Estas son las últimas novedades sobre las vacunas anti-COVID-19

Estas son las candidatas a vacuna contra el coronavirus que han llegado a los ensayos en fase tres y más allá.

Publicado 3 ago. 2020 14:05 CEST, Actualizado 21 dic. 2020 9:19 CET
La Dra. Doreen Brown, de 85 años, recibe la primera de dos vacunas anti-COVID-19 de Pfizer-BioNTech ...

La Dra. Doreen Brown, de 85 años, recibe la primera de dos vacunas anti-COVID-19 de Pfizer-BioNTech administradas en el Guy's Hospital en Londres, el martes, 8 de diciembre de 2020. Las autoridades sanitarias del Reino Unido empezaron a distribuir las primeras dosis de una vacuna anti-COVID ampliamente testada y revisada de forma independiente el martes, poniendo en marcha un programa de inmunización global que, según se prevé, cobrará impulso cuando se aprueben más vacunas.

Fotografía de VICTORIA JONES, AP
  • La FDA ha autorizado formalmente la vacuna anti-COVID-19 de Moderna para su uso en adultos.
  • Moderna prevé que empezará a enviar 5,9 millones de dosis de al vacuna por todo Estados Unidos en pocos días.
  • La FDA también indicó que las dosis extra de los viales de la vacuna anti-COVID-19 de Pfizer pueden utilizarse en lugar de descartarse.
  • Este anuncio podría expandir el suministro del medicamento en el país en un 40 por ciento.

 

Actualmente están desarrollándose más de 150 vacunas contra el coronavirus en todo el mundo y se espera poder sacar una al mercado en un tiempo récord para aliviar la crisis internacional. Hay varias iniciativas para posibilitarlo, como la Operación Warp Speed del gobierno estadounidense, que ha prometido destinar 10 000 millones de dólares y pretende desarrollar y entregar 300 millones de dosis de una vacuna segura y eficaz contra el coronavirus para enero de 2021. La Organización Mundial de la Salud también está coordinando las iniciativas internacionales para desarrollar una vacuna, con la mirada puesta en administrar 2000 millones de dosis para finales de 2021.

Normalmente, pueden tardarse de 10 a 15 años en sacar una vacuna al mercado; la más rápida de la historia, la de las paperas, se desarrolló en cuatro años en la década de 1960. Las vacunas atraviesan un proceso de ensayo clínico dividido en tres fases antes de solicitar su aprobación a agencias regulatorias, algo que en sí mismo puede ser un lento.

Incluso tras la aprobación de una vacuna, su fabricación y distribución también afrontan obstáculos importantes, como decidir qué poblaciones la recibirán primero y a qué precio. Muchas vacunas se quedan en la denominada fase cuatro, una etapa perpetua de estudio regular. (Sigue leyendo: ¿Cómo se sabrá cuándo estará lista una vacuna contra la COVID-19?.)

Debido a la urgencia, algunos desarrolladores de vacunas están acortando el proceso clínico para el SARS-CoV-2 realizando las fases del ensayo de forma simultánea. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos, ha declarado que los comités de supervisión de seguridad de los datos pueden poner fin a los ensayos antes de que terminen si sus resultados intermedios son abrumadoramente positivos o negativos. Por su parte, ante los intentos del gobierno de Trump de presionar a la FDA estadounidense para aprobar la vacuna cuanto antes, varios estados —como California, Nueva York y Virginia Occidental— han anunciado planes para revisar los datos de cualquier candidata aprobada por la FDA de forma independiente.

Aunque la FDA ha accedido a acelerar el proceso de aprobación, el 6 de octubre la agencia federal independiente publicó normas de seguridad más estrictas que aquellas a las que se había opuesto inicialmente la Casa Blanca. En una reunión el 23 de octubre, el grupo de asesores del proceso de aprobación de la FDA se mostró vacilante a la hora de emitir la autorización de uso de emergencia —que permite el uso de un producto médico no aprobado en una situación de vida o muerte— para cualquier candidata a vacuna. Los miembros declararon que hacerlo interferiría con los ensayos en marcha; los participantes podrían dejar los ensayos para asegurarse de que reciben la vacuna y no el placebo, lo que podría enturbiar los datos y hacer que sea casi imposible demostrar la eficacia de una vacuna. El director de los CDC Robert Redfield, los desarrolladores de vacunas y la FDA también han declarado que es improbable que haya una vacuna ampliamente disponible hasta mediados de 2021.

¿Cómo funcionan?

Las candidatas, como todas las vacunas, pretenden enseñar al sistema inmunitario a establecer una defensa, que a veces es más fuerte que la que se obtendría mediante la infección natural y que entraña menos consecuencias para la salud.

Para lograrlo, algunas vacunas utilizan el coronavirus entero, pero muerto o debilitado. Otras solo emplean parte del virus, como una proteína o un fragmento. Algunas transfieren las proteínas del coronavirus a un virus distinto con pocas posibilidades o incapaz de provocar enfermedad. Finalmente, algunas vacunas en desarrollo dependen de los fragmentos del material genético del coronavirus para que nuestras células puedan fabricar las proteínas del coronavirus necesarias para estimular el sistema inmunitario.

Aunque es demasiado pronto para saber qué vacunas serán eficaces, estas son las candidatas que han llegado a fase tres y más allá. Te explicamos brevemente cómo funcionan y en qué fase se encuentran.

Moderna Therapeutics

Nombre: mRNA-1273

Quién: Una empresa de biotecnología con sede en Massachusetts, en colaboración con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Qué: Esta candidata a vacuna también inyecta fragmentos del ARNm en las células humanas para desencadenar una respuesta inmunitaria. La pauta de la vacuna es de dos dosis administradas con cuatro semanas de diferencia.

Estado: El 18 de diciembre, la FDA concedió la aprobación de emergencia a la vacuna anti-COVID-19 de Moderna, un día después de que un comité de expertos de la agencia decidiera 20 a 0, con una abstención, que los beneficios superan los riesgos como los efectos secundarios leves documentados en su ensayo clínico. Moderna calcula que empezará a enviar las primeras 5,9 millones de dosis de la vacuna en pocos días. Es la segunda vacuna que recibe la autorización de emergencia en los Estados Unidos, sumándose a la candidata de Pfizer, que se aprobó una semana antes.

La FDA también publicó un análisis del estudio en fase tres de la vacuna de Moderna. Confirma las alegaciones de la empresa de que su candidata tiene una eficacia del 100 por 100 tras administrar dos dosis.

El 17 de diciembre, Moderna anunció que pondrá en marcha ensayos clínicos para evaluar la seguridad de la vacuna en niños y personas con cáncer; también establecerá un «registro de embarazo» para evaluar la seguridad de la vacuna en personas embarazadas.

El 11 de diciembre, el gobierno de Trump compró otros 100 millones de dosis de la vacuna de Moderna, un total de 200 millones de dosis que serán entregadas antes de junio de 2021. Moderna prevé que tendrá 20 millones de dosis preparadas para su envío a Estados Unidos para finales de año. La empresa también dice que va por buen camino para entregar al menos 500 millones de dosis a nivel internacional cada año a partir de 2021, gracias en parte a su acuerdo con el fabricante suizo Lonza, que permitirá que produzca hasta mil millones de dosis al año.

La empresa comenzó la tercera fase de sus ensayos clínicos en julio. Los hallazgos preliminares de sus ensayos en fase uno han revelado que los participantes sanos —entre ellos pacientes ancianos— producían anticuerpos contra el coronavirus y linfocitos T, la otra rama de la respuesta inmunitaria humana. En la fase tres se está probado la vacuna en 30 000 participantes estadounidenses.

Pfizer

Nombre: BNT162b2

Quién: Una de las empresas farmacéuticas más grandes del mundo, con sede en Nueva York, en colaboración con la empresa biotecnológica alemana BioNTech.

Qué: Esta candidata a vacuna inyecta fragmentos del material genético de un virus, en este caso ARN mensajero (ARNm), en las células humanas. Esto fomenta la producción de proteínas virales que imitan al coronavirus y entrenan al sistema inmunitario para que reconozca su presencia. Cualquier vacuna que salga adelante y se base en esta tecnología será la primera vacuna de ARNm aprobada para su uso en humanos. La vacuna tiene una pauta de dos dosis administradas con 21 días de diferencia.

Estado: El 17 de diciembre, la FDA indicó que las dosis adicionales de los viales de la vacuna anti-COVID-19 de Pfizer pueden utilizarse. Normalmente, los viales contienen suficiente líquido para cinco inyecciones, pero cuando la empresa distribuyó 6,4 millones de dosis, los farmacéuticos descubrieron que algunos viales contenían suficiente para dos dosis más. Poder utilizarlas en lugar de descartarlas podría expandir el suministro del medicamento en un 40 por ciento, según informa Politico.

La FDA concedió la aprobación de emergencia a la vacuna anti-COVID-19 de Pfizer el 11 de diciembre, un día después de que un grupo asesor votara 17 a 4 a favor de que los beneficios de la vacuna superan los riesgos para cualquiera de más de 16 años. Un cargamento inicial de casi 2,9 millones de dosis se enviará por todo Estados Unidos en la próxima semana. La decisión se produjo la semana después de que el New England Journal of Medicine publicara los resultados del estudio en fase tres de Pfizer, demostrando que la vacuna tenía una eficacia de un 95 por ciento a la hora de proteger de la COVID-19 a personas de más de 16 años. La FDA también publicó un análisis que afirmaba que la vacuna de Pfizer es segura y protege contra la COVID-19 a los diez días de administrar la primera dosis, independientemente de la raza, el peso o la edad de la persona. Los CDC recomendaron el 3 de diciembre que el personal sanitario y las personas que viven a largo plazo en residencias de ancianos reciban las primeras dosis, pero la distribución final dependerá de cada estado.

En Estados Unidos, las primeras vacunaciones se administraron a los trabajadores sanitarios de un centro médico de Queens, Nueva York. Los CDC han recomendado que el personal sanitario y las personas que viven a largo plazo en residencias de ancianos reciban las primeras dosis, pero la distribución final dependerá de cada estado. El New York Times realizó una encuesta en los 50 estados para descubrir cuántas dosis se prevén administrar para finales de año; es probable que la mayoría de los estadounidenses tengan que esperar hasta la primavera, como pronto, para recibir la inyección.

El 15 de diciembre,  un día después de que EE.UU. pusiera en marcha su campaña de vacunación, una trabajadora sanitaria de Alaska fue hospitalizada por una reacción alérgica grave. Según el New York Times, la trabajadora no tenía un historial de alergias y la reacción desapareció tras tratarla con epinefrina. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, contó a la CNBC que cabe esperar que haya reacciones adversas cuando una vacuna se distribuye entre una población más amplia.

El comunicado de la FDA llega unos días después de que el Reino Unido empezara a distribuir la vacuna de Pfizer a personas de más de 16 años. El Reino Unido fue el primer país occidental que aprobó una candidata a vacuna anti-COVID-19 y el medicamento también se convirtió en la primera vacuna de ARNm de la historia aprobada para su uso en humanos. Sin embargo, el 9 de diciembre los reguladores británicos advirtieron a las personas con un historial clínico de reacciones alérgicas graves que esperaran para ponerse la vacuna de Pfizer. Están investigando dos reacciones adversas que ocurrieron cuando el país comenzó su campaña de vacunación colectiva. Las autoridades no especificaron cuáles habían sido esas reacciones, pero señalaron que la investigación es una medida de precaución.

Los reguladores del Reino Unido también investigan dos reacciones alérgicas que ocurrieron en el país cuando puso en marcha su campaña de vacunación colectiva a principios de mes en personas de más de 16 años. Ambas personas tenían un historial de alergias graves y las dos se han recuperado ya, según informa AP. Como medida de precaución, las autoridades británicas han advertido a las personas con un historial de reacciones alérgicas graves que esperen para ponerse la vacuna anti-COVID-19 de Pfizer.

El 2 de diciembre, el Reino Unido fue el primer país occidental que aprobó una candidata a vacuna anti-COVID-19 y el medicamento también se convirtió en la primera vacuna de ARNm de la historia aprobada para su uso en humanos. El gobierno británico declaró que daría prioridad a las vacunaciones de las poblaciones más vulnerables, como las personas que viven en residencias de ancianos, los trabajadores sanitarios, los adultos mayores y aquellos con enfermedades preexistentes. Por ahora, Pfizer y BioNTech han acordado proporcionar 40 millones de dosis de la vacuna al Reino Unido. La administrarán por fases durante 2020 y 2021.

El Reino Unido fue el primer país occidental que aprobó una vacuna anti-COVID-19 y el medicamento también se convirtió en la primera vacuna de ARNm de la historia aprobada para su uso en humanos. El gobierno británico declaró que daría prioridad a las vacunaciones de las poblaciones más vulnerables, como las personas que viven en residencias de ancianos, los trabajadores sanitarios, los adultos mayores y aquellos con enfermedades preexistentes. Por ahora, Pfizer y BioNTech han acordado proporcionar 40 millones de dosis de la vacuna al Reino Unido. La administrarán por fases durante 2020 y 2021.

Las autoridades sanitarias canadienses también concedieron la aprobación de emergencia a la vacuna anti-COVID-19 de Pfizer. El país prevé que ofrecerá miles de dosis para finales de este año. 

El 18 de noviembre, Pfizer y BioNTech anunciaron la conclusión de sus ensayos en fase tres. Las empresas señalaron que habían cumplido sus metas principales: el análisis reveló que la candidata tenía una eficacia de un 95 por ciento a la hora de prevenir los casos leves y graves de COVID-19 —y una eficacia de un 94 por ciento en adultos de más de 65 años— sin problemas de seguridad graves. Los ensayos puestos en marcha en julio incluyeron a una población diversa en zonas con una transmisión considerable del SARS-CoV-2. Pfizer ha expandido el ensayo para incluir a 44 000 personas de varios países. Los resultados preliminares de los datos de las fases uno y dos demostraron que la vacuna provocaba la producción de linfocitos T específicos a la proteína del SARS-CoV-2.

Universidad de Oxford

Nombre: ChAdOx1 nCoV-19

Quién: La universidad británica en colaboración con la empresa biofarmacéutica AstraZeneca.

Qué: La candidata de Oxford es lo que se conoce como vacuna de vector viral, básicamente un «caballo de Troya» que se introduce en el sistema inmunitario. El equipo de investigación de Oxford ha transferido la proteína espicular del SARS-CoV-2 —que ayuda al coronavirus a invadir las células— a una versión debilitada de un adenovirus, que suele causar el resfriado común. Al inyectar este adenovirus en humanos, se espera que la proteína espicular desencadene una respuesta inmunitaria. AstraZeneca y Oxford planean producir mil millones de dosis de la vacuna, que han acordado vender a precio de coste.

Estado: El 11 de diciembre, AstraZeneca y el Instituto Gamaleya de Rusia anunciaron que colaborarán para estudiar la posibilidad de combinar la vacuna de Oxford con la vacuna Sputnik de Gamaleya. Como ambas candidatas utilizan el mismo adenovirus, los investigadores investigarán si combinarlas podría mejorar su eficacia. Se prevé que comiencen los ensayos clínicos a finales de este mes.

El 8 de diciembre, The Lancet publicó un análisis intermedio de cuatro de los ensayos en fase tres de Oxford. Demostraba que la vacuna es segura y posee una eficacia de un 70,4 por ciento para prevenir la COVID-19 tras dos dosis y una eficacia de un 64,1 por ciento con una dosis estándar. En un análisis de un subgrupo de los ensayos de la vacuna en el Reino Unido, el estudio también confirmó la afirmación del 23 de noviembre de Oxford de que la vacuna tenía una eficacia del 90 por ciento a la hora de prevenir la COVID-19 cuando se administraba primero media dosis seguida de la dosis total un mes más tarde. Aunque es necesario investigar más para confirmar esos resultados, los autores del estudio señalan que el uso de una dosis inferior permitiría una mayor distribución de la vacuna.

Los miembros del proyecto afirman que su candidata puede almacenarse en refrigeración normal y planean su inclusión en el «listado de uso de emergencia» ante la Organización Mundial de la Salud, lo que podría permitir que su candidata se distribuya en países de bajos ingresos. Oxford y AstraZeneca calculan que producirán hasta 3000 millones de dosis de la vacuna en 2021.

El 18 de noviembre, los resultados preliminares de los ensayos en fase dos de Oxford publicados en The Lancet, demostraron que la vacuna producía respuestas inmunitarias vigorosas en todos los grupos de edad adultos, entre ellos los adultos mayores que son más vulnerables a la enfermedad. Los resultados preliminares también revelaron que la vacuna había provocado una respuesta inmunitaria fuerte —que incluía un aumento de los anticuerpos y respuestas de los linfocitos T— con solo efectos secundarios leves como fatiga y cefalea.

El ensayo en fase tres quiere contar con hasta 50.000 voluntarios en Brasil, el Reino Unido, los Estados Unidos y Sudáfrica. El 8 de septiembre, AstraZeneca detuvo los ensayos por un análisis de seguridad debido a una reacción adversa de un participante en el Reino Unido, que la empresa describió como una «medida rutinaria». Tras una investigación de reguladores independientes, los ensayos se reanudaron en el Reino Unido, Brasil, Sudáfrica y la India en septiembre y un mes después en los Estados Unidos.

Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaleya

Nombre: Sputnik V

Quién: Una institución de investigación rusa, en colaboración con el Fondo de Inversión Directa de Rusia.

Qué: Gamaleya ha desarrollado una vacuna de vector viral que también utiliza una versión debilitada del adenovirus causante del resfriado común para introducir la proteína espicular del SARS-CoV-2 en el cuerpo. Esta vacuna utiliza dos cepas del adenovirus y requiere una segunda dosis tras 21 días para potenciar la respuesta inmunitaria. En septiembre, un estudio de los ensayos en las fases uno y dos del instituto publicado en The Lancet demostró que la vacuna producía anticuerpos y linfocitos T.

Estado: El 11 de diciembre, el Instituto Gamaleya y la empresa biofarmacéutica AstraZeneca anunciaron que colaborarán para estudiar la posibilidad de combinar la vacuna Sputnik de Gamaleya con la candidata que ha desarrollado AstraZeneca con la Universidad de Oxford. El 11 de noviembre, dos días después de que Pfizer anunciara sus resultados intermedios, Gamaleya informó de que un análisis intermedio de su ensayo en fase tres revelaba que la vacuna Sputnik tenía una eficacia de un 92 por ciento. Sin embargo, el informe solo se basaba en 20 casos, que según los expertos son muy pocos para resultar convincentes. En agosto, Rusia aprobó la vacuna Sputnik V para su uso generalizado y alegó que era la primera vacuna anti-COVID-19 en el mercado antes del comienzo de los ensayos clínicos en fase tres y a pesar de que no se habían publicado evidencias en aquel momento.

Sinopharm

Nombre: Ninguno

Quién: La empresa farmacéutica estatal de China, en colaboración con el Instituto de Productos Biológicos de Wuhan.

Qué: Sinopharm también utiliza la vacuna con el virus SARS-CoV-2 muerto, que espera que llegue al público para finales de 2020. Los hallazgos preliminares de los ensayos aleatorizados, publicados en JAMA, han desvelado que la vacuna puede desencadenar la producción de anticuerpos sin reacciones adversas graves. El estudio no midió la producción de linfocitos T. Con todo, estos resultados son importantes, ya que son los primeros datos publicados de ensayos clínicos en humanos de una vacuna anti-COVID-19 que utiliza un virus entero y muerto.

Estado: El 9 de diciembre, los Emiratos Árabes Unidos aprobaron la vacuna de Sinopharm para su uso general, señalando que un análisis intermedio del estudio en fase tres demostraba que la candidata tiene una eficacia del 86 por ciento a la hora de prevenir la COVID-19 sin problemas de seguridad graves. Las autoridades de los EAU alegaron que la vacuna tiene una eficacia del 100 por 100 a la hora de prevenir los casos leves y graves de la enfermedad; sin embargo, no se han publicado datos del estudio.

Sinopharm solicitó la aprobación final a China a finales de noviembre, dos meses después de que el New Yorker informara de que cientos de miles de civiles chinos habían sido vacunados con la aprobación de uso de emergencia del gobierno. China empezó a inocular a los trabajadores sanitarios y otros grupos de riesgo con las vacunas en ensayos de Sinopharm en julio, convirtiéndola en la primera vacuna experimental disponible para civiles que no son voluntarios clínicos. También en julio, Sinopharm puso en marcha la fase tres de los ensayos con 15 000 voluntarios de entre 18 y 60 años y sin problemas de salud preexistentes en los Emiratos Árabes Unidos. La empresa eligió los EAU porque albergan una población diversa con aproximadamente 200 nacionalidades diferentes, lo que los convierte en un terreno de pruebas ideal. Sinopharm también llevará a cabo ensayos en fase tres en países como Perú y Baréin.

Bharat Biotech

Nombre: COVAXIN

Quién: Una empresa de biotecnología india en colaboración con el Consejo de Investigación Médica de la India y el Instituto Nacional de Virología.

Qué: COVAXIN utiliza una forma del coronavirus muerto, o no infeccioso, que ya no puede provocar la enfermedad, pero sí desencadenar una respuesta inmunitaria. Esta vacuna tiene una pauta de dos dosis administradas con 14 días de diferencia. Los resultados publicados en internet en septiembre, pero que no han sido revisados por expertos externos, demuestran que la vacuna producía anticuerpos en monos. El director ejecutivo de Bharat Biotech Sai Prasad también contó a Reuters en octubre que los resultados preliminares de los primeros ensayos de la vacuna desvelaron que más de un 90 por ciento de los participantes humanos desarrollaban anticuerpos.

Estado: El 23 de octubre, Bharat Biotech anunció que había recibido la aprobación para comenzar los ensayos en fase tres en 26 000 participantes en más de 25 centros de toda la India.

Novavax

Nombre: NVX-CoV2373

Quién: Una empresa de biotecnología con sede en Gaithersburg, Maryland.

Qué: Novavax ha creado mediante bioingeniería las proteínas espiculares del coronavirus, las partes que ayudan al virus a invadir las células, pero que no pueden multiplicarse ni causar la COVID-19. Su candidata a vacuna combina dichas proteínas en una nanopartícula en forma de nudillo. Esta puede inyectarse junto a su adyuvante patentado Matrix-M —un compuesto que estimula las células inmunitarias— para desencadenar una respuesta inmunitaria. La vacuna se administra en dos dosis con 21 días de diferencia. El 2 de septiembre, un estudio del ensayo en fase uno de la empresa publicado en el New England Journal of Medicine reveló que la vacuna era segura y que producía anticuerpos contra el coronavirus a un nivel superior al observado en quienes se han recuperado de la COVID-19. También estimulaba los linfocitos T, otra rama de la respuesta inmunitaria humana.

Estado: El 24 de septiembre, Novavax anunció el comienzo de su ensayo en fase tres en el Reino Unido, que evaluará la vacuna en hasta 10 000 personas, con o sin enfermedades preexistentes. Hasta 400 participantes recibirán la vacuna antigripal en el marco de un subestudio que ayudará a determinar si es seguro administrar ambas vacunas al mismo tiempo.

Johnson & Johnson

Nombre: JNJ-78436735

Quién: Una de las mayores multinacionales del mundo, con sede en Nueva Jersey, que se especializa en productos sanitarios y farmacéuticos.

Qué: Johnson & Johnson está desarrollando una vacuna con adenovector, que introduce un fragmento del ADN del SARS-CoV-2 en el adenovirus causante del resfriado común genéticamente modificado para que no pueda multiplicarse en el cuerpo. Esta vacuna se basa en la tecnología utilizada por Johnson & Johnson para desarrollar una vacuna contra el ébola, así como candidatas a vacuna contra el Zika y el VIH. En julio, un estudio publicado en Nature demostró que la vacuna provocaba anticuerpos neutralizantes en monos y proporcionaba una protección «completa o casi completa» con una sola dosis.

Estado: El 23 de septiembre, Johnson & Johnson anunció el comienzo del ensayo ENSEMBLE en fase tres para evaluar la seguridad de la vacuna —y su eficacia— entre hasta 60 000 adultos de diversos países. El ensayo incluirá «una representación considerable» de poblaciones mayores y aquellas con enfermedades preexistentes que las hacen más susceptibles a la COVID-19. El 12 de octubre Johnson & Johnson anunció que había pausado los ensayos en fase tres para realizar una evaluación de seguridad independiente debido a una enfermedad inexplicable en un participante. La empresa no dio detalles, en parte para proteger la privacidad del paciente, pero señaló que las enfermedades y los accidentes se prevén en grandes estudios clínicos. Es más, las pausas del estudio son algo rutinario en los ensayos clínicos y se suele informar de ellas. El 23 de octubre, la empresa anunció que reanudaría los ensayos.

Sinovac

Nombre: CoronaVac

Quién: Una empresa biofarmacéutica china, en colaboración con el centro de investigación brasileño Instituto Butantan.

Qué: CoronaVac es una vacuna inactivada, es decir, que utiliza una versión no infecciosa del coronavirus para provocar una respuesta inmunitaria.

Estado: El 3 de julio, la agencia regulatoria brasileña dio su aprobación a esta candidata a vacuna para comenzar la fase tres, aunque sigue analizando los resultados de los ensayos clínicos en fase dos. Los resultados preliminares de los ensayos de esta candidata en macacos, publicados en Science, revelaron que la vacuna producía anticuerpos que neutralizaban 10 cepas del SARS-CoV-2. Sinovac también ha publicado resultados sin revisar de sus ensayos en humanos en fase dos que demostraban que la vacuna producía anticuerpos sin reacciones adversas graves. En la fase tres seleccionarán a casi 9000 profesionales sanitarios de Brasil. Sinovac también llevará a cabo ensayos en fase tres en Indonesia y Bangladés.

Murdoch Children’s Research Institute

Nombre: Bacillus Calmette-Guerin BRACE Trial

Quién: El mayor instituto de investigación de salud infantil de Australia, en colaboración con la Universidad de Melbourne.

Qué: Durante casi cien años, la vacuna del bacilo de Calmette-Guérin (BCG) se ha utilizado para prevenir la tuberculosis exponiendo a los pacientes a una pequeña dosis de bacterias vivas. Con el paso de los años, han surgido evidencias de que esta vacuna podría estimular el sistema inmunitario y ayudar al cuerpo a combatir otras enfermedades. Se está investigando si estos beneficios podrían aplicarse al SARS-CoV-2 y este ensayo ya está en fase tres en Australia. Sin embargo, el 12 de abril la Organización Mundial de la Salud indicó que no hay pruebas de que la vacuna BCG proteja a las personas de la infección del coronavirus.

Fase: En abril, los investigadores del Murdoch Children’s Research Institute comenzaron una serie de ensayos comparativos aleatorizados que comprobarán si la BCG también podría ser eficaz contra el coronavirus. Quieren seleccionar a 10 000 trabajadores sanitarios para el estudio.

CanSino Biologics

Nombre: Ad5-nCoV

Quién: Una empresa biofarmacéutica china.

Qué: CanSino también ha desarrollado una vacuna de vector viral con una versión debilitada del adenovirus como vehículo para introducir la proteína espicular del SARS-CoV-2 en el cuerpo humano. Los resultados preliminares de los ensayos en fase dos, publicados en The Lancet, han demostrado que la vacuna genera «respuestas inmunitarias significativas en la mayoría de los participantes tras una sola inmunización». No se documentaron reacciones adversas graves.

Fase: Aunque técnicamente los ensayos de la empresa siguen en fase dos, el 25 de junio CanSino se convirtió en la primera empresa en recibir aprobación limitada para utilizar su vacuna en personas. El gobierno chino ha aprobado la vacuna solo para uso militar durante un periodo de un año. El 15 de agosto, la empresa biofarmacéutica rusa Petrovax anunció que había puesto en marcha el primer ensayo en fase tres de la Ad5-nCoV.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Artículo publicado originalmente el 31 de julio. Se actualiza de forma regular a medida que se publican novedades sobre cada vacuna.
Seguir leyendo