La seguridad social china ya no cubrirá medicamentos que contengan escamas de pangolín

El cambio podría ser un indicio de una nueva voluntad por parte del gobierno de proteger al mamífero amenazado.viernes, 30 de agosto de 2019

Los pangolines, que se parecen a osos hormigueros escamosos, son codiciados para su uso en la medicina tradicional china.
Los pangolines, que se parecen a osos hormigueros escamosos, son codiciados para su uso en la medicina tradicional china.
foto por Brent Stirton, Getty/National Geographic

Las medicinas tradicionales que contengan escama de pangolín ya no estarán cubiertas por los fondos destinados a la seguridad social, según un comunicado del gobierno chino. Las escamas de este mamífero en peligro de extinción se emplean en más de 60 curativos producidos comercialmente, según la organización sin ánimo de lucro China Biodiversity and Green Development Foundation. Se dice que tratan dolencias como las dificultades durante la lactancia y la mala circulación, por ejemplo.

La demanda de escamas de pangolín para su uso en medicamentos tradicionales pone en peligro de extinción a las ocho especies de pangolín.

El comunicado, publicado el 20 de agosto por la Oficina Nacional de Seguros Médicos y el Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social chinos, también retira a la tortuga carey, el caballito de mar, el coral y las astas de saiga de la lista de medicamentos reembolsables por la seguridad social estatal, entre otros productos derivados de especies silvestres. Esta lista se actualiza cada pocos años, añadiendo y retirando tanto los medicamentos occidentales como los tradicionales. No detalla el tipo de productos de pangolín y solo menciona las «decocciones» de pangolín, es decir, líquidos infusionados.

En febrero, los agentes de aduanas de Hong Kong incautaron ocho toneladas de escamas de pangolín en Nigeria, poniendo de relieve la enorme escala del comercio ilegal.
En febrero, los agentes de aduanas de Hong Kong incautaron ocho toneladas de escamas de pangolín en Nigeria, poniendo de relieve la enorme escala del comercio ilegal.
foto por Anthony Wallace, AFP/Getty

No se trata de una prohibición total del comercio doméstico de pangolín, que es lo que muchos activistas defienden. Sin embargo, podría indicar un cambio importante, tanto en la cantidad de pangolines utilizados como en el enfoque gubernamental de la conservación de pangolines, según explica por email Steve Given, exdecano adjunto del American College of Traditional Chinese Medicine.

«En China, la naturaleza del sistema político es tal que el estado tiene mucho que decir sobre qué está bien y qué debe evitarse», afirmó Given. El gobierno no solo hace que el uso de escamas de pangolín sea más caro, porque ahora la gente tendrá que pagar los productos de pangolín de su bolsillo, sino que también «sugiere que el gobierno ya no apoya el uso de pangolín», afirma Given.

Daisy He, abogada en la empresa internacional CMS en Pekín, que sigue los cambios en los planes de seguros chinos, afirma que su clasificación como especie en peligro de extinción podría haber sido un factor considerado en la decisión del gobierno. Se cree que los pangolines son el mamífero más traficado del mundo; se estima que, entre el 2000 y el 2013, se capturaron un millón en la naturaleza, según la organización de supervisión de fauna silvestre Traffic. Y ante la mayor escasez de especies de pangolín asiáticas, el tráfico se ha desplazado a las cuatro especies africanas, donde se cazan cientos de miles —quizá millones— cada año.

«El gobierno chino y el público chino se han dado cuenta de la importancia de proteger a estos animales», explicó He por email. Además, afirmó que la lista de medicamentos reembolsables solo debería incluir los medicamentos que sean necesarios y tengan un precio razonable. Los medicamentos de pangolines no tienen ninguna de esas características.

El intercambio comercial internacional de pangolines asiáticos se prohibió en el año 2000. El de las especies africanas, en 2017. Por su parte, China ha seguido permitiendo las ventas domésticas de pangolines y productos con escamas de pangolín, insistiendo en que las escamas procedían de reservas acumuladas antes de la entrada en vigor de las prohibiciones comerciales internacionales. En su conjunto, las provincias chinas emiten aprobaciones para que las empresas farmacéuticas empleen 29 toneladas de escamas cada año, una cifra que equivale a aproximadamente 73 000 pangolines.

«Aunque este [cambio en el seguro médico] no eliminará el interés cultural por el pangolín, creará un entorno en el que más chinos se sentirán empoderados para cuestionar su uso», afirmó Given. Ha identificado al menos 125 alternativas herbales, minerales y animales a las escamas de pangolín en la farmacopea de medicina china, dependiendo de qué necesite tratar el paciente. «Será interesante comprobar si esto es una apertura al cambio o un hecho aislado».

La Administración Estatal de Bosques y Pastizales también ha indicado que está considerando cambiar la protección de los pangolines de Clase II a Clase I en su legislación de protección de especies silvestres. Esto significaría que la venta y el uso de pangolines y productos de pangolín se permitirá solo en determinadas circunstancias, como la investigación científica, y exigirá la aprobación del gobierno nacional, según la legislación.

El cambio entrará en vigor el 1 de enero de 2020.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo