Viaje y Aventuras

Dos slackliners cruzan el espacio entre dos cascadas congeladas en los Alpes

Los highliners Lukas Irmler y Pablo Signoret llevaron a cabo esta proeza a 150 metros del suelo.jueves, 19 de abril de 2018

Para los highliners Lukas Irmler y Pablo Signoret, ascender por dos cascadas congeladas con más de 180 kilos de equipamiento es solo un preludio de la acción principal. En colaboración con un equipo en un lugar secreto de los Alpes franceses, están completando una aventura que llevan años planeando. Su destino es el espacio entre dos picos. Es una ubicación especialmente difícil para el deporte. A más de 150 metros del suelo, el equipo ancla una slackline de 426 metros al hielo de cada ladera. En este deporte, una línea de nylon se estira bajo el peso del slackliner. Pero además de caminar, los slackliners también realizarán acrobacias, creando una impresión radical en el grandioso escenario montañoso.

Seguir leyendo