Ciencia

La Extinción Masiva se prolongó durante 200.000 años

Por Redacción National Geographic

25 de noviembre de 2011

Mucho antes de los dinosaurios, la Tierra era un entorno desolado con incendios generalizados y agua de mar pobre en oxígeno. Este entorno hostil acabó con el 90% de la vida que en ese momento habitaba la Tierra. El proceso más catastrófico de extinción masiva duró menos de 200.000 años, según indica un nuevo estudio.  

La extinción del período Pérmico-Triásico no se conoce tan afondo como la extinción del Cretácico, que acabó con la vida de los dinosaurios hace unos 65 millones de años. Pero el colapso del Pérmico final escrito casi al final de la vida sobre la tierra.

Ahora los científicos han diseñado un primer esbozo de cómo de rápido fue la extinción del Pérmico- Triásico.

Las causas de la extinción en el Pérmico-Triásico siguen siendo un misterio. De momento se sabe que la extinción duró un periodo de entre  200.000 y  252.28 millones de años, según los autores del estudio. Este lapso de tiempo es el lapso indicado por el análisis de los fósiles y pruebas químicas obtenidas de los cambios en el ciclo del carbono terrestre de rocas encontradas al sur China, en el Tíbet.

Los datos extraídos de las rocas y los fósiles muestran que las especies de tierra y agua se extinguieron simultáneamente, informa el coautor del estudio  Sam Bowring del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Sea cual fuese el motivo de la extinción ahora se sabe que no fue exclusivamente marino o terrestre.

Falta de oxígeno

Al encontrar abundante cantidad de carbono y hollín en los lechos de los sedimentos y rocas, Shen confirmó que los incendios generalizados jugaron un papel importante en la deforestación a finales del Pérmico.

Las rocas también han aportado evidencias de que se redujeron los niveles de oxígeno durante la extinción masiva. Los fósiles son más pequeños que sus especies predecesoras. El fenómeno es conocido como efecto Lilliput, donde los organismos se contraen para adaptarse mejor a los bajos niveles de oxígeno.

Bowring está entusiasmado con los fósiles porque gracias a ellos se podrá averiguar lo que sucedió antes de la extinción, durante y después.

¿Podrá el asteroide confirmar las conclusiones?

¿Cuál fue el detonante de la extinción?

Los autores del estudio se inclinan por las liberaciones masivas de dióxido de carbono y metano de actividades volcánicas a fínales del Pérmico.  

Pero no es del todo cierto que las erupciones volcánicas coincidan exactamente con el momento de la extinción. Bowring sigue barajando otras posibilidades.

Por ejemplo el impacto de un cometa o asteroide. Un impacto rápido y simultáneo afectaría a ambos ecosistemas, confirmó Bowring.  Aún no se dispone de evidencias de un impacto, pero es cuestión de tiempo para encontrarlo.

El Punto de no retorno

Los investigadores dicen que es difícil de determinar la causa de la Extinción masiva comparando las tasas actuales con las del Pérmico. Pero todavía quedan muchas respuestas que encontrar en el pasado.
Shen afirma que el deterioro del medio ambiente es un proceso largo. Pero una vez se cruza el umbral de la tolerancia, el ecosistema se desplomará rápidamente.

Seguir leyendo