Las pirámides de Guiza se construyeron para durar una eternidad, pero ¿cómo?

Cómo se construyeron las pirámides de Guiza es uno de los mayores misterios de Egipto. Pero los arqueólogos saben quién las construyó y lo qué hay en su interior.

Por Brian Handwerk
Original skyscrapers

Las tres famosas pirámides de Guiza y sus elaborados complejos funerarios se erigieron durante un frenético período de construcción, entre el 2550 y el 2490 a.C. aproximadamente. Las pirámides fueron construidas por los faraones Keops (la más alta), Kefrén (al fondo) y Micerino (al frente). 

Fotografía de Cordon Press

La construcción de las pirámides de Guiza ha logrado su objetivo: perdurar una eternidad. Las monumentales tumbas son reliquias de la época del Reino Antiguo de Egipto y se construyeron hace unos 4500 años. 

Los faraones egipcios esperaban convertirse en dioses en la otra vida. Con el fin de prepararse para el otro mundo erigieron templos a los dioses y enormes tumbas piramidales para ellos mismos, llenas de todo cuanto cada gobernante necesitaría para guiarse y mantenerse en el más allá. 

(Relacionado: Desentrañando los secretos de las pirámides de Guiza con rayos cósmicos)

¿Quién construyó las Pirámides de Guiza?

El faraón Keops (Jufu en egipcio antiguo) inició el proyecto de la primera pirámide de Guiza, hacia el año 2550 a.C. Su Gran Pirámide es la mayor de Guiza y originalmente se elevaba 147 metros sobre la meseta; ahora es un poco más baja, ya que sus lisas piedras de revestimiento desaparecieron hace tiempo.. Se calcula que sus 2,3 millones de bloques de piedra pesan entre 2,5 y 15 toneladas cada uno. 

El hijo de Keops, el faraón Kefrén (Jafre, en egipcio antiguo), construyó la segunda pirámide de Guiza hacia el año 2520 a.C. Su necrópolis, destaca en el paisaje porque también incluye la Esfinge, un misterioso monumento de piedra caliza con cuerpo de león y cabeza de faraón. La Esfinge, que antes del siglo XIX pasó miles de años enterrada en la arena con sólo su cabeza visible, podría ser el centinela del complejo funerario del faraón, aunque no hay pruebas definitivas de que él la construyera. 

La tercera de las Pirámides de Guiza es considerablemente más pequeña que las dos primeras: mide menos de la mitad de su altura, unos 66 metros. Construida por Menkaure, hijo de Jafre, hacia el año 2490 a.C., el complejo piramidal incluye dos templos separados conectados por una larga calzada y tres pirámides de reinas individuales. Las cámaras de Menkaure incluyen una decoración de nichos única en Guiza y un techo abovedado en su cámara funeraria. El elaborado sarcófago del faraón se perdió en el mar cerca de Gibraltar en 1838.

(Relacionado: ¿Quién fue Tutankamón?)

¿Cómo se construyeron las pirámides?

Las antiguas proezas de ingeniería de Guiza son tan impresionantes que ni siquiera hoy en día los científicos e ingenieros pueden estar seguros de cómo se construyeron exactamente las pirámides. Sin embargo, han aprendido mucho sobre las personas que las hicieron posibles y el poder político necesario para hacerlo realidad.

Los constructores eran trabajadores egipcios cualificados que vivían en una ciudad temporal cercana que se extendía por unas siete hectáreas. Los restos de panaderías y montones de huesos de animales demuestran que estaban muy bien alimentados para su trabajo. Las excavaciones arqueológicas en el fascinante yacimiento han revelado una comunidad muy organizada, rica en recursos, que debió de estar respaldada por una fuerte autoridad central.

Los yacimientos arqueológicos de todo Egipto y los registros escritos en antiguos papiros muestran que los barqueros utilizaban el Nilo y una red de vías fluviales artificiales para llevar materiales a la meseta de Gizeh, como granito de las canteras de Asuán, herramientas de corte de cobre de la península del Sinaí y madera del Líbano. Para mantener a los trabajadores, también llevaban ganado de las granjas cercanas al delta del Nilo.

Es probable que las comunidades de todo Egipto aportaran trabajadores, así como alimentos y otros artículos de primera necesidad, para lo que se convirtió en cierto modo en un proyecto nacional destinado a mostrar la riqueza y el control de los antiguos faraones. 

Científicos e ingenieros siguen debatiendo cómo se construyeron exactamente las pirámides. En general, se cree que los egipcios trasladaban enormes bloques de piedra a las alturas a lo largo de grandes rampas, engrasadas con agua o arcilla húmeda, utilizando un sistema de trineos, cuerdas, rodillos y palancas. Algunos sugieren que las rampas exteriores zigzagueaban o giraban en espiral alrededor de cada pirámide, mientras que una teoría más controvertida sugiere que se utilizaban rampas internas.

Estos secretos de la construcción de las pirámides pueden estar bajo la superficie. Tal vez, a medida que la futura tecnología de la imagen revele la disposición de los bloques en el interior, esta nos proporcione un plano de cómo los constructores egipcios crearon estos monumentos atemporales.

Los familiares del faraón, como Nefertiabet, la hija de Keops -representada en este relieve hallado en su tumba de Guiza- fueron enterrados junto a la pirámide del soberano. 

Fotografía de Werner Forman, GTRES

Preservar el pasado 

Si las pirámides ayudaron a construir el antiguo Egipto, también lo preservaron. Guiza nos permite explorar un mundo desaparecido hace mucho tiempo. 

"Mucha gente piensa que el yacimiento no es más que un cementerio en el sentido moderno, pero es mucho más que eso", dice el egiptólogo del Museo de Bellas Artes de Boston y la Universidad de Tufts (Estados Unidos), Peter Der Manuelian. "En estas tumbas decoradas hay escenas maravillosas de todos los aspectos de la vida en el antiguo Egipto, así que no se trata únicamente de cómo morían los egipcios, sino de cómo vivían". 

El arte funerario incluye representaciones de antiguos agricultores trabajando en sus campos y atendiendo el ganado, la pesca y la caza de aves, la carpintería, los trajes, los rituales religiosos y las prácticas funerarias. 

Las inscripciones y los textos también permiten investigar la gramática y el idioma egipcios. "De casi cualquier tema que se quiera estudiar sobre la civilización faraónica hay constancia en las paredes de las tumbas de Guiza", afirma Der Manuelian. 

Muchos de estos recursos únicos son de libre acceso para todos en el Proyecto Guiza, una enorme colección de fotografías, planos, dibujos, manuscritos, registros de objetos y diarios de expediciones de las principales instituciones del mundo, reunidos en un increíble repositorio en línea de material relacionado con Guiza.

Esta colección conserva pinturas e inscripciones que ya se han desvanecido, captura artefactos que se han perdido o destruido y desvela tumbas no accesibles al público.

Y aunque nada podrá replicar la experiencia de una visita personal a Guiza, las reconstrucciones de GUIZA 3D pueden ser lo más parecido. Los visitantes virtuales de cualquier parte del mundo pueden recorrer las maravillas de la meseta y realizar visitas guiadas a pirámides, templos e incluso tumbas.

¿Qué seguimos descubriendo sobre las pirámides?

Las pirámides de Guiza aún guardan muchos secretos. Y aunque la comunidad científica sigue haciendo nuevos descubrimientos, muchos de ellos también plantean nuevas preguntas.

El proyecto ScanPyramids, un equipo internacional bajo la autoridad del Ministerio de Antigüedades de Egipto, lleva desde 2015 utilizando tecnología moderna para ahondar en el interior de las pirámides sin poner un pie dentro. Los avances en la física de partículas de alta energía les han permitido utilizar rayos cósmicos para descubrir varios espacios vacíos que habían permanecido ocultos durante 4500 años, incluido un vacío que rivaliza con el tamaño de la Gran Galería de la pirámide y otro pasadizo, bautizado como el Corredor de la Cara Norte, hacia la Pirámide de Khufu.

No está claro si hay algo dentro de estos espacios, pero la mayoría de los expertos creen que no tienen ningún significado ritual. En su lugar, es probable que se utilizaran durante la construcción, un sistema cuidadosamente diseñado para distribuir el peso y la tensión de estas estructuras icónicas que definitivamente han resistido la prueba del tiempo.

El antiguo Egipto 101
La civilización del antiguo Egipto, famosa por sus pirámides, faraones, momias y tumbas, fue próspera durante miles de años. Pero ¿cuál fue su huella a largo plazo? Así contribuyó el antiguo Egipto a la sociedad con su evolución cultural, especialmente en lengua y matemáticas.

Si quieres saber más sobre Egipto y sus tesoros ocultos, no te pierdas ‘Tesoros perdidos de Egipto’.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved