La primera imagen del telescopio Webb de la NASA es nuestra visión más profunda del universo

La nueva imagen a todo color destaca una impresionante colección de galaxias antiguas y anuncia una nueva era para la astronomía.

Por Nadia Drake
Publicado 12 jul 2022, 10:26 CEST
La primera imagen de campo profundo tomada por el telescopio espacial James Webb muestra galaxias del ...

La primera imagen de campo profundo tomada por el telescopio espacial James Webb muestra galaxias del universo primitivo, ampliadas por un cúmulo galáctico en primer plano.

Fotografía de Image by NASA, ESA, CSA, and STScI

Tras un viaje de más de un millón de kilómetros al espacio, el nuevo observatorio insignia de la NASA, el telescopio espacial James Webb, ha capturado su primera serie de imágenes a todo color del universo. En un evento especial, el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha desvelado una de ellas, en la que cientos (si no miles) de galaxias lejanas salpican un mar cósmico de tinta.

"Es una nueva ventana a la historia de nuestro universo", dijo Biden durante el acto. "Y hoy vamos a echar un vistazo a la primera luz que brilla a través de esa ventana".

La imagen es la primera toma del JWST (las siglas oficiales en inglés del telescopio) de lo que los astrónomos llaman una imagen de campo profundo, cuando el telescopio echa una larga mirada a una pequeña parcela del espacio, recogiendo la luz tenue y revelando objetos extremadamente distantes. Tal y como se ve a través del agudo ojo infrarrojo del instrumento, esa pequeña parcela está poblada por galaxias arremolinadas, brillantes y magníficas, algunas de las cuales existieron hace más de 13 000 millones de años, cuando el universo era todavía un bebé.

"En esa imagen se ve la visión más profunda del universo, jamás vista", dice Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la dirección de misiones científicas de la NASA.

El 12 de julio se publicarán al menos otras cuatro imágenes, que ofrecerán nuevas vistas de galaxias en colisión, la última exhalación de una estrella moribunda, una enorme guardería estelar y el espectro de un mundo alienígena.

(Relacionada: Por qué el telescopio espacial James Webb va a revolucionar nuestra forma de ver el universo)

En una de las primeras imágenes captadas por el telescopio James Webb de la NASA durante su fase de pruebas, un puñado de estrellas, que se distinguen por sus picos de difracción, brillan en medio de miles de galaxias débiles, algunas en el universo cercano, pero muchas más en el universo lejano.

Fotografía de Image by NASA, CSA, and FGS team

Lanzado el 25 de diciembre de 2021, el JWST es el telescopio más potente que jamás haya surcado el espacio. Cuando los científicos lo imaginaron por primera vez hace décadas, pensaron en un telescopio capaz de remontarse a los primeros inicios del universo, cuando las primeras estrellas y galaxias emergían de la oscuridad cósmica. Para ello, el observatorio, dotado con 10 000 millones de euros, ve el cielo en luz infrarroja, es decir, en longitudes de onda ligeramente más largas que las que pueden percibir los ojos humanos. Una vez que las imágenes están en el suelo, se colorean utilizando una paleta que corresponde a las diferentes longitudes de onda infrarrojas.

A lo largo de los años, los múltiples retrasos, los errores durante el montaje, los excesos de presupuesto y una controversia constante sobre el hombre que da nombre al telescopio plagaron el viaje del JWST al espacio. Pero una vez allí, el telescopio realizó con éxito una compleja rutina de despliegue con cientos de pasos complicados. El espejo de seis metros de diámetro del observatorio se desplegó, el parasol de varias capas se abrió y los instrumentos se enfriaron hasta casi el cero absoluto.

(Relacionado: Así fue el despliegue espacial del James Webb)

Ahora, con estas primeras imágenes en la mano, está claro que el JWST está funcionando quizás incluso mejor de lo esperado, y que sus próximos 20 años de operaciones científicas estarán llenos de sorpresas.

Una mirada al pasado

La imagen de campo profundo publicada hoy es, en cierto modo, análoga a un viaje en el tiempo. Ofrece una visión del pasado lejano, cuando las primeras galaxias estaban creciendo.

Zurbuchen la describe como una "toma de acción" porque la luz de esas aparentemente innumerables galaxias de fondo es amplificada y distorsionada por la inmensa gravedad de un cúmulo galáctico (llamado SMACS 0723) en primer plano. Este enorme cúmulo, que se encuentra a 4000 millones de años luz de la Tierra, actúa como una lente de aumento, permitiendo que la luz de galaxias extremadamente antiguas y mucho más distantes aparezca.

"Está claro que la luz encuentra un camino realmente complejo hacia nosotros", dice Zurbuchen. "Creo que es casi abrumadoramente bello saber que los fotones que se están visualizando aquí han estado en el espacio, de camino a esta cámara, durante más de 13 000 millones de años. Creo que te deja sin aliento".

No es la primera vez que los científicos apuntan un telescopio a una zona del espacio y esperan a ver qué aparece. En 1995, el telescopio espacial Hubble observó durante 100 horas una zona del cielo aparentemente vacía. Aquel esfuerzo produjo una de las imágenes más revolucionarias de la ciencia: una bolsa de espacio repleta de galaxias que alteró profundamente las concepciones sobre cómo está poblado el universo.

El Hubble siguió produciendo imágenes cada vez más profundas, ampliando la capacidad del telescopio para ver el universo primitivo. Del mismo modo, el JWST producirá instantáneas cada vez más profundas del cosmos, sacando secretos de la oscuridad y desvelando realidades que los seres humanos nunca han visto antes, y quizá ni siquiera hayan imaginado.

"Ahora entramos en una nueva fase de descubrimientos científicos. Basándose en el legado del Hubble, el Telescopio Espacial James Webb nos permite ver más profundamente en el espacio que nunca antes, y con una claridad asombrosa", dijo la Vicepresidenta Kamala Harris, presidenta del Consejo Nacional del Espacio, durante la sesión informativa. "Mejorará lo que sabemos sobre los orígenes de nuestro universo, nuestro sistema solar y, posiblemente, la propia vida".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Espacio
La rara alineación de planetas en el cielo nocturno que no volverá en décadas
Espacio
¿Por qué estas extrañas galaxias carecen de materia oscura?
Espacio
Descubren la explosión nuclear de una estrella “vampiro” en la Vía Láctea
Espacio
Viaje al pasado por una lupa cósmica: así se descubrió la estrella más lejana jamás vista
Espacio
El telescopio espacial James Webb ya está completamente desplegado y listo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved