Unos pulsómetros revelan cómo responden los narvales ante situaciones de estrés

lunes, 18 de diciembre de 2017

Unos pulsómetros revelan cómo responden los narvales ante situaciones de estrés
Unos pulsómetros revelan cómo responden los narvales ante situaciones de estrés

Los narvales nadan en el gélido océano Ártico y se sumergen en sus aguas oscuras y profundas, por eso son difíciles de estudiar. Para conocer su biología, unos científicos les colocaron sensores. Estos dispositivos registraban su ritmo cardíaco, sus movimientos al nadar y la profundidad a la que nadaban, en reposo, cuando se sumergían después de "huir" y en inmersiones normales. Las ventosas de los sensores se despegaban y flotaban hasta la superficie. Los animales suelen reaccionar ante el peligro de dos formas diferentes: para algunos, el estrés aumenta su ritmo cardíaco y su nivel de actividad. Otras especies se quedan paralizadas y su ritmo cardíaco desciende. Los narvales no encajan en ninguno de estos patrones. Cuando les liberan de las redes, el pulso de los narvales se desploma, incluso mientras huyen a toda velocidad. Así que agotan el oxígeno del que disponen, llevando a los tejidos a su límite. Los investigadores temen que el bajo nivel de oxígeno afecte a su cognición, provocando una conducta peligrosa y sumándose al riesgo que supone la presencia humana para los narvales.

Seguir leyendo