Pensábamos que lo sabíamos todo sobre las tortugas; hasta hoy

Un nuevo comportamiento puede ofrecer una pista sobre cómo responderán estos reptiles al calentamiento del planeta.

Una tortuga pintada en un árbol caído en el Área de Conservación de Wyman Meadow en Bridgewater, Massachusetts.

Fotografía de Tim Lamán, Nat Geo Image Collection
Por Jessica Taylor Price
Publicado 25 abr 2023, 12:33 CEST

En una cálida noche de primavera en la ciudad costera de Townsville (Australia), dos científicos se instalaron en una canoa en el río Ross. Con las cámaras en el regazo y los prismáticos en la mano, se adentraron en el agua.

No tardaron en notar algo extraño: las tortugas de río de Krefft tomaban el sol en plena noche, igual que lo hacen durante el día. Más bien habría que decir que tomaban la luna.

"En aquel momento no le di mucha importancia", dice Eric Nordberg, ecólogo de la Universidad de Nueva Inglaterra (Australia). "Hoy en día es muy raro descubrir algo que nadie más haya visto".

Pero cuando preguntaron por ahí después de aquella noche de 2017, descubrieron que otros científicos no habían oído hablar de tortugas tomando el sol por la noche, y no había estudios sobre el comportamiento.

Nordberg y el biólogo de la Universidad de La Trobe Don McKnight se encargaron de llenar este vacío de conocimiento. 

Ahora, seis años después, su encuentro fortuito ha dado lugar a un nuevo artículo en Global Ecology and Conservation, que demuestra que no sólo las tortugas de todo el mundo muestran este comportamiento, sino que podría ayudar a comprender cómo reaccionarán estos reptiles amenazados ante el calentamiento del planeta.

Una imagen de una cámara de rastreo muestra varias tortugas de río de Krefft descansando por la noche en Townsville, Australia.

Fotografía de Dr. Eric Nordberg

Un fenómeno mundial

Como animales ectotermos o de sangre fría, las tortugas de agua dulce no pueden controlar su temperatura corporal, por lo que descansan sobre objetos inmóviles fuera del agua, como rocas y troncos, para calentarse al sol.

Para averiguar si las tortugas nocturnas de Townsville eran una anomalía, Nordberg y McKnight diseñaron una encuesta mundial. En 2019, la pareja hizo un llamamiento internacional para que los colaboradores observaran este peculiar asoleamiento nocturno y compartieran sus datos. A pesar de las interrupciones debidas a COVID-19, el estudio fue fructífero: investigadores de Norteamérica, el Caribe, Europa, Asia, África, las Seychelles y Australia recopilaron casi 900 000 fotos de 29 especies diferentes que representaban a siete de las 11 familias de tortugas de agua dulce.

Trece de esas especies, pertenecientes a seis familias, fueron vistas tomando tomando la luna por la noche. Es más, esas tortugas tendían a estar en esa posición por la noche durante más tiempo que durante el día.

"Parece que se trata de un fenómeno bastante extendido entre las tortugas y que no se había descrito antes", afirma McKnight.

El estudio también encontró variaciones entre especies: algunas tomaban la luna con más regularidad que otras; las que más lo hacían eran las tortugas de Townsville.

(Relacionado: Descubren un fósil con cuernos de la tortuga gigante más grande que ha existido)

¿Por qué tumbarse a la luz de la luna?

El siguiente reto era averiguar por qué. La investigación de la pareja descartó factores como la fase lunar, los vientos y las sanguijuelas. McKnight y Nordberg también observaron tortugas asoleándose de noche cerca de cocodrilos e incluso encima de ellos, lo que eliminaba la hipótesis de que el asoleo nocturno proporciona distancia de los depredadores.

En el estudio global, sólo las tortugas de zonas tropicales y subtropicales se asoleaban por la noche, y el fenómeno era más frecuente cerca del Ecuador, lo que podría indicar que el control de la temperatura corporal desempeñaba un papel importante. 

Rosie Kidman decidió estudiar la teoría de la termorregulación cuando estudiaba en la Universidad James Cook. "Me picó la curiosidad", explica.

Kidman capturó 25 tortugas fluviales de Krefft en el río Ross y las llevó a un laboratorio donde controlaba la temperatura del agua y del aire y la luz del día. Allí observó cómo se comportaban cuando la temperatura del agua era superior o inferior a sus preferencias.

Aunque Kidman pensaba que los reptiles evitarían tanto las temperaturas altas como las bajas del agua, descubrió que las tortugas se asoleaban más durante el día y la noche cuando el agua estaba más caliente de lo habitual. Esto sugiere que, al menos en las tortugas de río de Krefft, el asoleo nocturno permite a las tortugas refrescarse cuando el agua está caliente.

"Es genial, porque es lo contrario de lo que hacen durante el día", dice McKnight.

El estudio del asoleamiento nocturno podría ayudarnos a comprender cómo responden las tortugas al calentamiento de la Tierra debido al cambio climático. Se prevé que la temperatura mundial aumente un grado y medio de aquí a 2030.

Esto también es relevante, ya que la investigación de Kidman sugiere que las tortugas de agua dulce evitan el calor más de lo que se pensaba, posiblemente debido a los altos costes de estar demasiado calientes. Un estudio reciente predijo que los aumentos de temperatura debidos al cambio climático, en particular las olas de calor, acabarán con la vida de muchos ectotermos sensibles al calor, como las tortugas.

"Ahora tenemos una base de referencia", afirma Kidman. "Cuando queramos estudiar estos animales en el futuro, podremos controlar cómo cambian su comportamiento".

Esto será especialmente importante para las tortugas, ya que alrededor del 60 por ciento de las especies de tortugas de agua dulce o galápagos están amenazadas o extinguidas, debido a factores como la caza furtiva, las enfermedades y la pérdida de hábitat, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

El descubrimiento es también un recordatorio de humildad, añade McKnight.

"Realmente demuestra lo importante que es seguir estudiando incluso especies que creemos conocer bastante bien".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved