Animales

Estas aves son unas de las pocas especies que se ocultan para aparearse

Además de los humanos, pocas especies esconden la actividad sexual. Los turdoides árabes son una de esas especies y, al parecer, mantener el apareamiento en privado podría preservar la paz dentro de sus grupos.Thursday, November 22, 2018

Por Joshua Rapp Learn

Según una nueva investigación, estas aves se apartan del grupo para ocultarse del resto durante sus (breves) encuentros sexuales, un acto que solía atribuirse solo a los humanos.

«El macho y la hembra dominantes se esfuerzan para ocultar su comunicación y el apareamiento mismo. Se escabullen, copulan y vuelven al grupo», afirma Yitzchak Ben-Mocha, estudiante de posgrado del Instituto Max Planck de Ornitología y autor principal de un estudio publicado recientemente en Evolution and Human Behavior.

Aunque muchas especies de animales ocultan de vez en cuando su actividad sexual, dichos actos suelen implicar a machos subordinados o beta que tienen una buena razón para ocultarse de los machos alfa más dominantes y agresivos. Pero Ben-Mocha sostiene que los turdoides árabes son la única especie, aparte de los humanos, en la que los científicos han documentado que los machos y las hembras dominantes tienen sus aventuras en privado.

Ben-Mocha cree que la vida en sociedad es una razón fundamental de que estas aves oculten sus actos más explícitos. Los turdoides árabes son reproductores comunitarios, lo que significa que, aunque solo el macho y la hembra dominantes del grupo se aparean, el resto del grupo social contribuye a cuidar de los polluelos, alimentándolos, defendiéndolos y ahuyentando a posibles depredadores.

La actividad sexual en público podría conllevar conflictos a los grupos, sobre todo si los machos beta intentan implicarse en la acción. Y entre los turdoides, las luchas entre machos suelen implicar la expulsión del perdedor. En otras palabras, la discreción podría ayudar a encubrir intercambios sociales y a mantener la cooperación.

Seguir leyendo