Animales

Qué hacer si tu perro tiene sobrepeso

Quizá no sepas si tu perro tiene sobrepeso, pero aquí te damos las claves para detectarlo y para mantenerlo sano. Martes, 30 Enero

Por Liz Langley - National Geographic

A estas alturas, muchos nos habremos olvidado de nuestro propósito de Año Nuevo de perder peso. Pero ¿y el mejor amigo del hombre? Esta semana profundizamos en las dietas para perros, hablamos de si funcionan o no y aprendemos cómo mantener la salud de nuestras mascotas.

Problemas de peso

La obesidad canina se ha converido en un problema de salud importante: entre el 22 y el 40 por ciento de los perros del mundo podrían estar obesos. Esta afección suele traer consigo otras complicaciones, como diabetes y deficiencias de las funciones respiratoria y renal.

A la hora de evaluar el peso de un perro, los veterinarios hacen lo que se conoce como calificación de condición corporal, que consiste en un «examen visual y una exploración física», según Alex German, un especialista en animales pequeños de la Universidad de Liverpool, en Reino Unido.

Por ejemplo, las costillas de un perro con un peso ideal deberían ser fácilmente palpables con un nivel mínimo de grasa. Las costillas de perro con un peso no ideal podrían no ser palpables en absoluto y tendría una cadena apenas distinguible desde arriba.

Parece debería ser obvio para su dueño que su perro tiene sobrepeso, pero el amor puede cegarnos. «Existe una tendencia de subestimar la condición corporal de tu perro», afirma German, similar a la forma en que «los padres subestiman el sobrepeso de sus hijos».

Como la obesidad canina es tan habitual, «la mayoría de personas no sabría si están sobrealimentando a sus perros», afirma Monique Udell, experta en conducta animal de la Universidad Estatal de Oregón. «Al ver a los perros de otras personas con un peso similar, se hace cada vez más difícil de reconocer».

Una dieta sana

Los expertos recomiendan que los dueños acudan al veterinario para determinar la dieta óptima para sus perros y, si tienen sobrepeso, asegurarse de que el peso disminuye a un ritmo seguro. German es el coautor del mayor estudio mundial sobre pérdida de peso en perros, para el cual los científicos estudiaron a 926 perros de 27 países.

Los perros con una dieta alta en fibra y en proteínas y con un régimen de mayor actividad durante tres meses perdieron una media de 11 por ciento de su peso corporal. Los dueños también observaron una disminución en la conducta de buscar comida y una mejora de la calidad de vida.

«El propósito de este estudio no era plantearse la pregunta de si esta dieta funciona para perder peso en perros obesos (¡preguntada y respondida!), sino ver si podíamos obtener éxito en todo el mundo, perros diferentes en países diferentes», afirma German, coautor del estudio.

Uno de los hallazgos más relevantes fue que los perros macho intactos perdieron más peso que los perros castrados, según el estudio publicado en septiembre de 2017 en la revista PLOS ONE.

Probablemente se deba a que los perros castrados tienden a comer con más frecuencia y no son tan activos como los machos intactos. Ambos factores llevan a un aumento de peso, según German.

Se recomienda que sigan dietas con mucha fibra y proteína, ya que pueden restringir las calorías, mantener los nutrientes y «preservar la masa magra y el músculo durante la pérdida de peso», añade.

Un perro activo

El ejercicio orientado a las necesidades y las capacidades de tu mascota también puede ayudarla a adelgazar.

A menudo, «los perros muestran deseos de ser activos» y los dueños sienten la presión de encontrar tiempo para que hagan ejercicio, afirma Udell. Pensar en el ejercicio como si fuera una colaboración en la que ambos os ponéis en forma juntos puede ayudar. Lo importante es que sea divertido tanto para el perro como para el dueño.

«Durante esos primeros 20 o 30 días en los que se forma un hábito, tiene que ser divertido», afirma. Por ejemplo, empezar con un exceso de ejercicio hace que «sea muy fácil no ser constante».

Galería relacionada: 9 imágenes de mascotas exóticas

Por supuesto, puedes darle a tu perro un premio, pero ¿iría eso en contra del objetivo de un plan de adelgazamiento?

Udell dice que una idea mejor es sacar al perro para caminar durante 30 minutos y darles parte de su desayuno como recompensa. Los perros evolucionaron como carroñeros, por lo que «no es raro que caminen y coman, caminen y coman», afirma.

Seguir leyendo