Abandonan a 18 perros en un parque infantil de Sevilla

La Policía Local ha abierto una investigación para encontrar al responsable y pide la colaboración ciudadana.

Published 9 ene. 2019 10:08 CET, Updated 5 nov. 2020 7:02 CET
Abandono 18 perros sevilla
Fotografía de Emergencias Sevilla

Dieciocho perros han sido encontrados abandonados en el interior de un parque infantil vallado de la capital andaluza, situado en el cruce de la avenida Manuel del Valle con la calle Tharsis. Los agentes de policía que acudieron al lugar de los hechos creen que el responsable podría haber abandonado a los perros con una furgoneta  en plena madrugada para posteriormente darse a la fuga.

Tras un primer contacto por parte de un veterinario que les ofreció agua y comida y comprobó que los animales no tenían chip de identificación, la primera medida de seguridad tomada por la policía fue cerrar el recinto al público hasta desalojar a los animales, que finalmente han sido trasladados al Centro Municipal Zoosanitario de Sevilla.

Los canes, todos ellos cruce de American Sttaford y Presa Canario, son en su mayoría cachorros y mostraban un comportamiento muy manso. Según algunas de las protectoras de animales que acudieron al lugar y los vídeos difundidos en redes sociales, algunos de ellos mostraban mucho miedo.

El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha afirmado hoy en declaraciones a los medios que el peso del Código Penal caerá sobre el responsable del abandono. "Este abandono es especialmente grave porque comprometía la integridad de las personas, especialmente de los menores, al tratarse de un parque infantil”, ha afirmado Cabrera, según publica el diario 20minutos. “Además, el abandono animal es de por sí deleznable”.

Durante la operación, a la que acudió también la Guardia Civil, varias personas y protectoras de animales se movilizaron para hacerse cargo de los animales y evitar así su paso por la perrera municipal, que como tantas otras no goza de buena fama, lo que ha creado una gran controversia ante la negativa de las autoridades. “Estarán en una jaula, pasando frío y contagiándose de todas las enfermedades que tristemente existen en esa maldita perrera”, afirman desde la protectora Adopta mestizos.

Los animales podrían provenir de alguna mafia de cachorros en la que exploten a los animales para criar y obtener así beneficio económico, o bien de grupos ilegales que organizan peleas de perros para lucrarse con las apuestas.

La Policía continúa la investigación y ha pedido la colaboración ciudadana para dar con el responsable de estos hechos. Mientras, si nadie los reclama ni se encuentra al responsable, los 18 perros que se encuentran en la perrera municipal entrarán en el programa de adopción de animales.

Seguir leyendo