Ciencia

Cinco beneficios de comer sandía

Varios estudios señalan los beneficios para la salud de este manjar veraniego Jueves, 9 Noviembre

Por Amanda Fiegl

Las enormes rodajas de sandía servidas después de comer son el snack veraniego por excelencia: lo suficientemente dulce para ser un postre, pero increíblemente beneficiosa para nuestra salud (¡y con solo 84 calorías por porción!), como nos recuerdan varios estudios recientes.

1. Alivia el dolor muscular

Según un estudio del Journal of Agricultural Food and Chemistry, beber zumo de sandía después de haber entrenado duramente ayuda a reducir la frecuencia cardíaca de los atletas, así como el dolor muscular. Eso se debe a que la sandía contiene un aminoácido llamado L-citrulina, algo que el cuerpo convierte en L-arginina, un aminoácido esencial que contribuye a relajar los vasos sanguíneos y a mejorar la circulación.

Se dio a los siete participantes en el estudio, todos hombres, 500 mililitros de zumo de sandía natural, de zumo de sandía enriquecido con citrulina adicional, o de una bebida placebo una hora después de que entrenasen. Lo que resulta interesante es que el zumo natural fue tan efectivo como el zumo enriquecido. Los investigadores también determinaron que las células intestinales pueden absorber más citrulina del zumo de sandía que a partir de los suplementos de citrulina, especialmente cuando el zumo no está pasteurizado.

Más sobre nutrición: Alimentación marina sostenible

2. Contribuye a la salud cardiaca

Las mujeres en fase postmenopáusica experimentaron una mejora de su salud cardiovascular tras seis semanas tomando suplementos de extracto de sandía que contenían citrulina y arginina, según un estudio publicado en 2013 por el fisiólogo de la Universidad de Florida Arturo Figueroa.

Y en un estudio de 2012 —también dirigido por Figueroa— dichos suplementos contribuyeron a aliviar la hipertensión en adultos obesos de mediana edad.

Sigue aprendiendo: Comida rápida y obesidad

3. Sirve como «viagra» natural

Una mejor circulación no solo beneficia al corazón, como ha señalado al menos un investigador. Sin embargo, probablemente tienes que comer mucha sandía para lograr el efecto deseado, y comer demasiada puede provocar efectos secundarios no deseados, ya que la sandía tiene la reputación de ser un diurético natural.

Te puede interesar: ¿Por qué es bueno consumir pescado congelado?

4. Rica en vitaminas y minerales, baja en calorías

Podrías asumir que esta fruta, al ser más de un 90 por ciento agua, tiene poco valor nutricional. Sin embargo, 300 ml de sandía tienen al menos un tercio de la cantidad diaria recomendada de vitaminas A y C, así como una pequeña cantidad de potasio (un 9 por ciento de la cantidad diaria).

Más sobre comida: Los 10 mejores platos que probar en Quebec

5. Puede combatir el cáncer

La sandía se encuentra entre una de las mejores fuentes de licopeno, un antioxidante vinculado tanto a la prevención como al tratamiento del cáncer de próstata, aunque los científicos todavía están investigando los detalles de dicha conexión.

Sigue aprendiendo: Un tercio de los alimentos que cultivamos se desperdician o se pierden

Seguir leyendo