Animales

Las cebras emprenden cada año un arriesgado viaje hasta las salinas de Makgadikgadi

jueves, 9 de noviembre de 2017

Por Redacción National Geographic

Las cebras viajan 241 kilómetros cada año desde un exuberante paraíso, el delta del Okavango, hasta un paraje desolado, las salinas de Makgadikgadi. Emprenden esta travesía debido a que necesitan los nutrientes de las salinas. Su migración anual puede resultar arriesgada e incluso mortal. 

Las cebras son animales sociales que viven en manadas. Pacen en grupo, normalmente hierba, e incluso se acicalan unas a otras.

La especie más abundante es la cebra de llanura (o de Burchell). Viven en pequeños grupos familiares formados por un macho (semental), varias hembras y sus crías. Las cebras estar atentas en todo momento para evitar a hienas y leones. En una manada hay muchos ojos para detectar el peligro. Si un animal es atacado, su familia acudir en su defensa, rodeando a la cebra herida e intentando repeler a los depredadores.

Las rayas de las cebras

Ningún animal tiene un pelaje tan característico como el de la cebra. Las rayas de cada espécimen son igual de únicas que las huellas dactilares (no hay dos iguales), si bien cada una de las tres especies existentes tiene su propio patrón general. Los científicos no están seguros de por qué presentan estas cebras características.

Seguir leyendo