Ciencia

La Peste

rirse a las personas. Cuando lo hace, las consecuencias pueden ser fatales, ya que las epidemias de peste son las peores que se han conocido jamás.   La más infame de todas fue la Peste Negra, una pandemia de la época medieval que barrió Asia y Eu

Por Redacción National Geographic

6 de julio de 2011

La Pestees una infección bacteriana que se encuentra a menudo en los roedores y sus pulgas. Pero a través de esas pulgas puede en ocasiones transferirse a las personas. Cuando lo hace, las consecuencias pueden ser fatales, ya que las epidemias de peste son las peores que se han conocido jamás.

La más infame de todas fue la Peste Negra, una pandemia de la época medieval que barrió Asia y Europa. Alcanzó el continente Europeo a finales de 1340, matando aproximadamente 25 millones de personas. La Peste Negra continuó durante siglos, especialmente en las ciudades. Episodios especialmente virulentos incluyeron la Gran Peste de Londres (1665-66), donde murió una de cada cinco personas.

La primera pandemia documentada fehacientemente fue la Peste de Justiniano, que se inició en el año 541 después de Cristo. Se bautizó con el nombre del emperador Bizantino Justiniano I, y mató a unas 10.000 personas al día en Constantinopla (hoy en día Estambul, Turquía) de acuerdo con los antiguos historiadores. Algunas estimaciones modernas sugieren que la mitad de la población de Europa fue masacrada antes de la desaparición de la peste en el siglo VIII.

La causa de la peste no se descubrió hasta la epidemia más reciente, que se inició en China en 1855 y que oficialmente no terminó hasta el año 1959. El primer descubrimiento tuvo lugar en Hong Kong en 1894 cuando los investigadores pudieron aislar el bacilo (con forma de vara), causante de la enfermedad, el Yersinia pestis. Algunos años después, en China, los doctores descubrieron que las ratas mostraban unos síntomas muy similares a los de las personas, y que a menudo las víctimas humanas tenían picaduras de pulgas.

El repertorio animal de la peste incluye ratones, camellos, monos, perros de las praderas, conejos y ardillas, pero los más peligrosos para las personas son las ratas, especialmente las urbanas. La enfermedad se transmite a menudo por la pulga de las ratas, la Xenopsylla cheopis.

Tipos de Peste

La Peste Bubónica, la forma más común de la enfermedad, se diagnostica por las inflamaciones características, donde los nódulos linfáticos dolorosamente hinchados aparecen en la ingle, axilas o cuello. La Peste Septicémica, que se expande por el torrente sanguíneo, viene de las pulgas o del contacto con materia humana infectada. La Peste Neumónica, la variedad más infecciosa, es un estado avanzado de la bubónica, cuando la enfermedad ya se transmite directamente, de persona a persona, a través de minúsculas gotas que proceden de los pulmones y se transportan por el aire. Si no se trata, la peste bubónica mata aproximadamente al 50% de las personas infectadas. Las otras dos variedades son casi siempre mortales sin antibióticos.

La Yersiniapestises extraordinariamente virulenta, incluso cuando se compara con bacterias especialmente similares. Esto es porque es una variedad mutante, con la limitación de no poder sobrevivir fuera del huésped al que ha infectado, ni poder penetrar y esconderse en sus células. Para compensar, la Y.pestis necesita ser numerosa y además desarrollar la habilidad de desactivar el sistema inmune de la víctima. Esto lo consigue inyectando toxinas en las células defensivas como los macrófagos, que se encargan de detectar las infecciones bacterianas. Cuando esas células están desactivadas, la bacteria puede multiplicarse a su antojo.

Las víctimas están tan desprotegidas que se podría decir que mueren envenenadas, mientras el bacilo se acumula en gruesas concentraciones bajo la piel, donde un mosquito puede recogerlas. Otras consecuencias desagradables pueden incluir gangrena, glándulas supurantes llenas de pus, y pulmones que literalmente se disuelven.

La Peste hoy día

La Pesteaún existe en varios lugares del mundo. En el 2003, se registraron más de 2.100 casos en humanos y 180 muertes, casi todas en África. La última epidemia importante registrada fue en 2006 en la República Democrática del Congo en África Central, donde murieron 50 personas. Estados Unidos, China, India, Vietnam, y Mongolia son algunos de los países que han confirmado casos de peste en los últimos años.

La mayoría de los afectados sobreviven si se les suministran los antibióticos correctos a tiempo. Una buena limpieza y control de plagas ayudan a evitar brotes de la peste ya que necesita zonas infestadas, sucias, y con ratas para desarrollarse completamente.

Hay miedo de que la bacteria de la peste pudiera utilizarse para un ataque bioterrorista si se usara en formato de aerosol.

Seguir leyendo