El origen de la maratón que crees saber probablemente es falso

La mayoría de la gente cree que la mítica carrera se inspiró en Fidípides, un mensajero griego que corrió 41 kilómetros para declarar la victoria contra de Atenas sobre los persas. Se equivocan.

Por Erin Blakemore
Ilustración de Fidípides llevando a Atenas la noticia de la victoria en Maratón en el 490 ...

Cuenta la leyenda que el antiguo correo griego Fidípides llegó a Atenas en el año 490 a.C. trayendo noticias de una increíble victoria sobre los persas e inspirando la maratón moderna. ¿El problema de esa historia, como se ilustra aquí? Que nunca ocurrió.

Fotografía de Image By Salinas, Alberto via Look and Learn, Bridgeman Images

Este artículo se publicó el 18 de mayo de 2023 y ha sido actualizado el 30 de mayo de 2023.

Índice

  • ¿Orígenes antiguos?
  • Los verdaderos orígenes del maratón
  • La carrera en la historia moderna

Si le preguntas a la mayoría de la gente por los orígenes de la maratón, una carrera de larga distancia que recorre 42,16 kilómetros, es probable que oigas hablar de cómo Fidípides, un antiguo mensajero griego, corrió 42 kilómetros desde la ciudad de Maratón hasta Atenas para anunciar la victoria griega en una batalla decisiva contra los persas en el 490 a.C., y luego murió en el acto. Según la leyenda, los griegos honraron al heraldo añadiendo un "maratón" a los antiguos Juegos Olímpicos.

Pero la verdadera historia es más compleja y enrevesada. A continuación te explicamos cómo obtuvo su nombre la carrera y por qué todo lo que has oído sobre este deporte podría ser falso.

(Relacionado: Mitos sobre las olimpiadas de la antigüedad)

¿Orígenes antiguos?

Primero, los hechos: hubo un griego llamado Fidípides o Filípides que trabajó como mensajero durante la guerra contra los persas en el año 490 a.C. Según el historiador Heródoto, el mensajero realizó una carrera épica. Pero Filípides no anunciaba la victoria en la batalla de Maratón, sino que intentaba reunir tropas para hacer retroceder a los persas. Heródoto escribe que el mensajero recorrió la increíble distancia de 246 kilómetros entre Atenas y Esparta en 36 horas.

 

¿Se desplomó realmente un mensajero griego y murió de agotamiento inmediatamente después de correr a Atenas para anunciar la derrota de los invasores persas en la batalla de Maratón? Esta estatua representa esa escena, pero los relatos históricos son mucho menos seguros.

Fotografía de Charles Nègre via The MET Gilman Collection, Purchase, Harriette and Noel Levine Gift, 2005

Funcionó y los atenienses vencieron a los persas. Pero a pesar de su increíble hazaña atlética, no consta que Feidípides diera la noticia de la victoria ni que muriera después. En cambio, las fuentes discrepan sobre si el nombre del mensajero que lo hizo era Tersippos o Eukles. En el año 347 d.C., Plutarco escribió que "la mayoría dice que fue Eukles, quien, corriendo con su armadura caliente desde la batalla... sólo pudo decir "¡Sed felices! Hemos vencido' e inmediatamente expiró".

La leyenda de Feidípides anunciando la victoria en Maratón parece haberse originado más de 1000 años después, en el siglo XIX, cuando Robert Browning escribió un poema popular en el que el mensajero corría a Atenas, declaraba "¡Alégrense, hemos vencido!" y moría.

Sin embargo, ninguno de estos hombres inspiró una carrera en los antiguos Juegos Olímpicos. Aunque esas competiciones sí incluían carreras a pie, cubrían distancias más cortas que se medían por el stadion, un incremento determinado por la longitud del estadio ateniense. La carrera más larga apenas llegaba a los 24 stadion, es decir, unos 4,5 kilómetros (aunque eso no significa que fuera fácil: los historiadores señalan que, al menos en una competición, los corredores iban ataviados con armaduras de 27 kilos).

(Relacionado: ¿Quién fue Alejandro Magno?)

Los verdaderos orígenes del maratón

¿Cómo adquirió el maratón su nombre y su distancia? Los corredores pueden agradecérselo al lingüista y clasicista francés Michel Bréal.

En la década de 1890, Bréal participó en el congreso fundacional del Comité Olímpico Internacional (COI), que propuso una serie de competiciones internacionales inspiradas en los juegos antiguos que rotarían entre los países cada cuatro años. Grecia llevaba años organizando sus propias Olimpiadas resucitadas, pero el COI quería formalizarlas como una competición entre naciones.

Las carreras a pie (representadas en este jarrón por el artista Euphiletos Painter) fueron una de las primeras pruebas conocidas de los antiguos Juegos Olímpicos griegos. Pero probablemente no eran tan largas como el maratón moderno.

Fotografía de Rogers Fund, 1914 via The Met

Bréal sugirió que uno de los eventos fuera una carrera a pie de Maratón a Pnyx, donde los antiguos atenienses celebraban sus asambleas más populares, una distancia de 40 kilómetros. "A ver si podemos organizar una carrera de Maratón a Pnyx", escribió. "Tendrá un sabor antiguo".

A los organizadores les entusiasmó la idea, y en los Juegos de Verano de 1896 en Atenas, el atleta griego Spiridon Louis ganó la carrera. Fue una victoria para Grecia y para el alcohol, que Louis bebió para superar la agotadora carrera, durante la cual se desmayó al menos una vez.

Sólo en 1908 se amplió la carrera a 42 kilómetros, en deferencia a la familia real británica. Los Juegos Olímpicos se celebraron en Londres ese año, y el kilometraje se alargó "arbitrariamente" para que el Rey Eduardo VII y la Reina Alexandra pudieran ver fácilmente la línea de meta desde el palco real.

El corredor estadounidense y medallista de oro John Hayes recorre Londres en los Juegos Olímpicos de 1908. Este fue el primer año en que las maratones se ampliaron a 26,2 millas (42,16 kilómetros).

Fotografía de PA Images Archive via Getty Images

El aparente ganador de esa maratón más larga, el pastelero italiano Dorando Pietri, sufrió cinco caídas por agotamiento durante la carrera, y su victoria fue impugnada debido a la asistencia que recibió de los funcionarios en el campo, que temían que pudiera morir en presencia de la realeza. En su lugar, el segundo clasificado, el corredor estadounidense John Hayes, fue declarado vencedor. El brutal final hizo a ambos hombres tremendamente populares, y desde entonces la carrera es de 42 kilómetros.

Desde entonces, las maratones no han hecho más que crecer en popularidad. La primera maratón de España se celebró en 1910, en el barcelonés Parque de Sports. A día de hoy se celebran decenas de carreras en nuestro país, en los últimos años Valencia ha ganado en popularidad y en 2022 fue la maratón con mayor número de corredores que llegaron a la meta seguida de Sevilla, Madrid y Barcelona.

Las mujeres, excluidas de la mayoría de las maratones hasta la década de 1970, destacan ahora en sus propias pruebas, al igual que las personas con discapacidad. Mientras tanto, las ultramaratones y otras carreras han ido ganando popularidad a medida que el deporte del atletismo avanzaba... y avanzaba... y avanzaba. Puede que no tenga sus raíces en la muerte de un mensajero, pero la carrera de maratón no perderá el ritmo a corto plazo.

La antigua Grecia 101
Del arte a la política, la antigua Grecia dejó una huella considerable en la historia mundial. Te enseñamos por qué los dioses griegos y romanos son tan similares, cómo consiguió su nombre el alfabeto y cómo el legado de la antigua Grecia ha evolucionado durante miles de años.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved