Animales

China congela su decisión de legalizar el cuerno de rinoceronte y el hueso de tigre

Ante el aluvión de críticas recibidas por parte de la comunidad internacional, el Gobierno Chino ha decidido estudiar la decisión de reanudar el mercado de cuerno de rinoceronte y hueso de tigre para fines médicos.miércoles, 14 de noviembre de 2018

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic
Un rinoceronte blanco hembra (izquierda) pasta con un macho que se ha convertido en su compañero tras un ataque de furtivos en la provincia de KwaZulu-Natal, Sudáfrica.

El gobierno de China podría dar un paso atrás respecto a la nefasta noticia que daba a conocer el pasado 29 de octubre: tras 25 años de prohibición, el cuerno de rinoceronte y el hueso de tigre volverían a legalizarse con fines médicos.

Ante el aluvión de críticas recibidas por la comunidad internacional durante las dos semanas transcurridas, Ding Xuedong, el Secretario General Adjunto del Consejo de Estado de China, ha declarado a la agencia de noticias china Xinhua que la decisión de reavivar el mercado de partes de animales en peligro de extinción se "ha pospuesto tras su estudio".

Durante la entrevista, publicada por el medio tanto en inglés como en chino, Xuedong afirma que “el gobierno chino ha sido consistente y firme en su postura sobre la protección de la vida silvestre, y reitera que “no ha cambiado su posición, y no facilitará la represión contra el tráfico ilegal y el comercio de rinocerontes, tigres y sus derivados y otras actividades delictivas”.

ver galería

Aunque Xuedong no mencionó en ningún momento cuánto tiempo tardarían en hacer pública la decisión, el Secretario General afirmó durante su intervención que se seguirán aplicando las "tres prohibiciones estrictas": la importación y exportación de rinocerontes, tigres y sus derivados; la venta, compra, transporte y envío de rinocerontes, tigres y sus derivados;  y el uso de cuernos de rinoceronte y huesos de tigre para la medicina.

Un paso en falso que las especies no pueden permitirse

La Organización Mundial de las Naciones Unidas criticó duramente la directiva, alertando sobre los grandes peligros que se esconden tras la decisión. Por un lado, la reanudación del mercado chino de partes de animales haría aumentar la caza furtiva, amenazando más gravemente aún a las poblaciones silvestres. Además, al permitir que el cuerno de rinoceronte y el hueso de tigre formen parte del mercado, se da a entender de forma falsa que estos productos tienen un valor médico, lo que podría tener un efecto devastador en el estímulo de la demanda.

Por otro lado, la ONU alegó en un comunicado que “reconsiderar las leyes y regulaciones tan duramente peleadas sobre el comercio de productos de vida silvestre en peligro de extinción abre la puerta a que los países valoren los beneficios económicos por encima de la protección del medio ambiente”.

La pasta de hueso de tigre se usa en medicina tradicional vietnamita y es el principal impulsor del comercio ilegal de tigre en el país. Se elabora hirviendo los huesos de tigre durante siete días y secando la sustancia restante en bloques.

Tan solo en la última década, el planeta perdió más del 96% de las poblaciones de tigres debido a la caza furtiva y la destrucción de su hábitat, según datos del Informe World Wildlife Crime Report de WWF. A día de hoy, en el mundo quedan menos de 4.000 tigres en libertad de los más de 10.000 que poblaban la Tierra hace escasamente un siglo.

Mientras, el drama del rinoceronte no corre mejor suerte: los cazadores furtivos matan a más de 1.000 rinocerontes al año en Sudáfrica. Con un precio en el mercado negro de 60.000 euros el kilo de cuerno de rinoceronte, las poblaciones de este animal no llegan a los 30.000 ejemplares, mientras algunas de sus especiesse encuentran extintas o se hallan al límite de desaparecer.

A la espera de la decisión oficial

Frenar el mercado negro del tráfico de animales mientras exista un mercado legal paralelo es prácticamente imposible, tal y como se ha demostrado. Sin embargo, la decisión que tomó China en 2016 de prohibir el comercio de marfil ha supuesto un gran impulso para frenar la demanda de estos productos.

En esa línea y tras las duras y múltiples críticas recibidas, las que se espera sean palabras de rectificación han sido acogidas por la comunidad internacional con esperanza, y diversas instituciones medioambientales esperan que sea un reconocimiento por parte de los líderes chinos de que habían cometido un error.

A pesar de que la decisión tan solo está congelada para su estudio, Xuedong terminó su intervención reiterando que “el gobierno chino está dispuesto a trabajar con la comunidad internacional para luchar conjuntamente por proteger la vida”. Palabras que, de momento, tan solo se traducen en una pequeña tregua ante un paso en falso, a la espera de un comunicado oficial que restablezca permanentemente la prohibición de reanudar el mercado.

Seguir leyendo