¿Qué son los «mercados mojados», considerados la fuente probable del nuevo coronavirus?

La mayoría de los primeros casos de COVID-19 se han rastreado hasta estos mercados, pero ¿qué son y qué venden?

Publicado 16 abr. 2020 14:55 CEST, Actualizado 5 nov. 2020 6:48 CET
Mercado mojado

Hay «mercados mojados», como este de Macao, por toda Asia. Son mercados que venden productos frescos como verduras, frutas, productos del mar y carne. Aunque la mayoría de los mercados de productos frescos no venden animales silvestres, los términos «mercado mojado» y «mercado de vida silvestre» suelen solaparse.

Fotografía de Anthony Kwan, Getty

Hasta principios de este año, mucha gente desconocía el término «mercado mojado», pero la pandemia de coronavirus lo ha puesto en primer plano. Un mercado mojado de Wuhan, China, llamado Mercado Mayorista de Mariscos de Huanan, se considera la fuente de la COVID-19.

Los mercados mojados, que en cierto modo se parecen a los mercados agrícolas y se distribuyen por todo el mundo, son grandes concentraciones de puestos al aire libre donde se venden productos frescos, como alimentos del mar, carne, frutas y verduras. Algunos mercados venden y matan animales vivos in situ, como pollos, pescado y marisco. En China, son un componente básico de la vida cotidiana de muchas personas.

Algo no tan frecuente es que los mercados mojados vendan animales salvajes y su carne. El mercado de Huanan, por ejemplo, tenía una sección de animales silvestres donde se vendían especies vivas y muertas: serpientes, castores, puercoespines y crías de cocodrilo, entre otros animales.

¿Por qué se llaman «mercados mojados»? Una explicación tiene que ver con el líquido que hay en estos lugares: peces vivos chapoteando en tinas de agua, hielo derretido para mantener la carne fría, sangre e intestinos de animales sacrificados. Otra es que sencillamente venden productos perecederos (y por consiguiente húmedos) en lugar de productos duraderos y secos.

¿Qué diferencia hay entre un mercado mojado y un mercado de vida silvestre?

Aron White, especialista en China de la Agencia de Investigación Ambiental, una organización sin ánimo de lucro con sede en Londres, indica que los términos «mercado mojado» y «mercado de vida silvestre» suelen solaparse, aunque la mayoría de los mercados mojados no venden animales salvajes vivos.

Los mercados de vida silvestre, que también existen en todo el mundo, venden específicamente animales salvajes por su carne o como mascotas. Los propios mercados pueden ser legales aunque a veces ofrezcan especies ilegales junto a las especies permitidas. Se desconoce cuántos mercados de vida silvestre hay en China y en el resto del mundo y, según White, gran parte de la compraventa de especies silvestres se lleva a cabo por Internet, lo que dificulta su rastreo.

Según una encuesta llevada a cabo en marzo encargada por el World Wildlife Fund y publicada el 7 de abril, en el Sudeste Asiático existe un apoyo generalizado al cierre de los mercados de vida silvestre no regulados. En otra encuesta con unos 5000 participantes llevada a cabo en Hong Kong, Japón, Birmania, Tailandia y Vietnam, el 93 por ciento de los encuestados apoyaba que el gobierno tomara medidas para eliminar los mercados ilegales y no regulados.

La carne de animales silvestres (carne de caza) se vende en mercados locales en muchos contextos, como por toda la India, Latinoamérica y África. Estrictamente, el término se refiere a los restos de animales capturados en los bosques y sabanas de África, pero se usa para referirse de forma coloquial a cualquier carne de animales salvajes.

¿Ha cerrado China sus mercados mojados?

El solapamiento de «mercado mojado» y «mercado de vida silvestre» ha provocado confusión durante la pandemia de coronavirus. De hecho, algunos líderes estadounidenses han exigido públicamente el cierre de los mercados de productos frescos y han arremetido contra China por seguir permitiéndolos.

China no llegó a ordenar el cierre de sus mercados mojados, debido a su importancia como fuente de alimentos asequibles y modo de ganarse la vida para muchas personas.

Con todo, el 26 de enero, China prohibió el comercio y el consumo de animales silvestres destinados a la alimentación. A partir del 1 de enero, el gobierno cerró temporalmente el mercado de Huanan cuando se identificó como fuente probable de muchos de los primeros casos de COVID-19. Según Xu Ling, director de la oficina china de TRAFFIC, la organización que supervisa el comercio de especies silvestres, el mercado permanece cerrado.

El Mercado Mayorista de Marisco de Huanan, que según las autoridades de salud pública chinas fue el origen de la mayoría de los primeros casos del nuevo coronavirus, se cerró a principios de enero. El mercado vendía productos frescos y animales salvajes destinados al consumo humano y no lo han reabierto.

Fotografía de Hector Retamal, AFP/Getty

Con la reducción de las medidas de confinamiento de China, algunos de los otros mercados de productos frescos del país han reabierto sus puertas, supuestamente, sin animales ni carne silvestres.

A día 14 de abril de 2020, China no había prohibido la venta de animales salvajes como mascotas, para la medicina tradicional ni para usos ornamentales.

¿Cómo pueden causar enfermedades los animales silvestres destinados al consumo humano?

Las interacciones cercanas con animales silvestres han provocado varios brotes de enfermedades en humanos, como el ébola y el VIH.

La compraventa y la matanza de animales salvajes para el consumo humano es solo una de las formas en que una enfermedad de la que un animal es portador puede infectar a las personas. Los virus pueden propagarse con más facilidad si los animales de los mercados están enfermos o se mantienen en condiciones hacinadas y sucias, como en jaulas apiladas. Cuando los animales están sometidos a presión, los patógenos virales pueden entremezclarse, intercambiar partes de su código genético y quizá mutar de formas que los vuelvan más transmisibles entre especies. En el caso de enfermedades respiratorias como la COVID-19, el virus puede saltar de los manipuladores de alimentos a los clientes cuando se exponen a los fluidos corporales de los animales.

Otras formas de comercio de vida silvestre también pueden ser peligrosas, como la industria de las mascotas exóticas y el uso de animales y sus partes en la medicina tradicional o a modo de ornamentos como alfombras o tallas. Los animales empleados para dichos fines podrían albergar virus que pueden saltar a los preparadores y los consumidores. En agosto de 2007, por ejemplo, un fabricante de tambores de Connecticut y su hijo cayeron gravemente enfermos de ántrax cuando su casa y su lugar de trabajo se contaminaron con piel de cabra importada de Guinea. Aparentemente, contenía esporas de ántrax naturalmente presentes. También se puede enfermar si se tienen animales salvajes como mascotas, como tortugas marinas, que pueden ser portadoras de salmonela.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo