El 70% de los ecosistemas vírgenes del planeta, en manos de cinco países

El 94% de la naturaleza virgen de todo el planeta está a merced de 20 países. Un nuevo estudio nos alerta: el tiempo para salvaguardar la biodiversidad de la Tierra se agota.Monday, November 12, 2018

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic
La sección principal del río Owyhee atraviesa el desierto de Idaho.

El futuro del 70% de los espacios naturales intactos del planeta está en manos de Rusia, Canadá, Australia, Brasil y Estados Unidos. Así lo afirma el reciente mapa publicado en la revista Nature, que muestra un 94% de las zonas vírgenes del planeta bajo la voluntad de 20 países, salvando la Antártida y los grandes océanos.

En tan solo cien años, la superficie de la Tierra utilizada para cultivar y criar ganado ha pasado de un 15% a representar hoy más de un 77%, excluyendo la Antártida. Los grandes océanos tampoco se libran: un 87% del agua salada que habita la Tierra ha sido alterada por la acción humana. Las áreas libres de pesca industrial, transporte y contaminación se prácticamente se reducen a las zonas polares.

Tan solo 16 años han hecho falta, desde 1993 hasta 2009, para convertir un territorio de naturaleza virgen de más de tres millones de kilómetros cuadrados, una superficie mayor a la que la India, en suelo para la agricultura, minería y asentamientos humanos.

El 77% de las zonas naturales terrestres y el 87% de los océanos han sido alterados a consecuencia de la acción humana. El mapa muestra las zonas vírgenes restantes, tanto terrestres como oceánicas.

Encabezado por James E. M. Watson, profesor de ciencias de la conservación en la Universidad de Queensland y director de la Iniciativa de Investigación y Ciencia en la Wildlife Conservation Society, este nuevo estudio se une a las diversas publicaciones que se alzan ya en defensa de la trascendencia de que estas zonas de naturaleza virgen puedan seguir siendo los pulmones del planeta Tierrra.

Según datos de la Organización de las Naces Unidas para la Alimentación y la Agricultura, alrededor de 10 hectáreas de bosque desaparecen cada minuto, siendo clave su papel en el cambio climático. Los bosques y sus suelos almacenan más de un billón de toneladas de carbono, el doble de la cantidad que se encuentra en la atmósfera, según diversos estudios de la FAO. Estos remanentes son los únicos capaces de amortiguar, a duras penas, el impacto de la acción humana en el planeta.

ver galería

Además de actuar como freno ante las consecuencias de la acción humana, las áreas silvestres regulan el clima y los ciclos del agua. Son también los únicos lugares donde aun pueden hallarse ecosistemas con niveles de abundancia de especies casi naturales, por lo que, tal y como afirman los autores del estudio, “actúan como áreas de referencia para los esfuerzos por volver a la vida silvestre en los paisajes terrestres y marinos degradados”.

La conservación a largo plazo de estos preciados ecosistemas intactos depende de los países que las gestionan, pero a día de hoy muy pocas se encuentran protegidas, por lo que el establecimiento de metas internacionales comunes que obliguen a la conservación de la biodiversidad más allá de las leyes y normativas locales es tan urgente como necesario.

Las decisiones que tomen los 20 países en los que se encuentra el 94% de estos territorios serán cruciales para el futuro de los ecosistemas a nivel global, incluso en las tierras más inhóspitas e impenetrables a las que no llega la acción humana directa, pero que han sido alcanzadas ya por el cambio climático.

Seguir leyendo