez una instalación artística y un parque infantil multigeneracional, fue diseñado por el estudio artístico danés SUPERFLEX con la colaboración de 121 niños de la localidad.

Fotografía de Courtesy Children's General Assembly

La participación de los jóvenes no es un concepto exclusivamente danés. En todo el mundo, activistas como la sueca Greta Thunberg y la pakistaní Malala Yousafzai han inspirado a sus compañeros a hacerse oír cada vez más en cuestiones importantes relacionadas con el cambio climático y la justicia social. El reto ha sido encontrar adultos (padres, profesores, líderes empresariales y políticos) dispuestos a escuchar y actuar sobre sus sugerencias.

Esa receptividad se da en Billund y, aunque los principales beneficiados son los locales, la alcaldesa de Billund, Stephanie Storbank, dice que es algo que esperan que resulte atractivo también para los turistas.

"Sabemos por las encuestas que un número cada vez mayor de turistas espera aprender en sus vacaciones. Nosotros cumplimos esa promesa, tanto si visitan la Casa Lego y "aprenden jugando" como si se inspiran en la forma en que hemos trabajado con nuestro espacio urbano", dice Storbank. "Los turistas son cada vez más perspicaces y quieren potenciar la creatividad, pero quieren hacerlo de forma lúdica, ya que están de vacaciones".

Cuando se trata de jugar, los habitantes de Billund se consideran los mejores.

"Estoy seguro de que somos la única ciudad o municipio del mundo que ha convertido en su tarea más importante el aprendizaje a través del juego y la formación de ciudadanos creativos del mundo", dice Storbank.

Ubicación de la ciudad danesa de Billund.

En 2020, Billund se convirtió en la primera ciudad danesa en unirse a lo que ahora es una lista de casi 1000 ciudades en 50 países como Ciudad Amiga de la Infancia de UNICEF. La designación celebra a las comunidades que se han comprometido con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño defendiendo principios que incluyen la no discriminación, la equidad y la atención al interés superior del niño en la planificación comunitaria.

Pero mientras algunas ciudades se detienen ahí, Billund vio la designación como un sello de aprobación de una visión más amplia: construir sobre un legado de diversión familiar, empoderar a los niños locales, crear una comunidad que sirva a todos los ciudadanos e inspirar al mundo.

Diversión familiar

A unas tres horas en coche al noroeste de Copenhague, Billund es conocida por ser la cuna de Lego. Los célebres bloques de plástico encajables fueron creados aquí por primera vez en la década de 1940 por el fabricante de juguetes Ole Kirk Christiansen. Ahora los viajeros vienen a dormir en el Hotel Castillo de Legoland (más cómodo de lo que uno pudiera imaginar); a interactuar con los robots en la Casa de Lego (incluso te servirán la comida); y a maravillarse con las esculturas gigantes creadas por maestros constructores en el parque temático Legoland. Casi dos millones de personas visitaron el parque en 2019.

La Casa Lego es uno de los muchos lugares interactivos para niños construidos en Billund, donde se inventaron los populares ladrillos de plástico entrelazados en la década de 1940.

Pero una vez aquí, los viajeros descubrirán que el compromiso con la diversión es mayor que los propios bloques de Lego: desde parques temáticos acuáticos como Lalandia hasta espacios de juego totalmente naturales como el Wow Park. Lo más destacado es Playline, una ruta diseñada por la comunidad que ofrece un paso seguro y accesible por la ciudad a pie, en bicicleta o en silla de ruedas.

Al centrarse en lo que los niños quieren y necesitan, la ciudad ayuda a los niños a sentirse valorados. Daniel Trangeled, de 15 años, dice que también le ayuda a sentirse más seguro, sabiendo "que cualquier niño (que yo, incluso como persona menor de 18 años) puede ser parte de la diferencia aquí".

(Relacionado: Este artista de Copenhague convierte la basura en arte de troles gigantes)

La capital de los niños 

El motor de este novedoso enfoque de la creación de comunidades es la Capital de la Infancia, fundada en 2010. Una asociación única que comenzó con la Fundación Lego (la rama benéfica de la empresa) y el gobierno municipal incluye ahora otros 11 socios que aportan apoyo financiero y experiencia.

"Invitamos [a los niños] a reunirse con los arquitectos, los diseñadores urbanos y los políticos. Y luego les permitimos seguir el proceso hasta su ejecución", dice Charlotte Sahl-Madsen, directora general de Capital of Children (COC). "Estos niños tendrán que resolver problemas en el futuro, y tenemos que inspirarlos ahora para que lo hagan".

Los jóvenes juegan en una red suspendida en WOW Park, un parque infantil basado en la naturaleza en Billund, diseñado para que las familias disfruten del aire libre.

Fotografía de Courtesy WOW Park

(Relacionado:¿Cuál será la huella de la pandemia en el desarrollo de los niños a largo plazo?)

En otras comunidades, la designación de Ciudad Amiga de la Infancia ha celebrado programas específicos. En Lisboa (Portugal), un programa deportivo pretende fomentar la confianza en sí mismos de los jóvenes con bajos ingresos; en San Francisco, el Área de Exploración de la Naturaleza de Heron's Head quiere que los niños de todos los niveles de renta tengan acceso a zonas de juego seguras al aire libre; en Berbera (Somalia), los fondos del gobierno local se están reorientando para ampliar la oferta sanitaria y eliminar la pobreza como barrera para la educación.

Aunque los programas son impactantes, suelen estar dirigidos por adultos.

"Hay muchos lugares en el mundo donde la gente dice que crea conjuntamente con los niños. Incluyen a los niños, invitan a los niños, o tienen sesiones con los niños y preguntan: '¿Quieres la solución uno o dos?", dice Sahl-Madsen. "Nos gustaría crear conjuntamente el mundo juntos de forma verdadera y ética".

Comienza en el jardín de infancia, donde las iniciativas de "aprendizaje lúdico" fomentan el pensamiento innovador. En los niños mayores, se ofrecen proyectos independientes y oportunidades de gobierno comunitario.

En 2019, con nueve años, ShubVardaan Rastogi fue uno de los dos niños elegidos para ser "alcalde por un día". Durante su breve mandato, pidió un parque infantil que animara a los adultos a jugar más. Recientemente se ha inaugurado el "Contrato de juego" (parte instalación artística, parte parque infantil multigeneracional), con sus estructuras de mármol rosa diseñadas en consulta con más de 120 niños de la zona.

(Relacionado: Descubre los beneficios de la naturaleza para los niños).

Un ejemplo internacional 

Rastogi, que ahora tiene 12 años, sigue hablando. Fue uno de los dos coanfitriones de la primera Asamblea General Infantil Internacional (AGI), que acogió a 20 estudiantes de todo el mundo en Billund el pasado septiembre. Después de que los niños locales identificaran 10 problemas globales que querían abordar (entre ellos la igualdad de género, el acceso digital y la salud mental), invitaron a 80 niños de todo el mundo a trabajar con ellos en las soluciones. A continuación, 20 de ellos (algunos procedentes de lugares tan lejanos como la India y Sudáfrica) viajaron a Billund para compartir sus propuestas de solución y entregar un manifiesto para el cambio a las Naciones Unidas.

El público espera una presentación en la Asamblea General Internacional de la Infancia en Billund, en 2021. La reunión invitó a jóvenes de todo el mundo a proponer soluciones para problemas globales, desde la igualdad de género hasta la salud mental.

Los miembros de la Asamblea General Internacional de la Infancia se reúnen para debatir su propuesta a las Naciones Unidas, en 2021.

La CGA ha atraído la atención internacional hacia el municipio. Ha recibido solicitudes de los Boy Scouts y de otras Ciudades Amigas de la Infancia de la ONU que esperan aprender de las metodologías de la CGA.

(Relacionado: Conoce a los jóvenes activistas que luchan contra el cambio climático).

"Hay muy pocas ciudades que se centren en los niños de esta manera. Demasiado pocas. Pero cada vez habrá más", dice Sahl-Madsen.

Las investigaciones demuestran que las ciudades diseñadas para los niños suelen tener grandes beneficios también para los ancianos o los adultos con capacidades diferentes.

"Los niños y las familias de Billund se benefician directamente de nuestras iniciativas, pero también lo hacen las personas mayores", dice Storbank. "Cuando reducimos la altura del bordillo, no sólo es beneficioso para el monopatín. También hace que la ciudad sea más accesible para las sillas de ruedas".

Y si los turistas también encuentran atractivo en una comunidad segura, estructuras de juego accesibles y ciudadanos abiertos a compartir nuevos enfoques para un mejor entorno global, eso es una victoria, dice Sahl-Madsen. "Nos inspiran mucho los niños, pero lo hacemos por todos".

Heather Greenwood Davis es una escritora de viajes afincada en Toronto y editora colaboradora de National Geographic. Síguela en Instagram.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
¿Por qué Portugal está invadido de golondrinas?
Viaje y Aventuras
Tramontana: Palacio del viento
Viaje y Aventuras
Descubre lo que la Costa Brava y el Pirineo de Girona ofrece durante todo el año
Viaje y Aventuras
Vecinos desconocidos, lo que no sabes de los productos de proximidad
Viaje y Aventuras
Porque no hay planet B, eco-turismo y responsabilidad

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved