Siete victorias para la fauna salvaje en 2018

Elefantes, rinocerontes, ballenas y otras especies en peligro han recibido un empujoncito este año.miércoles, 12 de diciembre de 2018

Ante la presión de la caza furtiva, los elefantes africanos evolucionan para perder los colmillos; el comercio de jaguares aumenta en Sudamérica; los pescadores disparan a los lobos marinos de California en la costa del estado de Washington; y, mientras se clausuran granjas de bilis de oso en Vietnam, los operadores dejan que sus osos cautivos mueran de hambre.

Pero en los últimos 12 meses también hemos visto algunos rayos de esperanza.

Las principales casas de subastas internacionales dejarán de vender cuerno de rinoceronte. Ante la presión de los grupos medioambientales, tanto Bonhams como Sotheby’s han cancelado las ventas de cuerno de rinoceronte en Hong Kong este otoño y se han comprometido a no volver a vender ningún objeto hecho parcial o totalmente con cuerno de rinoceronte. China Guardian Hong Kong, otra casa de subastas, también declaró que evitará ofertar cuerno de rinoceronte en el futuro. Christie’s ya había anunciado la introducción de su prohibición en 2012, según un portavoz de la empresa. Ahora, casi todas las casas de subastas internacionales no volverán a vender cuerno de rinoceronte. (Hasta la fecha, Poly Auctions es la única gran casa de subastas en Hong Kong que no ha prohibido por completo las ventas de cuerno de rinoceronte. En un comunicado por email, Poly Auction Hong Kong Limited declaró que ha cumplido estrictamente la legislación de Hong Kong en sus ventas y que «se opone a cualquier objeto procedente de explotaciones ilegales o fauna silvestre y se esforzará por rechazarlos en el mercado de subastas».) Durante años, Hong Kong ha sido un mercado popular de venta de cuerno de rinoceronte; la legislación doméstica permite las subastas de este artículo en circunstancias limitadas, como cuando el papeleo indica que los cuernos son antigüedades. Los adheridos al Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) prohibieron el comercio de cuerno de rinoceronte en 1977.

Japón ya no podrá matar rorcuales norteños ni vender su carne en nombre de la investigación científica. La comunidad internacional actuó en octubre para proteger al rorcual norteño, uno de los cetáceos más rápidos del mundo. El comité permanente de CITES concluyó que las capturas supuestamente «científicas» de este cetáceo en peligro de extinción por parte de Japón en el Pacífico Norte tienen en realidad propósitos comerciales y deben parar. Japón mata unos cien rorcuales norteños al año en nombre de la investigación científica y, a continuación, vende su carne alegando que las ventas financian dicha investigación. Ante la decisión de CITES, el país ha acordado no autorizar ninguna matanza más de rorcuales norteños antes de la siguiente reunión de CITES, en mayo de 2019.

Las iniciativas de conservación permiten que algunas ballenas se recuperen. Las prohibiciones internacionales de la caza de ballenas comercial en el Pacífico Norte y el hemisferio sur han ayudado a que algunas poblaciones de ballenas se recuperen. La población global de rorcuales, clasificada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como especie «en peligro de extinción», casi se ha duplicado desde los años 70. A principios de este año, la UICN cambió la clasificación de conservación de los rorcuales a «vulnerable». Otra especie de ballena cazada históricamente por su aceite, su grasa y su carne —la ballena gris— también ha sido recategorizada de especie «en peligro crítico de extinción» a especie «en peligro de extinción».

Hong Kong ha prometido eliminar gradualmente el comercio de marfil de elefante. A principios de 2018, la ciudad-estado aprobó un plan para poner fin a la venta de marfil de elefante para finales de 2021. Hong Kong es un importante centro de venta de marfil y los grupos medioambientales sostienen que clausurar el mercado —y la decisión de Hong Kong de imponer penas más duras a los contrabandistas— podría ayudar a combatir la caza furtiva de decenas de miles de elefantes africanos cada año.

El veto chino al comercio de marfil ya es legislación nacional. Gran parte de la demanda de marfil mundial procede de China continental, donde el último día de 2017 entró en vigor un veto al comercio de marfil, convirtiendo 2018 en el primer año completo con dicha prohibición activa. Esta acción parece estar cambiando las actitudes hacia la compra de marfil, según una encuesta a consumidores llevado a cabo por Traffic, WWF y GlobeScan. Esa es la buena noticia. La mala noticia es que los compradores persistentes informan de que siguen comprando marfil a un ritmo similar —solo que salen de China para hacerlo—, lo que pone de relevancia la necesidad de introducir iniciativas globales más duras para poner fin a este comercio.

Otra enorme franja de la selva amazónica es ahora terreno protegido. La Serranía de Chiribiquete, en Colombia, a cuya superficie se sumaron este año más de 1,2 millones de hectáreas, mide ahora un total de 12.800 kilómetros cuadrados. Además de ser el mayor parque nacional de selva tropical protegido del mundo, ha sido declarado lugar Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. La Serranía de Chiribiquete, ubicada en la esquina noroeste de la cuenca del Amazonas, alberga famosas pinturas rupestres y especies amenazadas como nutrias gigantes, osos hormigueros gigantes, monos lanudos y tapires amazónicos. Los grupos medioambientales esperan que el parque siga siendo un bastión contra la deforestación de la Amazonia, aunque otras partes de la selva sigan perdiendo árboles. Entre agosto de 2017 y julio de 2018, se destruyeron más de 7.700 kilómetros cuadrados de selva brasileña, principalmente por culpa de la tala ilegal, según el gobierno. El nuevo presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, también prometió en campaña que disminuiría los controles medioambientales.

China ha reinstaurado su veto al uso médico de hueso de tigre y cuerno de rinoceronte. En octubre, Pekín anunció que levantaría el veto al uso de estos productos de origen animal en la medicina tradicional. No existen pruebas científicas de que el hueso de tigre o el cuerno de rinoceronte mejoren la salud humana, y no se dieron explicaciones de la decisión. Los grupos medioambientales apuntaron a las crecientes granjas de tigres del país —y al gran coste de mantener a los animales— como factores motivadores principales de la acción de China. Pero, tras la protesta de grupos medioambientales de todo el mundo, el gobierno anuló su decisión. Un alto funcionario contó a medios estatales que China pospondría el levantamiento del veto al uso legal de rinoceronte y tigre en la medicina tradicional y la investigación a la espera de «más estudios».

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo