Medio Ambiente

Seguimos las nuevas acciones contra la contaminación por plástico

El mundo ha abierto los ojos ante la crisis del plástico oceánico. Nosotros seguiremos los avances y soluciones conforme vayan ocurriendo.jueves, 12 de julio de 2018

Por Brian Clark Howard
Botellas de plástico llenan la fuente de Cibeles en Madrid durante una exposición que llama la atención sobre el impacto medioambiental de los plásticos desechables.
Botellas de plástico llenan la fuente de Cibeles en Madrid durante una exposición que llama la atención sobre el impacto medioambiental de los plásticos desechables.
Esta historia forma parte de ¿Planeta o plástico?, una iniciativa plurianual para crear conciencia sobre la crisis global de desechos plásticos. Ayúdanos a evitar que mil millones de objetos de plástico de un solo uso lleguen al mar para finales de 2020. Elige al planeta. Comprométete en www.planetaoplastico.es.

El mundo tiene un problema de contaminación por plástico que se está multiplicando, pero también lo hacen la conciencia y la acción públicas.

Se estima que, cada año, más de 8 millones de toneladas de desechos plásticos llegan a los océanos del planeta desde las regiones costeras. Es el equivalente a casi 15 bolsas de plástico amontonadas en cada metro de costa del mundo. Todo ese plástico está afectando a las criaturas que viven en el océano: arrecifes de coral asfixiados entre bolsas, tortugas que se atragantan con pajitas, o ballenas y aves marinas que se mueren de hambre porque sus estómagos están tan llenos de fragmentos de plástico que no les cabe comida real.

Nuevas investigaciones sobre el impacto a largo plazo de los fragmentos más diminutos de plástico en la cadena trófica marina aparecen a buen ritmo, planteando preguntas sobre cómo podría afectar en última instancia a la salud humana y la seguridad alimenticia.

Casi el 40 por ciento de todo el plástico producido se usa en envases, y gran parte de ellos se utilizan una sola vez y, a continuación, se tiran. Se recicla menos de una quinta parte de todo el plástico, aunque muchos países y empresas tratan de aplicar soluciones innovadoras para aumentar esa cifra.

La revista National Geographic dedicó una edición especial al plástico en junio de 2018 y, desde entonces, el número ha recibido más atención de los medios, el público y los políticos de todo el mundo. Aquí seguiremos algunos de los avances sobre este importante problema. Actualizaremos este artículo periódicamente conforme aparezcan nuevas soluciones.

Canadá prohibirá los plásticos de un solo uso para 2021

10 de junio de 2019

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció el lunes que, además de prohibir los plásticos de un solo uso, su gobierno tomará otras medidas no especificadas para reducir la contaminación por plástico.

Trudeau no especificó qué productos se prohibirán, pero declaró que entre los candidatos probables figuran las bolsas de plástico, las pajitas, los cubiertos, los platos y los palitos para revolver, «con el apoyo de pruebas científicas y justificación».

«Todos habrán oído las historias y visto las fotografías», afirmó. «La verdad es que, como padre, me cuesta explicárselo a mis hijos. ¿Cómo se explican las ballenas muertas que aparecen varadas en playas de todo el mundo con los estómagos llenos de bolsas de plástico? ¿Cómo les digo que, contra todo pronóstico, hemos encontrado plástico en el punto más profundo del Pacífico?».

Canadá, que tiene 243.041 kilómetros de costa —la más larga del mundo— y un cuarto del agua dulce del planeta, se suma a una lista creciente de países que toma medidas para reducir el uso de plásticos desechables. Más de 60 países han tomado medidas para reducir los plásticos de un solo uso imponiendo vetos o impuestos, según un informe de Naciones Unidas publicado el año pasado. En marzo, el Parlamento Europeo votó a favor de prohibir los 10 artículos de plástico más frecuentes en las playas europeas para 2021. La decisión de la UE también exige que se recicle el 90 por ciento de las botellas de plástico para 2025. Los estados miembros deberán resolver los detalles de los vetos antes de la fecha límite de 2021.

El primer ministro indio, Narendra Modi, que fue reelegido el mes pasado para un segundo mandato de cinco años, declaró en 2018 que la India eliminaría todos los plásticos de un solo uso para 2022, un plan ambicioso para el segundo país más poblado del mundo.

Trudeau anunció la decisión en la reserva natural de Gault, a las afueras de Montreal. Explicó que Canadá recicla menos del 10 por ciento de sus plásticos desechables y, para 2030, habrá tirado plásticos desechables por valor de 11.000 millones de dólares si la situación no cambia.

Declaró que el gobierno federal colaborará con las provincias y los territorios para introducir estándares y objetivos para los fabricantes y vendedores de plásticos, para que se responsabilicen de los residuos plásticos. Trudeau afirmó que también apoya los esfuerzos de la ministra del Medio Ambiente para crear una estrategia nacional de cero residuos plásticos.

«Será un gran paso, pero sabemos que podremos lograrlo para 2021», afirmó Trudeau.

Perú restringe los plásticos de un solo uso

17 de enero de 2019

Ya no se permitirá que los visitantes de las 76 áreas protegidas culturales y naturales, de Machu Picchu a Huacarán, o de los museos nacionales lleven plásticos de un solo uso. Esta prohibición acaba de entrar en vigor y fue anunciada mediante un Decreto Supremo por la ministra del Ambiente de Perú, Fabiola Muñoz, y firmada por el presidente Martín Vizcarra en noviembre.

El decreto determina que su meta consistirá en remplazar los plásticos de un solo uso con «plástico reutilizable, biodegradable u otros cuya degradación no genere contaminación por microplásticos o sustancias peligrosas».

En la mundialmente famosa Machu Picchu, los turistas producen una media de 14 toneladas de residuos sólidos al día, y gran parte son botellas de plástico y otros envases de un solo uso.

En diciembre, el Congreso peruano también aprobó una ley para eliminar gradualmente las bolsas de plástico de un solo uso en todo el país en los próximos tres años. Según el Ministerio del Ambiente de Perú, el país emplea 947.000 toneladas de plástico al año, de las cuales se tira el 75 por ciento y se recicla solo el 0,3 por ciento.

San Diego prohíbe los recipientes de comida y bebida hechos de poliestireno extruido

11 de enero de 2019

San Diego se ha sumado a un número creciente de ciudades que prohíben recipientes hechos de poliestireno, también conocido como Styrofoam (la marca registrada de poliestireno extruido de Dow Chemical). La prohibición incluye recipientes de comida y bebida, cartones de huevos, neveras portátiles, juguetes para piscinas, boyas de amarre y marcadores de navegación. Esta ciudad oceánica es la más grande de California que ha prohibido el poliestireno.

La popularidad del poliestireno como recipiente se debe a su bajo coste, fuerza, capacidad de aislamiento y flotabilidad. Estas propiedades también lo convierten en una lacra entre los residuos plásticos, ya que se descompone fácilmente en partículas diminutas que suelen ser transportadas por el viento y que son difíciles de limpiar. Además, las plantas de reciclaje suelen rechazarlo porque es demasiado complicado reciclarlo.

El ayuntamiento de San Diego votó el 8 de enero para aprobar este veto, pese a las objeciones de los propietarios de restaurantes pequeños, que se quejaron de que los costes de usar recipientes degradables, como de cartón o de papel compostable, podrían duplicarse. El ayuntamiento aprobó la prohibición por primera vez en octubre, durante un periodo de prueba. El voto de esta semana convirtió la prohibición en algo permanente.

Comienza la prohibición de las pajitas de plástico en Washington D.C.

1 de enero de 2019

A partir del 1 de enero, un propósito de Año Nuevo, usar menos plástico, ya no es opcional para los restaurantes y otros negocios del sector servicios en Washington D.C. Para julio, se empezará a multar a los negocios del distrito si continúan ofreciendo pajitas de plástico.

Varios negocios locales han empezado a usar pajitas reutilizables y lavables o pajitas desechables hechas de papel o paja.

La legislación pretende reducir el impacto de las pajitas de plástico. Se encontraron más de 4.000 en una reciente limpieza del río Anacostia en D.C. Las pajitas dañan a la fauna silvestre y son difíciles de reciclar, por lo que suelen acabar como desechos. Suponen solo una fracción diminuta del problema total de la contaminación marina por plástico, de ahí que muchas voces críticas las tachen de distracción, mientras que otros dicen que son un paso inicial sencillo.

Declaran estadística del año un dato relacionado con el plástico

20 de diciembre de 2018

Esta semana, la Royal Statistical Society de Gran Bretaña anunció su estadística del año. Es 90,5%, la cantidad estimada de residuos plásticos que no se han reciclado. Esta estimación era de unos 6.300 millones de toneladas métricas, y los científicos calcularon que en torno al 12 por ciento del total de los desechos plásticos se han incinerado, mientras que casi el 79 por ciento ha llegado a vertederos o se ha convertido en desperdicios.

Este dato procede de un estudio publicado en Science Advances, «Production, Use, and Fate of all plastics ever made» por los científicos Roland Geyer, Jenna Jambeck (investigadora de contaminación por plástico de la National Geographic Society) y Kara Lavender Law.

«Todos sabíamos que se ha producido un aumento extremo de la producción de plástico desde 1950 hasta ahora, pero cuantificar el número acumulativo de todo el plástico fabricado hasta la fecha fue asombroso», contó Jambeck, ingeniera medioambiental de la Universidad de Georgia especializada en el estudio de los residuos plásticos en los océanos, a National Geographic.

«Agradezco que la Royal Statistical Society haya reconocido el impacto de esta estadística y, aunque resulta preocupante, me complace que ayude a crear conciencia sobre los problemas de la gestión de residuos plásticos que veo sobre el terreno por todo el mundo», dijo Jambeck en diciembre.

«Resulta muy preocupante que una proporción tan enorme de residuos plásticos no se haya reciclado», declaró Sir David Spiegelhalter, presidente de la Royal Statistical Society, en un comunicado en el que anunció el dato ganador. «Esta estadística contribuye a mostrar la escala del reto al que todos nos enfrentamos».

«Single-use» («de un solo uso») nombrada palabra del año

7 de noviembre de 2018

El Diccionario Collins ha nombrado «single-use» su palabra del año en 2018 y ha citado la cuadruplicación de su uso desde 2013. El término significa «hecho para ser usado una sola vez» y se refiere a «artículos cuya proliferación descontrolada es la culpable de dañar el medio ambiente y afectar a la cadena trófica», según un comunicado de prensa de la editorial del diccionario.

Este término se asocia habitualmente a la crisis de contaminación por plástico. Casi el 40 por ciento del plástico producido se emplea en envasado y gran parte se usa una sola vez y se tira.

Numerosas iniciativas para reducir la crisis de desechos plásticos están atacando los plásticos de un solo uso con el objetivo de fomentar artículos más duraderos y reutilizables.

En España, la Fundéu BBVA (Fundación del Español Urgente) declaró «microplástico» palabra del año 2018, que se refiere a «pequeños fragmentos de plástico (menores de cinco milímetros) que o bien se fabricaron ya con ese tamaño […], o bien se han fragmentado de un plástico mayor». Según un comunicado de la Fundación en su página web, se trata de «un término que pone el acento en la toma de conciencia en torno a uno de los grandes problemas medioambientales a los que se enfrenta la humanidad».

Los acuarios se alían en «No Straw November» («noviembre sin pajitas»)

1 de noviembre de 2018

Noviembre es el mes de no afeitarse y, ahora, gracias a una nueva campaña de conservación, es el mes de no utilizar pajitas.

La campaña, denominada «No Straw November», es una iniciativa para eliminar el plástico de un solo uso. Está liderada por la Aquarium Conservation Partnership (ACP), de la que forman parte 22 acuarios de 17 estados estadounidenses diferentes. Han instado a 500 empresas a comprometerse a servir pajitas de plástico solo si el cliente se las pide. La ACP ya ha colaborado con grandes empresas como United Airlines, los White Sox de Chicago y los hospitales de Dignity Health.

Esperan que estas 500 empresas se hayan comprometido para el Día de la Tierra, el 20 de abril de 2019.

La campaña No Straw November también presiona a las ciudades y gobiernos regionales para que aprueben ordenanzas que insten a los negocios a usar menos pajitas. También se ha pedido a los particulares que firmen un compromiso en Internet para limitar su uso personal de plásticos de un solo uso. Las iniciativas forman parte de lo que ACP ha denominado un #FirstStep (primer paso) conjunto para lograr cursos de agua sin plástico.

Se han compartido imágenes de animales marinos envueltos en plástico o con artículos como pajitas en la nariz para crear conciencia entre el público. Los acuarios han liderado la eliminación gradual del plástico en sus propias instalaciones.

En una entrevista sobre las pajitas de plástico con National Geographic a principios de año, David Rhodes, director comercial global del fabricante de pajitas de papel Aardvark Straws, dijo que unos de los primeros clientes de Aardvark fueron zoos, acuarios y cruceros que pretendían dar a sus consumidores una imagen responsable con el medio ambiente.

La ACP sostiene que sus iniciativas para reducir la dependencia del plástico ya han eliminado la necesidad de cinco millones de pajitas en el último año.

A principios de esta semana, la ACP, en colaboración con la ONU y la Comisión Europea, anunció sus planes de crear una coalición global de 200 acuarios que hagan campaña contra el plástico.

250 grupos participan en una alianza mundial contra el plástico

29 de octubre de 2018

250 organizaciones responsables del 20 por ciento de los recipientes de plástico producidos en todo el mundo se han comprometido a reducir los residuos y la contaminación.

La iniciativa se denomina New Plastics Economy Global Commitment e incluye integrantes variados, como la ciudad de Austin, la empresa de ropa H&M, Unilever, PepsiCo, L’Oreal, Nestle y Coca-Cola.

Este compromiso global promociona una serie de alianzas de alto nivel. Es una colaboración con las Naciones Unidas liderada por la Ellen MacArthur Foundation. Entre otros socios se encuentran el World Wide Fund for Nature, el Foro Económico Mundial, el Consumer Goods Forum y 40 instituciones académicas.

En última instancia, su labor consiste en promover una economía circular para el plástico, un concepto que implica reutilizar el plástico en lugar de abandonarlo en un vertedero. Este cambio exigiría construir o mejorar las plantas de recogida y procesado. Cinco empresas de capital de riesgo han prometido destinar 200 millones de dólares a la iniciativa.

Reciclar artículos usados para elaborar productos nuevos es uno de los tres objetivos que establece la alianza. Las empresas que se han unido al compromiso también deben eliminar gradualmente los recipientes de plástico de un solo uso y garantizar que se reutilice, se recicle o se composte para el 2025.

«Aunque los elementos del EMF Global Commitment van en la dirección adecuada, el problema es que las empresas cuentan con la flexibilidad de seguir priorizando el reciclaje por encima de la reducción y la reutilización», explicó Ahmad Ashov, de Greenpeace Indonesia, en un comunicado de prensa. «No se exige a las empresas que establezcan objetivos reales para reducir la cantidad total de plásticos de un solo uso que producen».

Cada 18 meses, se revisarán los objetivos y las empresas que participen deberán publicar datos sobre su progreso cada año. Los gobiernos que se unan al compromiso han prometido crear políticas que ayuden a sustentar una economía circular.

El Parlamento Europeo aprueba la prohibición de plásticos de un solo uso

26 de octubre de 2018

El Parlamento Europeo aprobó por 571 votos a 53 una medida para retirar plásticos de un solo uso en el continente. El proyecto de ley todavía debe ser aprobado mediante medidas adicionales antes de entrar en vigor, pero los observadores afirman que hay muchas posibilidades y podría empezar a aplicarse en 2021.

El proyecto de ley, que cita la necesidad de proteger el océano de la avalancha de la contaminación por plástico, exige una prohibición europea de los cubiertos y platos de plástico, los bastoncillos de algodón, las pajitas, los revolvedores de bebidas y los palos para globos, así como reducciones de otros tipos de plásticos de un solo uso, como envases de comida y bebida.

Este proyecto se propuso en mayo. Reino Unido tiene una iniciativa similar en marcha.

La lista de objetos de plástico se ha seleccionado detenidamente para incluir objetos que ya cuenten con alternativas, según sostienen sus partidarios. Los objetos con menos alternativas disponibles, como los filtros para cigarrillos, serán objeto de reducciones.

El parlamentario belga Frédérique Ries, que propuso el proyecto de ley, lo describió como «una victoria para nuestros océanos, para el medio ambiente y para las generaciones futuras», según la BBC.

American Airlines reduce el plástico de sus

19 de octubre de 2018

Tras anunciar este verano que prohibirían pajitas y revolvedores de plástico en sus vuelos, American Airlines ha declarado que eliminará el plástico de un solo uso en sus salas VIP.

La aerolínea tiene estas salas por todo el mundo. Un representante de la empresa afirmó que las salas no servirían bebidas con pajita y que no usarían cubertería de plástico. Tampoco se servirán botellas de agua de plástico y se dará a los clientes con comida para llevar bolsas reutilizables.

Ya se están aplicando los cambios de las salas VIP y las pajitas a bordo de los vuelos se eliminarán para el 1 de noviembre. Las pajitas estarán disponibles para quienquiera que las solicite y los revolvedores de plástico se remplazarán con revolvedores de bambú.

En total, la empresa calcula que sus cambios eliminarán más de 32.000 kilogramos de residuos plásticos al año.

Las empresas de servicios de comidas eliminarán los plásticos de un solo uso

18 de octubre de 2018

Unas 13.000 escuelas, centros de trabajo y locales dejarán de usar bolsas de plástico y palitos para revolver para el año 2019, gracias a una nueva medida de sostenibilidad de la empresa de servicios de comida Sodexo.

La empresa suministra comidas de cafetería y desgravaciones a muchos clientes como estos. Entre ellos se encuentra la sede de Washington D.C. de National Geographic, donde se ofrecen utensilios compostables y menús a base de vegetales.

Sodexo sigue los pasos de otros gigantes de los servicios de comidas, Aramark y Bon Appétit Management, que anunciaron medidas de sostenibilidad similares en verano.

Además de bolsas y palitos para revolver, Sodexo pretende eliminar gradualmente los recipientes de espuma de poliestireno (conocida como Styrofoam) para 2025. Las pajitas de plástico, un objeto polémico, solo estarán disponibles si el cliente las solicita, algo con lo que la empresa pretende reducir su uso entre sus clientes.

La medida, según un representante de la empresa, eliminará 245 millones de objetos de un solo uso que de lo contrario se habrían utilizado en estos establecimientos.

Grupos medioambientales como Greenpeace y World Wildlife Fund aplauden la decisión y afirman que reducir el consumo es un paso fundamental para evitar que el plástico llegue a los vertederos y a los ecosistemas marinos. Estos grupos sin ánimo de lucro piden cada vez más a los servicios de comida que reduzcan los objetos hechos de plásticos de un solo uso que compran y venden a los consumidores.

«Como empresa que sirve a universidades, centros de trabajo, hospitales, escuelas, estadios y otros establecimientos, entendemos tanto el posible efecto que podemos ejercer a través de un compromiso para reducir y el beneficio real que algunos de estos productos aportan a la gente a diario», afirmó el videpresidente de responsabilidad corporativa de Sodexo, Ted Monk, en un comunicado de prensa.

El presidente Trump firma un proyecto de ley para limpiar los plásticos del océano

12 de octubre de 2018

El presidente estadounidense Donald Trump ha hecho un llamamiento a otros países, entre ellos China y Japón, por «convertir nuestros océanos en sus vertederos» cuando firmó el proyecto de ley que mejoraría las labores de limpieza de los desechos plásticos en los océanos del mundo.

«Como presidente, seguiré haciendo todo lo que pueda para impedir que otras naciones conviertan nuestros océanos en sus vertederos», declaró Trump en la ceremonia de firma en la Casa Blanca. «Por eso me complace —y mucho, debo decir— firmar esta importante legislación».

El proyecto, aprobado con el apoyo de ambos partidos, enmienda la Ley de Desechos marinos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y financiará el programa hasta finales de 2022. La ley promueve las labores de limpieza de los desechos plásticos de los océanos del mundo e insta a los negociadores comerciales federales a «presionar a los líderes de las naciones responsables de la mayor parte de desechos marinos» para que mejoren la gestión de residuos que acaban en los océanos.

Trump coincidió con el senador demócrata Sheldon Whitehouse, uno de los copromotores del proyecto de ley, en que las negociaciones comerciales con las Filipinas deberían incluir los residuos plásticos.

Trump también culpó a otros países no mencionados que «abusan de los océanos» y cuya basura flota hasta la Costa Oeste de los Estados Unidos, «creando una situación muy injusta», afirmó.

«Es increíble. Es increíble cuando te fijas», declaró Trump. «La gente no se da cuenta, pero nos inundan constantemente los desechos de otros países».

Comparativamente, las playas de los Estados Unidos son unas de las más limpias del mundo. Kamilo Beach, en Hawái, que da al giro del Pacífico donde se acumulan los restos de plásticos, es una excepción. Pero la mayor parte de los restos plásticos del mundo se acumulan en regiones costeras y en playas de países en vías de desarrollo que carecen de sistemas de recogida de basuras municipales adecuados.

Japón ha tenido durante años una de las tasas de reciclaje más altas y, a principios de este año, China dejó de comprar la basura del mundo. Estados Unidos era uno de los principales vendedores de plástico reciclado a China.

Red Lobster eliminará gradualmente las pajitas de plástico

1 de octubre de 2018

La mayor empresa de restaurantes de marisco del mundo, Red Lobster, anunció que comenzará a ofrecer pajitas de plástico solo a aquellos clientes que las pidan a partir de noviembre en sus 700 restaurantes. Para 2020, la empresa pretende ofrecer solamente alternativas más responsables con el medio ambiente.

La empresa afirma que esta medida eliminará más de 150 millones de pajitas de plástico al año, con el objetivo de reducir la contaminación marina por plástico.

«Nos enorgullece ser la primera compañía de restaurantes informales que se compromete a eliminar las pajitas de plástico de sus restaurantes», afirmó en un comunicado Kim Lopdrup, consejera delegada de Red Lobster.

Red Lobster afirma que busca alternativas a las pajitas de plástico para atender las necesidades de los clientes con discapacidades.

California aprueba un proyecto de ley que limitará el uso de pajitas en los restaurantes

20 de septiembre de 2018

California se ha convertido en el primer estado que pone en marcha una prohibición parcial de pajitas de plástico. Los restaurantes no podrán ofrecer pajitas a los consumidores. En lugar de eso, los consumidores que necesiten pajitas de plástico tendrán que pedirlas.

Los restaurantes que violen la prohibición recibirán un aviso en primer lugar, y los reincidentes serán multados con un máximo de 300 dólares.

«El plástico ha contribuido a la innovación en nuestra sociedad, pero nuestro encaprichamiento con los plásticos de un solo uso ha provocado consecuencias desastrosas. Los plásticos, en todas sus formas —pajitas, botellas, envases, bolsas, etc.—, asfixian el planeta», afirmó el gobernador de California Jerry Brown en un comunicado.

La nueva prohibición le pisa los talones a prohibiciones previas de pajitas de plástico por parte de ciudades y empresas.

Aunque algunos medioambientalistas aplauden la medida destinada a reducir los plásticos de un solo uso, las prohibiciones de pajitas de plástico se han recibido con cierta polémica.

Los legisladores republicanos de California se opusieron a la prohibición alegando que presionaría a las pequeñas empresas y haría poco para luchar contra la crisis general de contaminación por plástico. Las pajitas suponen menos del uno por ciento del plástico que acaba en el mar.

Los defensores de las personas con discapacidad también alegan que las prohibiciones de las pajitas ponen una carga injusta sobre las personas que sufren afecciones que no les permiten beber fácilmente sin pajitas. Algunas alternativas, como las de papel, se deshacen y el metal daña el interior de la boca de una persona, según dicen.

Aunque California no es la única región que ha tomado medidas para limitar el plástico de un solo uso, el estado siempre ha intentado liderar la legislación medioambiental del país, particularmente tras lo que el gobernador Brown describe como un vacío dejado por la decisión del gobierno de Trump de abandonar el Acuerdo de París.

Un enorme dispositivo de limpieza se dirige a la isla de basura del Pacífico

7 de septiembre de 2018

La campaña para deshacerse de los desechos plásticos del mundo tendrá un momento decisivo el sábado cuando una enorme estructura de recogida de basura salga de San Francisco con la misión de limpiar la isla de basura del Pacífico.

En el transcurso del próximo año, el dispositivo se someterá a las pruebas finales y se enfrentará a preguntas difíciles: ¿podrá la tecnología prevalecer sobre la naturaleza? ¿Han inventado los ingenieros de The Ocean Cleanup el primer método factible para extraer grandes cantidades de desechos plásticos del mar? ¿O será destrozado por el salvaje Pacífico, convirtiéndolo también en restos de plástico? O bien, si una tormenta no devora el dispositivo, ¿atraerá a animales marinos como delfines y tortugas que se quedarán atrapados?

«No creo que vaya a funcionar, pero espero que lo logre», afirma George Leonard, científico jefe de Ocean Conservancy. «El océano necesita toda la ayuda que podamos darle».

United Airlines prohíbe las pajitas de plástico en sus vuelos

7 de septiembre de 2018

United Airlines se ha unido a otras empresas del sector del transporte al prohibir las pajitas de plástico y los palillos de cóctel en sus vuelos. La aerolínea optará por una alternativa de bambú biodegradable a partir de noviembre.

Alaska y American Airlines prohibieron las pajitas de plástico a principios de año y algunas ciudades como Seattle han ilegalizado su utilización por completo.

Como una de las razones de optar a una forma de pajita más sostenible, United citó este dato alarmante: «Como las pajitas no se biodegradan y es casi imposible reciclarlas, es poco probable que todas las pajitas que se han utilizado hasta ahora todavía existan en nuestro planeta».

«Es un paso pequeño pero importante para contribuir a minimizar el impacto de los productos plásticos sobre el medio ambiente», declaró la empresa en un comunicado de prensa.

Carlsberg deja de utilizar los anillos de plástico de las latas

7 de septiembre de 2018

La compañía cervecera danesa Carlsberg se convertirá en el primer productor de cerveza que dejará de utilizar los anillos de plástico que se utilizan para mantener unidas las latas de cerveza y los sustituirá por pegamento reciclable, según un comunicado de prensa de la empresa.

Carlsberg también afirma que reducirá en un 76 por ciento la cantidad de plástico que emplea en sus soportes de latas.

Los envases pegados con pegamento funcionan de la siguiente manera: se coloca una gota de pegamento superfuerte y que tolera altas temperaturas en un lado de la lata, uniéndola a la siguiente. Si quieres cerveza, despegas una lata. El pegamento se reciclará junto con la lata cuando la tires al contenedor amarillo.

Carlsberg describió esta medida como «la primera en la industria cervecera a nivel mundial».

Disney prohibirá las pajitas de plástico

27 de julio de 2018

Walt Disney Company anunció que prohibirá las pajitas de plástico y las cucharillas de un solo uso en casi todos sus parques y complejos hoteleros. La política, que se aprobará a mediados de 2019, reducirá las más de 175 millones de pajitas y 13 millones de cucharillas que se emplean cada año.

Se podrán pedir pajitas de papel y, para los huéspedes con discapacidad, la empresa desarrollará opciones alternativas a las pajitas de plástico tradicionales. Disney también eliminará los vasos de poliestireno en sus parques y reducirá su dependencia de las bolsas de plástico de un solo uso. En lugar de bolsas desechables, los huéspedes tendrán la opción de comprar bolsas de la compra reutilizables.

Además, la empresa reducirá la cantidad de plástico en las habitaciones en un 80 por ciento. A lo largo de los próximos años, Disney ofrecerá artículos reutilizables en sus hoteles y cruceros. En los casos en los que no se puedan reducir los plásticos de un solo uso, Disney seguirá reciclando y eliminando debidamente los residuos.

Disney también ha puesto en marcha otras medidas de conservación. En Orlando, en el Animal Kingdom de DIsney, las pajitas de plástico y las tapas para tazas llevan prohibidas desde la inauguración del parque en 1998.

Otros parques temáticos, como SeaWorld, Busch Gardens y Sesame Place, han anunciado iniciativas para eliminar gradualmente las pajitas y otros plásticos de un solo uso.

En julio de 2018, Disney ha aprobado la compra de 21st Century Fox, sociedad matriz de National Geographic.

Un socio de National Geographic prohibirá los plásticos de un solo uso

26 de julio de 2018

El 25 de julio, Lindbald Expeditions, una empresa de cruceros de aventura que se ha asociado con National Geographic Expeditions, anunció que eliminaría el cien por cien de los plásticos de un solo uso. Ahora, botellas, vasos, pajitas y cucharillas de plástico desechables están prohibidas en los 13 barcos de su flota.

«El océano está siendo atacado en muchos frentes y su protección es tanto una misión empresarial como una pasión personal", declaró Sven Lindbald, consejero delegado de Lindbald Expeditions, en un comunicado de prensa. «La salud de nuestro planeta depende de nuestros océanos y es fundamental que cambiemos nuestra conducta respecto a los plásticos».

La empresa Lindbald es famosa por sus viajes por todo el mundo, sobre todo a lugares como Alaska y las islas Galápagos. La empresa empezó a trabajar en su objetivo de cero plásticos en 2007, cuando prohibió las botellas de agua de un solo uso en sus barcos. Para sustituirlas, proporcionó a los huéspedes botellas de acero inoxidable que pueden rellenarse en fuentes de agua filtrada en los barcos. Según un estudio de la Adventure Travel Trade Association y la ONG Travelers Against Plastic, el operador de turismo de aventura medio emplea casi 30.000 botellas de plástico de un solo uso cada año.

Aproximadamente el 80 por ciento del turismo tiene lugar cerca de zonas costeras, aumentando el riesgo de contaminación por plástico en el mar. Cuando hagas la maleta para viajar en avión, puedes usar recipientes reutilizables para llevar artículos de aseo y ponerlos en una bolsa transparente de materiales duraderos en lugar de en una bolsa de plástico. Lleva también una cantimplora reutilizable y llénala cuando puedas.

Las grandes empresas contra las pajitas de plástico

13 de julio de 2018

Las empresas minoristas, de restauración y de cara al cliente podrían tener un impacto enorme en la lucha para reducir las pajitas de plástico. Generan gran parte de la demanda de pajitas, pero estas compañías responden cada vez más a la presión de los clientes.

Starbucks es una de las últimas empresas que se ha sumado dejar de utilizar las pajitas de plástico, en este caso para finales de 2020. En lugar de beberlas con pajita, las bebidas frías se servirán en recipientes con tapas de plástico especiales. Es menos probable que dichas tapas se queden atascadas en la nariz de una tortuga y pueden ser más reciclables que las pajitas, pero la empresa ha recibido críticas porque las tapas siguen fabricándose con plástico.

McDonald's también planea dejar de utilizar las pajitas de plástico en sus restaurantes de Reino Unido e Irlanda, coincidiendo con las propuestas de Reino Unido y la Unión Europea de reducir los plásticos de un solo uso.

Hay otras empresas que han decidido reducir el plástico que utilizan: Ron Bacardí reducirá el uso de pajitas de plástico en los dos próximos años; Bon Appétit Management y Aramark pretenden reducir los plásticos de un solo uso para 2019 y 2022, respectivamente; Alaska Airlines y American Airlines empezarán a eliminar gradualmente las pajitas de plástico este verano.

Queda por ver si las empresas cumplen sus objetivos y está claro que prohibir las pajitas de plástico no va a resolver el problema de la contaminación. Los partidarios afirman que reducir el uso de pajitas es un primer paso sencillo, mientras que los detractores alegan que podría desviar la atención de problemas más importantes. En cualquier caso, retirar las pajitas de plástico se ha convertido en algo popular este verano.

Se sostiene la prohibición de las bolsas de plástico en comercios de Chile

6 de julio de 2018

El 6 de julio, el Tribunal Constitucional chileno ratificó un proyecto de ley que prohíbe el uso de bolsas de plástico en los establecimientos de venta al detalle en el país, fallando en contra de una apelación presentada por la industria de los plásticos. En junio, el Congreso chileno había aprobado unánimemente la nueva prohibición, citando preocupaciones por la contaminación por plástico en el océano y en tierra.

La Asociación de Plásticos Industriales del país había demandado para bloquear la nueva ley por motivos constitucionales. Pero el tribunal rechazó sus argumentos.

Los grandes minoristas tendrán seis meses para eliminar gradualmente las bolsas de plástico de un solo uso, mientras que los pequeños negocios tendrán hasta dos años. La prohibición se basa en una ley aprobada con el presidente anterior que instaba a la prohibición de las bolsas de plástico a lo largo de los 6.400 kilómetros de costa del país.

Al anunciar la nueva prohibición, Marcela Cubillos, ministra de Medio Ambiente de Chile, contó al New York Times que «estamos convencidos de que nuestra costa nos impone la obligación de ser líderes en la limpieza de nuestros océanos».

La prohibición de Chile es la primera nacional en las Américas. Se han aprobado prohibiciones similares en China, Kenia y Francia, entre otros países. Muchas zonas regionales y locales tienen prohibiciones en vigor u otras restricciones, como impuestos o tasas destinadas a desincentivar la utilización de bolsas de plástico de un solo uso.

Seattle: la primera ciudad estadounidense que prohíbe pajitas y cubiertos de plástico

1 de julio de 2018

Con el objetivo de reducir la cantidad de contaminación por plástico en tierra y agua, Seattle ha prohibido el uso de pajitas y cubiertos de plástico en bares y restaurantes a partir del 1 de julio.

Se está instando a los casi 5.000 restaurantes de la ciudad a que se abstengan de proporcionar pajitas o cubiertos desechables, o al menos que los cambien por alternativas de papel. Una opción menos ecológica aunque legal, según la ciudad, son las pajitas y los cubiertos de plástico compostable.

«La contaminación por plástico supera niveles de crisis en los océanos del planeta y estoy orgullosa de que Seattle dé ejemplo a toda la nación al aprobar una prohibición de pajitas de plástico», afirmó Mami Hara, directora general de servicios públicos de Seattle, en un comunicado.

Se propuso una prohibición similar en Hawái, que fue vencida por la oposición por parte de la industria. Se debaten otras prohibiciones en San Francisco, Nueva York y Washington D.C., entre otras ciudades.

Algunos defensores de las personas con discapacidad han advertido que las prohibiciones deberán tener en cuenta a las personas con necesidades especiales.

La Unión Europea, Reino Unido e India proponen prohibir artículos de plástico

28 de mayo de 2018

En un proyecto de ley publicado el 28 de mayo, la Comisión Europea propuso la prohibición de 10 objetos habituales que suponen aproximadamente el 70 por ciento de la basura en aguas europeas. Entre ellos se incluyen las pajitas de plástico, las cucharillas y los platos, entre otros.

Los estados miembros y el Parlamento Europeo deberán aprobar la normativa para que esta siga adelante. Es probable que no entre en vigor hasta dentro de unos años.

La legislación propuesta también exigiría a los países de la Unión Europea la recogida y el reciclaje del 90 por ciento de las botellas de plástico para 2025.

En abril, la primera ministra británica Theresa May anunció su intención de prohibir la venta de plásticos de un solo uso, como pajitas y bastoncillos.

Describió los residuos plásticos como «uno de los mayores retos medioambientales a los que se enfrenta el mundo» y dijo que trabajaría con el sector para desarrollar alternativas. Se estima que se tiran 8.500 millones de pajitas de plástico en Reino Unido cada año.

El 5 de junio, el primer ministro indio Narendra Modi anunció su intención de eliminar todos los plásticos de un solo uso en el país para 2022. Con una economía en rápido crecimiento y una población de 1.300 millones de habitantes, India tiene dificultades a la hora de gestionar el enorme flujo de residuos que se generan.

«Unámonos para vencer la contaminación por plástico y convirtamos este planeta en un lugar mejor para vivir», declaró Modi.

Los expertos advierten que el objetivo de Modi está muy lejos de lograrse y es probable que hicieran falta cambios importantes y grandes inversiones de la industria y del público. Los lobistas del sector ya han intentado luchar contra estas iniciativas. El estado de Maharashtra, que alberga la megaciudad de Mumbai, flexibilizó una prohibición de plásticos de un solo uso una semana después de revelar su plan este verano. El estado trabaja en una serie de exenciones para el plástico de determinado grosor, productos de determinado tamaño, instrumental médico y otros usos.

Seguir leyendo