Descubre qué animales tienen los ojos más grandes

Desde el loris perezoso a la libélula, pasando por la araña cara de ogro, recorremos los ojos más grandes del reino animal.

Por Redacción National Geographic
Los tarseros, unos diminutos primates nocturnos del sureste asiático, tienen unos ojos enormes respecto al tamaño ...

Los tarseros, unos diminutos primates nocturnos del sureste asiático, tienen unos ojos enormes respecto al tamaño de su cuerpo.

Fotografía de NAtional Geographic

Artículo publicado el 22 de agosto de 2016 y actualizado el 12 de abril de 2022.

Debido a que los animales tienen estructuras corporales extremadamente diferentes, es complicado saber cuál de ellos tiene los ojos más grandes, según afirma el biólogo de la Universidad de Duke, Sönke Johnsen. Igual que ocurre entre los humanos, el sentido de la vista realiza un papel fundamental para la supervivencia de muchas especies animales.

Sin embargo, una mejor vista no tiene porqué ir relacionado con un tamaño de ojos más grande, sino que hay animales que ven a través de ojos pequeños o bien globos oculares enormes que tienen una visión muy pobre.

En cualquier caso, hay ojos especialmente llamativos cuando se trata del reino animal, ya que su amplia diversidad es asombrosa, además de sus múltiples funciones - como la visión nocturna - o su capacidad para expresar. 

Pero, ¿qué animales tienen unos ojos más grandes en relación al tamaño de sus cuerpos? A continuación te damos la respuesta.

Ojos grandes en el océano

Muchos animales acuáticos diminutos, como los anfípodos del género Hyperiidae, destacan por sus globos oculares.

En este género se incluyen los Cystisoma, un género de crustáceos transparentes cuyos gigantescos ojos compuestos miran hacia arriba en su cabeza, que conforma aproximadamente un tercio de su cuerpo de 18 centímetros de largo, según explica Johnsen.

Los Paraphromina, otro género de anfípodo transparente, tienen unos ojos compuestos únicos, que parecen filas de luces que miran tanto hacia arriba como hacia los lados. Estos globos son el 45 por ciento de su cuerpo diminuto y transparente, que mide solamente entre uno y dos centímetros de largo.

Los Hyperiidae son una familia de anfípodos que contiene diversos géneros.

Fotografía de Uwe Kils, Wikimedia Commons

Los cuerpos transparentes de estos animales les ayudan a evitar ser vistos, y estos enormes ojos que miran hacia arriba facilitan detectar a depredadores que estén nadando sobre ellos. 

(Relacionado: ¿Cómo desarrollaron los cangrejos su aspecto «cangrejil»?

Con una longitud de aproximadamente 2,6 centímetros, los ostrácodos gigantes eclipsan a sus primos más pequeños, que pueden llegar a medir 0,1 milímetros de largo. Las retinas de estos crustáceos transparentes con forma de globo se sitúan frente a una especie de lámina invertida en la que se concentra la luz, lo que hace que algunos comparen sus enormes ojos con los faros de un coche. 

Michael F. Land, coautor del libro Animal Eyes está de acuerdo en que, debido a que tantos animales tienen ojos de gran tamaño, encontrar a aquel que tenga los más grandes en comparación a su tamaño es pedir demasiado.

Pero algunas arañas nocturnas, como las arañas cara de ogro (Deinopidae) “aparecen en lo alto de la lista”, explica Land, del departamento de neurobiología de la Universidad de Sussex. De sus ocho ojos, los dos más grandes son los que miran hacia delante, para ayudar a las arañas a buscar presas durante la noche.

Las arañas «cara de ogro» tienen ocho ojos, pero los dos enormes orbes que miran hacia delante son el motivo del nombre del arácnido.

Fotografía de Jay Stafstrom

Entre los insectos, los ojos de las libélulas “son probablemente los más grandes, con un total de 30 000 lentes por ojo” que captan imágenes superpuestas desde cada ángulo, explica Katy Prudic, entomóloga de la Universidad de Arizona.

Los ojos más irresistibles

Y sí, también existen animales con ojos grandes que son de lo más adorables.

Para los machos de libélula la paciencia es una virtud
A la hora de aparearse, los machos de libélula deben asegurarse de ser los últimos de esta carrera reproductiva. Imágenes del programa ‘El lado salvaje de África’.

Los tarseros, unos diminutos primates nocturnos del sureste asiático, destacan normalmente por sus enormes ojos en relación a su tamaño corporal, con una altura de aproximadamente 10 centímetros y una anchura de ojos de aproximadamente 16 milímetros.

“Un ojo es más grande que su cerebro”, afirma Rafe Brown, herpetólogo en el Instituto de Biodiversidad de la Universidad de Kansas. Al contrario que en los humanos, sus ojos están pegados a las cuencas, así que lo que hacen es “girar sus cabezas 180 grados a su alrededor para mirar tras ellos”. Como una versión del Exorcista, pero en la jungla.

Las marcas faciales del loris perezoso de Java dirigen la atención a su parte más peligrosa, la boca.
Fotografía de Joël Sartore, National Geographic Photo Ark

Otro de los ganadores del pódium de los ojos irresistibles es sin duda el loris perezoso de Java podría ser uno de los seres más adorables del planeta. Su mirada se asemeja a la de un osito de peluche con su nariz chata y una cara que parece un cruce entre un panda rojo y un perezoso. Pero lo que nosotros consideramos adorable, es en realidad el único primate venenoso del mundo.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
Dinamarca sacrificará 15 millones de visones tras el salto interespecífico del coronavirus a humanos
Animales
Descubren una nueva especie de tortuga de 205 millones de años de antigüedad
Animales
Descubren que los perros de trineo aparecieron en Siberia hace 9500 años
Animales
Alertan del posible contagio de coronavirus de un visón a un humano en una granja de pieles
Animales
Un estudio genético sugiere que el Tiranosaurio rex tenía un sorprendente sentido del olfato

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved