Medio Ambiente

El plástico prolifera en la fosa oceánica más profunda del mundo

Se ha descubierto otra bolsa en la remota fosa de las Marianas durante la reciente inmersión de un submarino.viernes, 18 de mayo de 2018

Por Sarah Gibbens - National Geographic
Una bolsa de plástico flota en la bahía de Manila, Filipinas.
Esta historia forma parte de ¿Planeta o plástico?, una iniciativa plurianual para crear conciencia sobre la crisis global de desechos plásticos.  Ayúdanos a evitar que mil millones de objetos de plástico de un solo uso lleguen al mar para finales de 2020. Elige al planeta. Comprométete en www.planetaoplastico.es

Una vez más, el plástico ha demostrado que está en todos los rincones del mar. Durante una inmersión al fondo de la fosa de las Marianas que supuestamente alcanzó los 10.926 metros, el empresario de Dallas Victor Vescovo dice haber encontrado una bolsa de plástico. Y ni siquiera es la primera vez, sino la tercera en que se documenta la presencia de plástico en la parte del océano más profunda explorada hasta la fecha.

Vescovo hizo la inmersión en un submarino el 28 de abril como parte de su expedición "Five Deeps", en la que viajará a los puntos más profundos de cada océano terrestre. Durante las cuatro horas que pasó Vescovo en el fondo de la fosa de las Marianas, observó varias criaturas marinas —una de las cuales podría ser una nueva especie—, una bolsa de plástico y envoltorios de golosinas.

Pocas personas han alcanzado profundidades tan extremas. El ingeniero suizo Jacques Piccard y el teniente de la Armada estadounidense Don Walsh fueron los primeros en 1960. Más adelante, el explorador de National Geographic y director James Cameron se sumergió hasta las profundidades en 2012. Cameron registró 10.907 metros en su inmersión, solo 19 metros de diferencia con la supuesta inmersión de Vescovo.

A diferencia de los humanos, el plástico parece descender con facilidad. A principios de este año, un estudio analizó anfípodos de seis fosas abisales, la de las Marianas incluida, y determinó que todos ingerían microplásticos.

Plástico en las profundidades

Un estudio de octubre de 2018 reveló la que todavía es la bolsa de plástico —del tipo que se da en las tiendas de alimentación— hallada a más profundidad, a casi 10.900 metros en la fosa de las Marianas. Los científicos la descubrieron en la base de datos de desechos marinos, un conjunto de fotografías y vídeos obtenidos en 5.010 inmersiones en los últimos 30 años que se hizo pública hace poco.

De los desechos clasificables registrados en la base de datos, el plástico era el más frecuente, y las bolsas de plástico en particular eran la mayor fuente de desechos plásticos. Otros desechos procedían de materiales como la goma, el metal, la madera y los trapos, y algunos todavía tienen que clasificarse.

La mayoría del plástico —un impresionante 89 por ciento— era el tipo de plástico que se usa una vez y se tira, como botellas de agua o cubiertos desechables.

Aunque la fosa de las Marianas puede parecer un agujero oscuro y sin vida, alberga más vida de la que podrías pensar. El buque Okeanos Explorer de la NOAA registró las profundidades de la región en 2016 y descubrió diversas formas de vida, entre ellas especies de coral, medusas y pulpos. El reciente estudio también determinó que el 17 por ciento de las imágenes de plástico registradas en la base de datos mostraban interacciones de algún tipo con la vida marina, como animales que se quedaban atrapados en los restos.

¿De dónde procede el plástico?

Los plásticos de un solo uso están prácticamente por todas partes y tardan cientos de años o más en descomponerse una vez en la naturaleza. Según un estudio de febrero de 2017, la fosa de las Marianas tiene mayores niveles de contaminación general en ciertas regiones que algunos de los ríos más contaminados de China. Los autores del estudio tenían la teoría de que los contaminantes químicos en la fosa podrían proceder en parte de la descomposición del plástico en la columna de agua.

Galería relacionada: Fuentes hidrotermales pobladas de vida marina

ver galería

Aunque el plástico puede entrar directamente en el océano, arrastrado por el viento desde una playa o tirado desde un barco, un estudio publicado en 2017 determinó que la mayoría llega al mar desde 10 ríos que atraviesan regiones muy contaminadas.

Los aparejos de pesca abandonados también son una de las principales fuentes de contaminación por plástico, y un estudio publicado en marzo de 2018 determinó que ese material componía la mayor parte de la isla de basura del Pacífico, del tamaño de Texas, que se extiende entre Hawái y California.

Aunque el océano contiene claramente mucho más plástico que una sola bolsa, el objeto supone una metáfora de la indiferencia y un ejemplo de lo profundo que puede ser el impacto humano en el planeta.

Este artículo se publicó originalmente en mayo de 2018. Se ha actualizado para incluir el descubrimiento de otra bolsa de plástico en la fosa de las Marianas.
Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo