Los objetos cotidianos pueden convertirse en robots con esta "piel robótica"

lunes, 24 de septiembre de 2018

Los objetos cotidianos pueden convertirse en robots con esta "piel robótica"
Los objetos cotidianos pueden convertirse en robots con esta "piel robótica"

Cuando la NASA hizo un llamamiento para desarrollar tecnologías robóticas blandas, Rebecca Kramer-Bottiglio y su equipo de la Universidad de Yale respondieron con algo impresionante: pieles robóticas que pueden envolver objetos cotidianos, convirtiendo casi cualquier cosa en un robot móvil y con capacidad de agarrar objetos.

Estas pieles, descritas en Science Robotics, están hechas de láminas elásticas plegables con sensores y actuadores móviles a un lado. Están diseñadas para ser reutilizables y modulables, lo que les permite combinarlas de diversas formas para crear movimientos diferentes, según explica Kramer-Bottiglio por email.

En pruebas de laboratorio, Kramer-Bottiglio y su equipo colocaron la piel alrededor de las patas de un animal de peluche, y el caballo de juguete se tambaleó hacia delante en un galope torpe. Un tubo de espuma envuelto con una piel fue capaz de moverse como un gusano. Y un fragmento de piel que conectaba dos fragmentos de cartón se contrajo, convirtiendo el objeto en una pinza rudimentaria.

En entornos impredecibles como el espacio exterior, donde pueden surgir imprevistos, esta diversidad proporciona a la piel una ventaja creativa sobre los robots tradicionales, diseñados solo para una cantidad limitada de actividades.

Los sensores integrados con los actuadores también proporcionan un feedback útil: las pieles, colocadas sobre la espalda de un hombre, aportaron información sobre su postura.

En el futuro, Kramer-Bottiglio espera que las pieles puedan aprender por sí mismas empleando los datos de los sensores, lo que les daría la capacidad de adaptarse, sobre todo si las colocan sobre objetos moldeables, como arcilla.

Seguir leyendo