¿Cuáles son las raíces del Día Internacional de la Mujer?

Este día conmemorativo, fundado por las socialistas que hicieron campaña por la igualdad, contribuyó a desencadenar la Revolución rusa.

Friday, March 6, 2020,
Por Erin Blakemore
Barcelona
Mujeres de todo el mundo, como esta manifestante de Barcelona, salen a las calles para demandar la igualdad de derechos en el Día Internacional de la Mujer.
Fotografía de Pau Barrena, AFP/Getty

Este Día Internacional de la Mujer (celebrado cada 8 de marzo), el mundo se detendrá para reconocer a casi el 50 por ciento de la población que se identifica como mujer. Pero aunque muchas celebridades y marcas se han apropiado de este día, sus raíces son mucho más revolucionarias. Las líderes de un movimiento socialista que ansiaban conseguir la igualdad para las mujeres fundaron este día conmemorativo hace más de un siglo.

En 1909, el movimiento obrero y la presión por el sufragio femenino estaban cobrando impulso en Estados Unidos. Theresa Malkiel, refugiada rusa, sindicalista y periodista, formaba parte del comité de mujeres del Partido Socialista de Estados Unidos. Concebía un papel más activo para las mujeres dentro del movimiento, así que declaró el 23 de febrero de 1909 el «Día Nacional de la Mujer». Se celebró con una reunión de unas 2000 personas en Manhattan.

«La primera celebración de nuestro Día Nacional de la Mujer tuvo tal éxito que el Día de la Mujer se aceptó en general como día conmemorativo socialista anual», recordó la activista Meta L. Stern tres años después. Junto al Día Internacional de los Trabajadores, aquel día defendía «las nuevas esperanzas e ideales; la abolición de la esclavitud salarial y la esclavitud sexual; la consecución de una masculinidad y una feminidad mejores, más libres y felices».

La socialista Clara Zetkin defendió los derechos de las mujeres como el sufragio universal en Alemania a partir de la década de 1870. En 1911, su labor condujo a la celebración del primer Día Internacional de la Mujer en Europa.
Fotografía de ullstein bild, Getty

La fecha enseguida cautivó la imaginación de las socialistas europeas. A sugerencia de la socialista Clara Zetkin, se celebró el primer Día Internacional de la Mujer en Europa. En lugar de la fecha de febrero, eligieron el 8 de marzo de 1911: el 40º aniversario de la Comuna de París, el gobierno socialista revolucionario que gobernó Francia brevemente. Las mujeres celebraron la ocasión con marchas y discursos.

En los años siguientes, este día se convirtió en una vía potente para que las mujeres se hicieran oír y protestaran contra la Primera Guerra Mundial. Según explica la historiadora Temma Kapla, quienes participaron en esta fecha conmemorativa durante la guerra «proclamaron sus derechos como mujeres y madres o como amas de casa en los ámbitos público y privado para interceder en temas en los que los líderes políticos habituales parecían incompetentes».

En marzo de 1917, las conmemoraciones del Día Internacional de la Mujer desembocaron en una revolución. Cuando decenas de miles de mujeres confluyeron en Petrogrado (actual San Petersburgo) para conmemorar el día (y para demandar el fin de la Primera Guerra Mundial y protestar por la falta de alimentos), las manifestaciones se convirtieron en una huelga masiva. En cuestión de horas, 100 000 obreros y obreras abandonaron sus puestos de trabajo para unirse a las protestas.

En cuestión de días, el movimiento alcanzó 150 000 trabajadores en huelga. Finalmente, hasta el ejército ruso se unió a los protestantes, retirando su apoyo al zar Nicolás. Fue el comienzo de la Revolución rusa.

Tras la Segunda Guerra Mundial, la fecha empezó a cobrar impulso y perdió muchos de sus vínculos con el socialismo y la política radical. El movimiento por la liberación de las mujeres se extendió por el mundo en los años 70 y Naciones Unidas designó 1975 el Año Internacional de la Mujer y celebró la jornada por primera vez. Dos años después, en 1977, designó el 8 de marzo el Día Internacional de la Mujer.

En la actualidad, muchos lugares conmemoran el día con ramos de flores entregados de hombres a mujeres o de mujeres a mujeres. De hecho, según informan James Hill y Andrew E. Kramer en el New York Times, el comercio ruso de flores para el Día Internacional de la Mujer es tan activo que se considera una piedra angular de la industria floral neerlandesa. El Día Internacional de la Mujer es fiesta nacional en 27 países como Rusia, Afganistán y Laos; en otros países, como Nepal y China, es un festivo nacional solo para las mujeres.

Este es el año de la «Generación Igualdad» y la continuación de la lucha por la igualdad de derechos para las mujeres.

«En la actualidad, no tenemos un mundo igualitario, y las mujeres están enojadas y preocupadas por el futuro. Están radicalmente impacientes por lograr un cambio. Es una impaciencia que tiene raíces profundas y que se ha estado gestando por años. […] Si bien estamos radicalmente impacientes, no nos rendimos y tenemos esperanzas», declaró Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres, en un comunicado.

Desde hoy y hasta el próximo 31 de mayo, el Patio Andaluz del Palacio de Gaviria de Madrid acoge la exposición WOMEN, un siglo de cambio, una exposición que ahonda en el archivo fotográfico de National Geographic para mostrar un conjunto de historias inspiradoras, conmovedoras y extraordinarias de mujeres que desafiaron los límites, superaron adversidades y abrieron nuevos caminos.

Cada fotografía crea un retrato de distintos aspectos de la existencia de las mujeres y muestra a los visitantes cómo ha evolucionado la representación femenina desde la fundación de National Geographic en 1888.

A lo largo de una selección 50 fotografías supervisada por la fotoperiodista y editora gráfica del diario El País, Marisa Flórez, podemos reflexionar sobre el pasado, presente y futuro de una sociedad en la que las mujeres son protagonistas.

Entra aquí para más información.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo