Wisdom, el ave salvaje más longeva del mundo, cumple 70 años

El albatros Wisdom, que ha sobrevivido a tsunamis, vivido más que todas sus parejas y criado más de 40 polluelos, traspasa las fronteras de lo que creíamos posible en aves.

Por KIM STEUTERMANN ROGERS
Publicado 26 feb 2021 10:24 CET
Fotografía del albatros Wisdom

Wisdom, que este año cumple 70 años, sentada sobre su huevo en el Refugio nacional de vida silvestre del atolón de Midway.

Fotografía de Jon Brack / Friends of Midway Atoll NWR / USFWS

Podría ser una entre el millón de albatros de Laysan que regresan cada otoño al Refugio nacional de vida silvestre del atolón de Midway, un grupo de tres islotes formados a partir de arrecifes de coral en el norte del Pacífico. Aquí, a más de 1500 kilómetros de Honolulu, bandadas de aves marinas blancas salpican los campos expuestos de la isla, cada una sentada sobre un solo huevo del tamaño de una lata de refresco. Tanto machos como hembras poseen los mismos ojos manchados de negro y alas de color marrón chocolate que pueden alcanzar una envergadura de dos metros.

Pero un ave destaca entre la multitud: Wisdom. Con una anilla roja Z333 en el tobillo, este año tiene al menos 70 años, lo que la convierte en el ave salvaje más longeva de la historia.

«Siempre me siento aliviado cuando Wisdom aparece», cuenta Jon Plissner, biólogo del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos que estudia la longevidad de los albatros en Midway.

Los científicos ya saben mucho sobre Wisdom. Saben que la anillaron en 1956 durante un proyecto de investigación a largo plazo que ha identificado a más de 260 000 albatros individuales desde finales de la década de 1930. Saben cuál es su lugar de nidificación favorito. Y saben que puso un huevo a finales del noviembre pasado, como ha hecho en al menos ocho de los últimos 11 años, y que de él eclosionó un polluelo el 1 de febrero.

Pero todavía queda mucho por aprender de Wisdom y de su especie, empezando por la pregunta más obvia de todas: ¿cuánto tiempo puede vivir?

«No tenemos ni idea», afirma Plissner. «Tampoco sabemos si es la excepción. Es probablemente la más longeva que conocemos».

Sylvia Earle, exploradora residente de National Geographic, sentada junto a Wisdom en Sand Island, una parte del atolón de Midway, en enero del 2012. Earle ha sido pionera en la investigación de los ecosistemas marinos.

Fotografía de Susan Middleton

Durante los últimos 15 años, Plissner y su equipo han anillado polluelos de albatros de Laysan y registrado los números de las anillas de albatros que anidaban en una parcela de 50 por 50 metros, datos que, a la larga, proporcionarán más información sobre su longevidad. Señala que el reto es que los albatros son tan longevos que pueden sobrevivir a los investigadores con facilidad.

Tal y como ha hecho Wisdom. Chandler Robbins, el biólogo del Servicio de Pesca y Vida Silvestre que la anilló, falleció en el 2017 a los 98 años.

Un ave sabia

También es probable que Wisdom tenga más de 70 años; en 1956, se estimó de forma conservadora que tenía cinco años, la edad más temprana a la que un albatros de Laysan puede alcanzar la madurez sexual.

En el 2002, Robbins regresó a Midway y observó un albatros con una anilla irregular que había que remplazar. Enseguida se percató de dos cosas: que había anillado al ave en 1956 y que, a los 51 años, el animal había batido un récord. Por aquel entonces, los biólogos habían determinado que la esperanza de vida de los albatros de Laysan era de 40 años.

Debido a sus muchos años evitando los peligros mortales de ser un albatros —tsunamis y tiburones, entre otras cosas—, así como otras amenazas causadas por los humanos, como el calentamiento marino por el cambio climático, la contaminación por plástico y los sedales de pesca, le pusieron de nombre Wisdom.

Desde entonces, Wisdom se ha convertido en una celebridad de internet, tanto en Estados Unidos como en el extranjero. En Hawái, los albatros de Laysan, conocidos como mōlī, ocupan un lugar importante en la cultura indígena como símbolo del dios Lono, que representa la lluvia y la agricultura.

Beth Flint, bióloga del Servicio de Pesca y Vida Silvestre en Honolulu, afirma que su fama ha puesto de relieve los peligros que afrontan las aves marinas y los albatros de Laysan en particular.

«Es un ave con una longevidad comparable a la de un humano», dice Flint. «Creo que su mayor contribución es el interés que suscita entre la gente. También atrae a más gente a las ciencias».

Una madre experta

Cada otoño, cuando los albatros de Laysan regresan a Midway para comenzar su época de la cría tras haber pasado meses en el mar, los cielos sobre las islas pasan de estar relativamente vacíos a llenarse de aves que se entrecruzan sobre las lagunas de color turquesa con sus largas y esbeltas alas extendidas.

Aproximadamente un 70 por ciento de la población global de albatros de Laysan, estimada en 1,6 millones de ejemplares, anida en Midway, una base militar de la Segunda Guerra Mundial de cinco kilómetros cuadrados convertida en refugio nacional para la fauna silvestre. En el 2020, los biólogos contaron unos 492 000 nidos, un ligero repunte respecto al año anterior.

Cada pareja de albatros de Laysan crea un nido en forma de taza en la tierra colocando ramitas, hojas y arena en un círculo de aproximadamente un metro de diámetro. Cuando la hembra pone un solo huevo, la pareja comparte las funciones de crianza y se turna para salir a buscar comida durante días o semanas para alimentar a sus polluelos con un puré regurgitado de peces y calamares.

El último polluelo de Wisdom, que eclosionó el 1 de febrero, se acurruca con su padre y actual pareja de Wisdom, Akeakamai.

Fotografía de Jon Brack / Friends of Midway Atoll NWR / USFWS

Los polluelos vuelan al mar por primera vez en verano y no vuelven a tierra durante tres a cinco años. Después, van y vienen durante unos cuantos años, realizando elaboradas danzas de cortejo para encontrar una pareja, con la que establecen un lazo a largo plazo.

Wisdom también ha sobrevivido a varias de sus parejas. Su personalidad, según Plissner, es más bien discreta, lo que cabría esperar de una madre experta que ha puesto hasta 40 huevos a lo largo de su vida.

«Pasa gran parte del tiempo durmiendo en el nido», cuenta Plissner. «Tenemos que poner un marcador junto a ella, porque de lo contrario no destaca y se confunde con el resto de la comunidad».

Los problemas de los albatros

Un inconveniente reciente para los albatros de Laysan en Midway son los ratones invasores, que atacan y hieren a los adultos mientras incuban los huevos. Los biólogos del Servicio de Pesca y Vida Silvestre esperan erradicar a estos ratones, como ya han hecho con las ratas, pero es una tarea complicada.

La contaminación también supone un problema; los trozos afilados de plástico, que acaban por toneladas en el Pacífico cada año, pueden perforar el vientre de un ave y matarla.

Pero los albatros cuentan con una posible ventaja biológica frente a otras aves marinas: una parte importante de su dieta son los calamares, que tienen un pico hecho de quitina, una sustancia que Flint denomina «el plástico de la naturaleza». Los albatros pueden vomitar los picos de los calamares —y trocitos de plástico— en el denominado «bolo».

Con todo, se desconoce qué otros efectos podrían tener los plásticos en los albatros de Laysan, especie que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica como «casi amenazada», señalan los expertos.

Y a medida que el Pacífico se calienta y se vuelve más ácido, estos cambios también podrían afectar a las poblaciones de calamares y a otras presas de los albatros. Es posible que las poblaciones de calamares disminuyan o cambien de región, lo que podría afectar al suministro de alimentos de las aves, indica Flint.

Queda mucho por aprender

Para gestionar mejor estas amenazas y conservar a la especie a largo plazo, los científicos necesitan más datos sobre los albatros de Laysan y sus comportamientos.

Las aves marinas son fáciles de estudiar cuando están en tierra; son grandes, anidan en el suelo y no se esconden. En cambio, pasan gran parte del tiempo en el mar, lejos de los ojos de los investigadores.

Aquí es donde entra la nueva tecnología. Los biólogos están empleando una gran variedad de etiquetas por satélite que se fijan o a la parte trasera de las plumas de las aves o a las anillas de sus tobillos y proporcionan datos específicos sobre los lugares a los que vuelan.

Dichas etiquetas han revelado que, en época de cría, los albatros de Laysan buscan alimento lejos del archipiélago hawaiano, a veces llegando hasta las islas Aleutianas de Alaska, explica Rob Suryan, ecólogo marino que estudia las aves marinas en el Centro de Ciencia Pesquera de Alaska de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica en Juneau.

«Lo que convierte a Wisdom en un ejemplo increíble para la conservación de las aves marinas es saber lo lejos que llega para traer comida a su polluelo», afirma Suryan.

Explica que algunas etiquetas incluyen acelerómetros, que pueden rastrear la mecánica del vuelo: aleteos, velocidad y duración del vuelo. Dichos datos han revelado, entre otras cosas, cómo las aves son capaces de sobrevolar el océano durante periodos prolongados.

El ave salvaje más longeva del mundo pone un huevo a los 67 años
Con 67 años, el ave salvaje más longeva del mundo ha puesto otro huevo. El albatros, llamado Wisdom, ha sobrevivido a varias parejas y criado entre 30 y 35 polluelos. Wisdom y su pareja, Akeakamai, regresan cada año al monumento marino nacional de Papahānaumokuākea para anidar y criar a un solo polluelo. Mientras Wisdom está fuera, su pareja protege e incuba el huevo.

Otra gran incógnita es qué le ocurre a un polluelo de albatros cuando abandona el nido, dice Suryan. ¿Vuelve a la misma colonia que sus padres, por ejemplo?

Dichos datos podrían aportar «información interesante sobre las vidas de estas aves que siempre me han intrigado», afirma.

¿El «Show de Wisdom»?

Suryan no es el único que se siente cautivado por los albatros. Personas de más de 190 países se conectaron a la AlbatrossCam del Laboratorio de Ornitología de Cornell en Kauai, que estuvo activa entre el 2014 y el 2018.

«Wisdom amplía el horizonte de nuestra imaginación sobre lo que es posible en el mundo natural y hay mucho más por descubrir», afirma Charles Eldemire, líder del proyecto de las cámaras de aves de Cornell. «Y eso [nos] da más esperanza».

Como celebridad internacional, Wisdom también es la candidata perfecta para tener su propia cámara web. Por desgracia, Plissner cuenta que el internet en Midway es terriblemente lento. Una alternativa sería una cámara activada por el movimiento que pueda programarse para sacar una fotografía o un vídeo breve cada 15 minutos, más o menos.

«Esa idea sigue surgiendo», afirma Plissner. «Creo que hablaremos de ella el año que viene». Razón de más para desear que la longevidad de Wisdom continúe.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved