Así reacciona tu cuerpo si dejas de beber alcohol durante un mes

Enero Seco. Octubre Sobrio. Cada vez son más las personas que intentan reducir su consumo de alcohol, así que hemos preguntado a los expertos qué beneficios puede esperar realmente.

Por Rachel Fairbank
Publicado 31 oct 2023, 12:43 CET, Actualizado 5 ene 2024, 14:23 CET
Cómo mejora nuestra salud dejar el alcohol

Muchas personas que participan en las campañas "Enero seco" u "Octubre sobrio" para dejar el alcohol durante un mes notan que su sueño mejora y su ansiedad disminuye. Los expertos dicen que el ejercicio también tiene beneficios para el hígado, el intestino y otros órganos.

Fotografía de Victoria Jones, PA Images, Getty Images

Cada año, millones de personas de todo el mundo renuncian al alcohol durante un mes, una tradición que comenzó como Enero Seco o Dry January y que se ha ampliado a iniciativas similares, como Octubre Sobrio (en inglés, con rima: Sober October). Ya sea como parte de una campaña coordinada o simplemente como un intento individual de beber menos, el número de personas sobrias que nos rodean parece estar creciendo.

En 2023, uno de cada siete adultos del Reino Unido tenía previsto participar en el "Enero Seco", mientras que el 35% de los adultos de EE. UU. declaró haber intentado dejar el alcohol durante un mes entero en 2022. En España, no hay datos específicos sobre esta nueva costumbre que parece que está ganando adeptos año tras año, pero las estadísticas oficiales muestran que el consumo de alcohol se ha mantenido más o menos estable los últimos años.

A medida que aumenta el número de participantes en estas iniciativas abstemias, cabe plantearse la cuestión de cuáles son los beneficios de dejar el alcohol durante un mes, y si un mes es tiempo suficiente para empezar a experimentarlos. 

"Los efectos van a ser distintos para cada persona, dependiendo del tiempo que lleve consumiendo alcohol", dice Shehzad Merwat, gastroenterólogo de UTHealth Houston (Estados Unidos). Como empiezan a demostrar las investigaciones, reducir el consumo de alcohol durante todo el año tiene muchas ventajas, y medidas como el "Enero Seco" pueden desempeñar un papel importante en la moderación de los hábitos de consumo.

(Relacionado: El turismo sobrio es una tendencia en auge: así puedes transformar tu viaje)

Cómo afecta el alcohol al organismo

El alcohol perjudica al organismo de muchas maneras. Los efectos más importantes se producen en el hígado, que es donde se descompone el alcohol, pero hay efectos secundarios en otros órganos, como el corazón, el tracto gastrointestinal, el páncreas y el cerebro. Estos efectos pueden ser muy variados y a menudo dependen del tiempo que el alcohol permanece en el organismo y de la cantidad consumida.

"Los niveles de alcohol en sangre son un factor importante que daña los órganos", afirma Paul Thomes, investigador de la Universidad de Auburn (en Alabama, EE. UU.), cuyo trabajo se centra en el mecanismo del daño orgánico inducido por el alcohol.

Como explica Thomes, el hígado descompone el alcohol en una forma menos tóxica para que pueda ser eliminado en el organismo. Durante este proceso, el alcohol se descompone primero en acetaldehído, que es muy tóxico y un conocido carcinógeno. Por lo general, el acetaldehído se descompone muy rápidamente; sin embargo, si este proceso se retrasa o se interrumpe, ya sea debido a niveles elevados de alcohol en sangre o a otro factor subyacente, como medicamentos que interfieren en el metabolismo hepático, puede acumularse en todo el organismo y causar daños.

"El tiempo durante el que las moléculas tóxicas se acumulan en las células y los tejidos determina el grado de daño", afirma Thomes.

Este daño puede afectar a todos los órganos del cuerpo, lo que se traduce en una serie de riesgos para la salud a largo plazo derivados del consumo crónico de alcohol, como hipertensión arterial, cardiopatías, enfermedades hepáticas y un mayor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer. El consumo crónico de alcohol también puede debilitar el sistema inmunitario y afectar al buen funcionamiento del cerebro.

(Relacionado: El alcohol está matando a más mujeres que nunca)

Cómo se recupera el cuerpo del alcohol

La mayoría de las investigaciones sobre los efectos de dejar el alcohol se centran en los grandes bebedores. Sin embargo, "incluso en los bebedores más ligeros, se pueden notar efectos sobre la salud cuando se deja de beber alcohol durante un mes", afirma Carrie Mintz, psiquiatra de la Universidad de Washington. "Puedes ver esos cambios ya al mes".

Tras dejar el alcohol, los cambios empezarán a surtir efecto en cuestión de semanas. Esto incluye el hígado, que puede empezar a revertir el daño causado en la mayoría de las cuatro etapas de la enfermedad hepática relacionada con el alcohol, que comienza con la acumulación de grasa, luego progresa a la inflamación crónica, que conduce a la cicatrización, y en última instancia resulta en cirrosis. El hígado puede curarse en todas las fases excepto en la última.

"El hígado tiene una enorme capacidad regenerativa", afirma Thomes. "Las tres primeras etapas [del daño hepático] son reversibles durante la abstinencia del alcohol". La abstinencia de alcohol puede incluso ser beneficiosa para los enfermos de cirrosis hepática, ya que detiene la progresión de la enfermedad y alarga la supervivencia del paciente, aunque no revierte la enfermedad.

Además de los beneficios para el hígado, dejar el alcohol puede reportar otros beneficios para la salud, que también se cree que se deben a la disminución de los niveles de alcohol y acetaldehído en el organismo.

En un estudio en el que se realizó un seguimiento a 94 grandes bebedores moderados que dejaron el alcohol durante un mes, los participantes experimentaron mejoras en la resistencia a la insulina, la presión arterial y el peso, en comparación con sus compañeros que no se abstuvieron.

Otros beneficios de dejar el alcohol son la mejora del sueño y del estado de ánimo, incluida la disminución de la depresión y la ansiedad, además de una piel y un intestino más sanos. Se ha demostrado que el alcohol altera la composición microbiana del intestino, un trastorno denominado disbiosis, y provoca daños en las células que lo recubren, lo que puede hacer que el contenido del intestino se derrame en el torrente sanguíneo.

"En el intestino, esta disbiosis puede revertirse, pero no completamente, incluso después de tres a cinco semanas", dice Thomes. "Se necesita más tiempo para restaurar el microbioma intestinal y el daño causado al intestino".

(Relacionado: ¿Qué es el microbioma intestinal y cómo afecta a la salud?)

Un mes también puede ofrecer una perspectiva...

Dejar el alcohol durante un mes también suele tener la ventaja de ayudar a las personas a entender cómo sus hábitos de consumo de alcohol están afectando a su salud y bienestar general.

"Puede ser muy revelador", afirma Steven Tate, médico de la Universidad estadounidense de Stanford especializado en medicina de las adicciones. Como señala Tate, el alcohol puede provocar o empeorar problemas de salud como la falta de sueño, la depresión o la ansiedad. El consumo habitual de alcohol también puede ser un intento de automedicarse para los trastornos subyacentes del sueño o del estado de ánimo. Abandonar el alcohol durante un mes da a las personas la oportunidad de desentrañar si el alcohol está causando (o enmascarando) problemas de salud.

Según la experiencia de Tate, dejar el alcohol también puede ayudar a las personas a entender mejor su relación con el alcohol, incluso si su consumo se ha descontrolado. "A veces es difícil darse cuenta de cuándo se cae en una adicción", dice Tate: "A veces es complicado saber dónde está esa línea, y a veces la gente no se da cuenta hasta que ya la ha cruzado".

(Relacionado: Beber alcohol antes de irnos a dormir es, probablemente, una pésima idea)

...y cambiar los hábitos de consumo

Una de las principales preocupaciones sobre los esfuerzos para dejar el alcohol durante un mes ha sido lo que ocurre una vez finalizado el mes, con la preocupación de que los hábitos de consumo de una persona puedan volverse más extremos una vez que vuelva a beber. Sin embargo, los estudios sugieren que, para algunos participantes en el "Enero Seco", dejar el alcohol puede reducir el consumo en los meses siguientes.

En el estudio en el que se realizó un seguimiento de 94 grandes bebedores moderados que dejaron el alcohol durante un mes, cuando los investigadores hicieron un seguimiento seis meses después, los participantes declararon beber bastante menos que antes, con un patrón medio de consumo de alcohol que los situaba en la categoría de "bajo riesgo" de hábitos de consumo problemáticos. En otra encuesta realizada a 857 adultos británicos que participaron en Enero Seco, los participantes también declararon beber menos seis meses después de dejar el alcohol durante un mes.

Como empiezan a demostrar las investigaciones, beber menos alcohol de forma sistemática puede tener importantes beneficios para la salud, que sin duda perdurarán mucho después de que finalice el mes. Teniendo en cuenta los daños que el alcohol puede causar en los distintos órganos del cuerpo, sobre todo cuando los niveles de alcohol en sangre son elevados, los expertos señalan que una reducción general de los hábitos de consumo de alcohol puede tener importantes beneficios para la salud a largo plazo.

"Si se bebe menos, el riesgo de sufrir algunos de esos daños es menor", afirma Mintz.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved