Una turista fallece víctima del inusual ataque de un tiburón en Costa Rica

El incidente es probablemente el quinto ataque de tiburón confirmado y no provocado en Costa Rica en los últimos 400 años.martes, 5 de diciembre de 2017

Una turista estadounidense ha fallecido recientemente en Costa Rica en un trágico ataque de tiburón, un accidente mortal que es extremadamente inusual. 

El periódico costarricense La Nación informó de que una mujer de 49 años había sufrido el ataque de un tiburón tigre mientras buceaba en la Isla del Coco, una isla volcánica boscosa y lugar Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Según informa el periódico, su guía de 26 años también resultó herido.

Relacionado: Ataques de tiburón: como prevenirlos

La isla llevaba unos 30 años sin albergar tiburones tigre en sus aguas, pero estos animales regresaron en el año 2012, según informó entonces La Nación.

Aunque este trágico incidente podría recordar a algunos a la película Tiburón, los tiburones no tienen como objetivo a los humanos y generalmente los evitan; además, los ataques no provocados son muy poco frecuentes. Si no fue provocado, este reciente ataque podría ser el quinto confirmado en Costa Rica desde 1580, según la International Shark Attack File, una base de datos que mantiene el Museo de Historia Natural de Florida.

Galería relacionada: El atlas de los tiburones en imágenes

«Los tiburones no son una amenaza y es fundamental cambiar nuestra actitud y la imagen que tenemos de los tiburones como símbolo de terror», dijo en un comunicado un grupo de biólogos costarricenses tras el último ataque.

Las probabilidades de resultar herido o de que te mate un tiburón son ínfimas. Tienes 75 veces más probabilidades de morir por que te alcance un rayo que por el ataque de un tiburón, y el agua del océano tiene 132 veces más probabilidades de matarte (si te ahogas) que los escualos.

Sigue leyendo: La sorprendente razón por la que estas orcas atacaron a una ballena azul

Es más, cualquier repunte potencial de ataques de tiburones se debería en gran parte a la conducta humana. «A medida que la población mundial sigue creciendo y aumenta el interés en las actividades recreativas acuáticas, podríamos esperar de manera realista un incremento del número de ataques de tiburones y de otras lesiones relacionadas con las actividades acuáticas», señaló la International Shark Attack File en su informe de 2016 sobre ataques de tiburones.

En todo caso, son los tiburones los que tienen más razones para temer a los humanos. En 2013, los investigadores estibaban que 100 millones de tiburones morían cada año en todo el mundo, un porcentaje de víctimas anuales de entre un 6,4 y un 7,9 por ciento que, según estiman los biólogos, es insostenible.

«Se captura a un número asombroso de tiburones cada año y ese número es demasiado alto teniendo en cuenta la biología de la especie», afirmó Boris Worm, biólogo de Dalhousie e investigador principal de ese informe. 

Vídeo relacionado: 

Los tiburones tigre engullen cualquier cosa que se encuentren: desde ruedas a munición no detonada
Seguir leyendo