Viaje y Aventuras

El ferrocarril más empinado del mundo

El monte Pilatus, en Suiza, ha sido un destino de ocio al aire libre desde al menos el siglo XVI, y los turistas empezaron a acceder a la cima en 1889, cuando el tren Pilatus-Bahn empezó a funcionar.Thursday, April 5, 2018

Por Redacción National Geographic

El monte Pilatus, en Suiza, ofrece vistas impresionantes del lago Lucerna. Según la leyenda, la montaña era el pedestal de un dragón. Ha sido un destino de ocio al aire libre desde al menos el siglo XVI, y los turistas empezaron a acceder a la cima en 1889, cuando el tren Pilatus-Bahn empezó a funcionar. La vía une las localidades de Alpnachstad y Pilatus Kulm, la cima. Es un viaje de menos de 5 kilómetros, pero lo que lo hizo famoso entonces y ahora es su ascenso empinado. La pendiente máxima es de 25,6 grados o 48 por ciento, lo que significa que gana 14 metros de elevación por cada 30 metros que avanza, sin tener en cuenta la inclinación. Es mucho más empinado que cualquier tren convencional, de ahí su récord particular: el tren de cremallera más empinado del mundo.

Las cremalleras funcionan como engranajes y se acoplan a vías dentadas en lugar de generar fricción, que es suficiente en una vía plana. Pero las cremalleras normales, orientadas en vertical, no funcionarían en esta ladera: las ruedas dentadas podrían levantarse de la vía. Por eso el ingeniero Eduard Locher diseñó un sistema horizontal para el tren de Pilatus. En parte, el Pilatus-Bahn ha mantenido su récord porque no lo han copiado. Las vías empinadas de otros lugares usan cuerdas para tirar de los vagones. El Pilatus-Bahn, que antes funcionaba a vapor, es eléctrico desde 1937 y no se han producido choques con dragones.

Seguir leyendo