Descubren el fósil de lagarto más antiguo del mundo: 240 millones de años

Los científicos llaman a este fósil estudiado recientemente y descubierto en los Alpes italianos hace 20 años «la madre de todos los lagartos».

Publicado 1 jun. 2018 12:45 CEST

 

Los científicos podrían haber empezado a entender mejor el aspecto de los primeros lagartos del mundo, gracias a un espécimen fósil estudiado recientemente. Los investigadores lo describen como «la madre de todos los lagartos», ya que consideran que es una especie primitiva a partir de la que evolucionaron los actuales escamosos (Squamata), entre ellos los lagartos y las serpientes. La criatura fósil, llamada Megachirella wachtleri, data de hace 240 millones de años, según un estudio que la describe esta semana en la revista Nature.

¿Dónde se halló el fósil del lagarto?

El fósil de Megachirella se descubrió en los Alpes italianos hace 20 años. Ya entonces, los científicos pensaban que podría estar emparentado con los escamosos, pero no tenían pruebas suficientes para describirlo formalmente como un ancestro directo. No se podían distinguir por completo los rasgos detallados del Megachirella y los científicos carecían de una comprensión global de la línea temporal evolutiva de los escamosos.

Como parte del análisis más reciente, los científicos trasladaron el espécimen fósil a un centro de investigación en el norte de Italia, donde lo sometieron a microtomografías computarizadas. Las imágenes resultantes mostraron al animal con mayor nivel de detalle, lo que incluso les permitió observar el interior de la roca que contiene el fósil. Las tomografías revelaron rasgos singulares que finalmente identificaron al Megachirella como un escamoso primitivo.

El autor principal del estudio, Tiago Simões, pasó más de cuatro años reconstruyendo el linaje de los escamosos. Junto a su asesor Michael Caldwell, paleontólogo de la Universidad de Alberta, recopiló, según el equipo, el mayor conjunto de datos de reptiles hasta la fecha. Contiene datos filogenéticos de 130 especies extintas y vivas de lagartos y serpientes.

«Pasé casi 400 días visitando más de 50 colecciones de museos y universidades en 17 países recopilando datos sobre las especies fósiles y vivas de reptiles para entender la evolución primitiva de los reptiles y los lagartos», contó Simões a AFP.

A continuación, con los datos de las microtomografías computarizadas, el equipo pudo construir un modelo en 3D de la fisiología del lagarto primitivo. Tras analizar sus rasgos, dedujeron que siguió la trayectoria evolutiva de los reptiles primitivos, pero lo más crucial es que apareció antes de la división final entre lagartos y serpientes.

¿Por qué es importante este descubrimiento?

Los escamosos son unos de los grupos más diversos y extendidos del planeta, pero los científicos saben muy poco sobre sus orígenes evolutivos. El nuevo descubrimiento ya está ayudando a los paleontólogos a entender mejor cómo sobrevivieron lagartos y serpientes en la prehistoria y cómo finalmente dieron lugar a los animales escamosos de hoy en día.

«El espécimen es 75 millones de años anterior a los que creíamos que eran los lagartos fósiles más antiguos del mundo», cuenta Simões en un comunicado de prensa. Caldwell añade que, para los paleontólogos, el Megachirella es como la piedra de Rosetta, ya que el fósil está ayudándoles a descifrar el árbol genealógico de los reptiles.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved