Este vídeo muestra un cardenal ginandromorfo

¿Qué provoca este fenómeno?miércoles, 6 de febrero de 2019

Este vídeo muestra un cardenal ginandromorfo
Este vídeo muestra un cardenal ginandromorfo

Jeffrey y Shirley Caldwell llevan 25 años intentando atraer aves colocando comederos en su jardín trasero. Pero estos residentes de Erie, Pensilvania, han avistado una criatura maravillosa: un cardenal mitad rojo mitad marrón que apareció hace unas semanas en un árbol a pocos metros de su casa. De hecho, al principio no estaban seguros de haberlo visto bien, hasta que el animal se acercó.

Esta anomalía se conoce como ginandromorfia bilateral. Hablando claro: la mitad de su cuerpo es macho y la otra mitad, hembra. «Este ave asombrosa es una quimera real macho/hembra», afirma Daniel Hooper, investigador posdoctoral del Laboratorio de Ornitología de Cornell, por email.

Los ginandromorfos son poco comunes, pero no inauditos. Es probable que sucedan en todas las especies de aves, según Hooper, pero solo las distinguimos en especies donde los machos y hembras adultos tienen rasgos distintivos, algo conocido como dimorfismo sexual. «Los cardenales son unas de las aves con más dimorfismo sexual de Norteamérica —el plumaje de vivo color rojo en los machos es emblemático—, por eso la gente los distingue cuando tienen un aspecto distinto», explica Hooper.

Hooper dice que el sistema de determinación del sexo en aves difiere respecto a los mamíferos. En mamíferos, los machos tienen una copia de cada cromosoma (X e Y), mientras que las hembras tienen dos copias del cromosoma X. En aves, es lo contrario. Sus cromosomas sexuales se denominan Z y W y son las hembras las que tienen una copia de cada uno (ZW), mientras los machos tienen dos copias del mismo (ZZ). Los núcleos de las células sexuales, entre ellas el esperma y los óvulos, suelen tener una sola copia de cada cromosoma. Los machos producen solo esperma portador del Z y las hembras producen óvulos portadores del Z o el W.

La ginandromorfia como la de este cardenal tiene lugar cuando un óvulo se desarrolla con dos núcleos —uno con un Z y otro con un W— y es «doblemente fertilizado» por dos espermatozoides portadores del Z.

Este individuo quimérico se desarrolla con la mitad del cuerpo como macho (ZZ) y la otra mitad como hembra (ZW). Si examinaras una célula de la parte macho, la roja, tendría células con cromosomas ZZ. Si observaras una célula del lado izquierdo, tendría células con cromosomas ZW. Este fenómeno tiene lugar en aves, muchos insectos y crustáceos.

Una parte de lo que emociona a Hooper de este cardenal es que podría ser capaz de reproducirse. «La mayor parte de los individuos ginandromorfos son infértiles, pero este podría ser fértil, ya que el lado izquierdo es hembra, y en las aves solo funcionan los ovarios izquierdos».

Quizá lo descubramos pronto. Shirley Caldwell dice que el cardenal siempre está acompañado de un macho. «Estamos contentos de que no esté solo», dice. Los investigadores del oeste de Illinois observaron otro cardenal ginandromorfo hace años e informaron que nunca lo vieron en compañía de otro animal.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo