Animales

China legaliza el cuerno de rinoceronte y el hueso de tigre con fines médicos

Estos materiales no tienen propiedades medicinales probadas en humanos y los conservacionistas describen esta decisión como un importante revés para las poblaciones salvajes.martes, 30 de octubre de 2018

Por Dina Fine Maron
Emplear cuerno de rinoceronte y hueso de tigre para la medicina tradicional china pone en peligro a estas criaturas en peligro de extinción.

En China, el cuerno de rinoceronte y el hueso de tigre podrán emplearse legalmente en la investigación médica o en medicina tradicional, según un polémico comunicado del gobierno. Según el comunicado, los especímenes animales pueden obtenerse solo de granjas o criaderos, pero los conservacionistas afirman que se trata de una decisión sorprendente que podría abrir la puerta a un incremento de la actividad ilegal y poner en peligro las poblaciones de animales vulnerables.

Esta decisión es «muy preocupante», afirma Leigh Henry, directora de política de fauna y flora silvestres del World Wildlife Fund. Según dice, distinguir qué animales se han obtenido legalmente de criaderos y no ilegalmente en la naturaleza puede ser muy difícil, de forma que esta decisión serviría de tapadera a los traficantes. Tanto rinocerontes como tigres se encuentran en peligro de extinción en la naturaleza y su comercio está prohibido. «WWF insta urgentemente a China a que mantenga la prohibición de comerciar con cuerno de rinoceronte y hueso de tigre que ha sido tan fundamental para la conservación de estas especies emblemáticas. Debería expandirse para cubrir el comercio de todas las partes y productos de tigres», afirma.

La acción de China supone un marcado contraste frente a las medidas tomadas por el país para combatir la caza furtiva en los últimos años. El país había instaurado una prohibición de 25 años que impedía la importación o exportación de estos productos. Y la Federacion Mundial de Sociedades Médicas Chinas —el grupo oficial que dicta qué puede usarse en medicina tradicional— también retiró el cuerno de rinoceronte y el hueso de tigre de su lista de productos apropiados para el uso en pacientes (aunque su mercado todavía existe).

Hace dos años, China también anunció que clausuraría su mercado de marfil doméstico a finales de 2017, lo que le valió grandes elogios. Los grupos de conservación defendieron la medida como un paso necesario para contribuir a la reducción de la demanda de marfil y aplacar la caza furtiva de elefantes africanos.

Debbie Banks, líder de la campaña de tigres en la Agencia de Investigación Medioambiental (EIA, por sus siglas en inglés), una organización sin ánimo de lucro con oficinas en Londres y Washington, D.C., afirma que el comunicado socava la postura de China respecto a la protección de la fauna salvaje. «La reputación de China como líder en la conservación tras la prohibición nacional de la venta de marfil está por los suelos», escribió en un email. «La noticia pone en grave peligro la supervivencia futura de los tigres salvajes estimulando la demanda de sus partes corporales en lugar de erradicarla», y añade que también pone en riesgo a los rinocerontes en sus áreas biogeográficas de África y Asia. «La noticia es una muestra impresionante de desprecio descarado de la opinión mundial».

Se desconoce la razón de que China tomase esta decisión. Las autoridades chinas no respondieron a nuestras peticiones de comentarios. Pero el aumento de los criaderos de tigres en China y las iniciativas para criar rinocerontes allí podrían ser un impulsor fundamental, según los grupos medioambientales. «Llevamos mucho tiempo preocupados por los criaderos de tigres en China y el aumento del número de criaderos en el país», afirma Henry. «Los tigres cautivos son carísimos de alimentar y cuidar, de forma que, a medida que estas cifras aumentan, también lo hace la presión sobre el gobierno chino para permitir el comercio regulado de productos de tigre. La decisión de China es lo que muchos llevamos temiéndonos durante más de una década». La EIA había informado en 2013 de que varios miles de tigres se encontraban cautivos en criaderos de todo el país. Además, China también ha empezado a importar supuestamente rinocerontes para posibles criaderos.

Susan Lieberman, vicepresidenta de política internacional en la Wildlife Conservation Society, una organización sin ánimo de lucro con sede en Nueva York que trabaja en la conservación mundial, también cree que el aumento de los tigres en criaderos podría ser un factor importante en la decisión de China. La nueva legalidad del hueso de tigre y el cuerno de rinoceronte será, según ella, una gran victoria para los traficantes. «Querrías que hubiera un mercado legal tras el que esconderse», afirma. Sin análisis de ADN de estos productos, no hay forma de saber si su fuente son criaderos o la naturaleza.

El cuerno de rinoceronte está hecho de queratina —una proteína presente en las uñas y el pelo— y se dice falsamente que el producto contribuye a tratar desde el cáncer a la gota si se consume en forma de polvos. No se ha demostrado que ninguno de los productos tenga beneficios médicos para los humanos. También se han presentado pruebas vagas para alegar que el cuerno de rinoceronte podría ayudar de algún modo a bajar la fiebre, al menos en roedores. Lieberman explica que medicinas más baratas y disponibles como el paracetamol o la aspirina resultan muchísimo más efectivas. Se dice que el hueso de tigre machacado y convertido en pasta podría utilizarse para tratar varias dolencias, entre ellas el reumatismo y el dolor de espalda. Pero Lieberman afirma que «no existen pruebas de ello».

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.