Desarrollan lentes de contacto solubles para tratar enfermedades oculares

La innovación llega hasta estas lentillas desarrolladas por la Universidad Nacional Autónoma de México, que se disuelven en el ojo en pocos minutos y liberan un fármaco contra afecciones como la uveítis.

Published 10 ene. 2019 12:25 CET, Updated 5 nov. 2020 7:02 CET
Lentillas solubles
Fotografía de UNAM

Expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México han desarrollado por primera vez unas lentes de contacto pioneras en el ámbito de la salud, cuyas propiedades solubles permiten que las lentillas se diluyan en pocos minutos tras su colocación y liberen gradualmente un fármaco contra inflamaciones oculares.

Con los procedimientos convencionales, como la administración del medicamento en gotas, el principio activo permanece poco tiempo sobre la retina y solo es aprovechado en un 5%. Esta nueva forma de administrar la dexametasona permite la liberación gradual y controlada del principio activo, lo que permite una mejor dosificación del medicamento.

Sobre esta idea trabajó José Juan Escobar Chávez, especialista en farmacia y tecnología farmacéutica, junto a su equipo de científicos de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, hasta desarrollar estas lentillas biodegradables de fácil aplicación y gran eficacia.

El resto de componentes de la lentilla, como los polímeros, también son solubles en agua, por lo que los residuos de la lente son expulsados al disolverse en el fluido ocular.

Tecnología en exceso

Tal y como afirma el equipo de expertos, debido a nuestro estilo de vida y a los agentes ambientales, cada vez es más habitual padecer inflamaciones oculares como la uveítis. Esta inflamación de la capa vascular del ojo es provocada tanto por bacterias, virus, hongos y parásitos como por agentes no infecciosos como la contaminación o, incluso, el uso excesivo de la tecnología.

“Pasan mucho tiempo frente a monitores de televisión, tabletas, laptops y teléfonos celulares”, afirma Escobar refiriéndose a los muchos jóvenes que, cada vez en mayor medida, padecen enfermedades oculares.

El descubrimiento se halla aún en proceso de mejora para permitir que la lente permanezca más tiempo en el globo ocular y lograr así una mayor eficacia. “Ya tenemos caracterizada la forma farmacéutica, la probaremos primero en conejos y luego en canes”, afirmó Escobar.

Lentes inteligentes para la ceguera

El pasado año, la Universidad Nacional Autónoma de México desarrolló también unas gafas pioneras que, gracias a sus sensores ultrasónicos, sirven de gran apoyo a las personas con ceguera, ya sea a causa de un accidente, de una enfermedad o de nacimiento.

Ultrasonic eyes’ emite dos alarmas, tanto con sonido como vibración, que indican al usuario que hay objetos a poca distancia, reduciendo así el riesgo de accidente de las personas invidentes. Una innovación con un largo recorrido que comenzaba entre prototipos llenos de cables y con escasa autonomía hasta llegar a estas prácticas lentes.

Una vez más, la innovación se vuelve la piedra angular de la ciencia para abrir paso hacia el desarrollo de nuevas ideas, prototipos y dispositivos que mejoren la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo.

Seguir leyendo